sábado, 1 de agosto de 2015

La Acequia cierra por vacaciones


Siempre hay una especie de pellizco cuando uno cierra la puerta de su casa. Aunque sea para irse de vacaciones. En el fondo, tras ese gesto rutinario de echar la llave no sabemos cómo nos la encontraremos a la vuelta. Ni siquiera si podremos regresar a ella, a pesar de que en esto no pensemos casi nunca.

Cierro este espacio durante el mes de agosto.

viernes, 31 de julio de 2015

Del pizarrín a la tablet. Actos conmemorativos del centenario de la escuela de Pampliega


Hasta el 20 de septiembre estará abierta la exposición que conmemora el primer centenario de la construcción del edificio de la escuela de Pampliega (Burgos). La extensión de la educación pública en España fue una labor larga, sometida a muchos desasosiegos y no siempre aceptada de buen grado por todos los estamentos. En especial, en los lugares alejados de las capitales de provincia. 

Fue una labor de más de un siglo sembrar la geografía española de edificios dedicados a la escolarización de los niños españoles pertenecientes a las clases más desfavorecidas, sostenidos por la administración, implantar una legislación y una metodología adecuadas, dignificar la labor de los maestros y conseguir su cualificación, convencer de los beneficios de la escolarización a las clases populares que veían en el trabajo infantil una forma de contribuir al mantenimiento de la familia debido a sus pocos recursos y una aceptación de que nada cambiaría su condición social por el control que ejercían sobre ellos los poderes económicos y políticos locales. El impulso en las primeras décadas del siglo XX y, en especial, durante la II República fue de tal magnitud que conviene recordarlo constantemente para reconocerlo.

Con motivo de los primeros cien años del colegio de Pampliega, el Claustro del profesores del CEIP Rey Wamba ha organizado una serie de actos para conmemorarlo. Entre ellos, la muestra de dos exposiciones complementarias: Memoria de una ilusión. La escuela de la Segunda República (1931-1939), que ya he reseñado aquí, y que trata de todo el proyecto esperanzador de mejora de la educación pública que supuso aquel tiempo y Muerte y represión en el Magisterio de Castilla y León (Exposición de la Fundación Fermín Carnero), muestra que recuerda a los más de 200 docentes que fueron víctimas de la feroz represión ejercida durante la Guerra civil y los primeros años del franquismo tan solo en esta región y, en especial, en los pequeños pueblos. En salas anexas, se exhiben materiales técnicos, audiovisuales y bibliográficos relacionados con las exposiciones mencionadas y la labor docente y una reproducción de un aula de los años sesenta del pasado siglo junto a la de otra aula moderna. Todo se completa con un ciclo de conferencias a lo largo de los meses de julio, agosto y septiembre y la proyección del documental Las maestras de la República (Goya a la mejor película documental de 2014).

Un buen reclamo para acercarse durante este verano a Pampliega y convertir la visita en un pequeño homenaje a los maestros y maestras que han sostenido no siempre en condiciones favorables, la necesaria educación pública.



jueves, 30 de julio de 2015

El tiempo incinerado de Diego Fernández Magdaleno: Primer título del próximo curso en el Club de lectura y noticias de nuestras lecturas anteriores.


El jueves 3 de septiembre comenzaremos el nuevo curso del Club de lectura que sostenemos en este espacio con la lectura de El tiempo incinerado [Diario, 2004] de Diego Fernández Magdaleno. Diego Fernández Magdaleno es uno de los grandes intérpretes de piano de música clásica contemporánea y un gran escritor. Dichas ambas cosas sin sombra de adulación: hay pocas ocasiones en las que se aúnen estas facetas con tanta calidad. Premio Nacional de Música en 2010 su currículum profesional habla por sí solo y sus libros se han agotado porque quien conoce este aspecto suyo los procura. Quien lea sus trabajos literarios y tenga la suerte de verlo interpretar al piano lo mejor de la música clásica contemporánea compuesta para este instrumento sabe, además, que aborda ambas cosas como si fueran la misma.

El tiempo incinerado es el diario escrito por el autor en el año 2004. Como tal, tiene anotaciones diversas: cuestiones familiares y profesionales, pensamientos, opiniones sobre temas diversos, amistad y reflexión, etc. Algunas de las entradas de este diario sobrecogen, otras hacen reflexionar, ninguna deja indiferente y todas ellas están escritas con un castellano sobrio y atractivo. Por sí solo, el manejo del idioma  hace que leer este libro merezca la pena.

La obra puede ser difícil de encontrar, pero he podido reservar ejemplares para los lectores del club de lectura. Los que participan en su formato presencial (mantenido por la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de Burgos) recibirán por correo electrónico las instrucciones para hacerse con un ejemplar. El resto de los lectores pueden hacerse con un ejemplar escribiendo a felipe@lfediciones.com identificándose como seguidores del Club de lectura de La Acequia. Hago la observación de que se trata de una ocasión única que no debe dejarse pasar: los últimos ejemplares de un libro agotado en la práctica -y del que he conseguido coleccionar un puñado para esta lectura concreta solo disponibles durante los próximos dos meses- de una gran personalidad de la música española. Se venderá por riguroso orden de petición hasta agotar los pocos ejemplares disponibles.

Tendremos la suerte de contar con el autor en la inauguración oficial del curso, que tendrá lugar el día 25 de septiembre en Burgos y a la que podrá asistir el público en general. Más adelante daré a conocer los detalles del acto.

Mientras tanto, os deseo a todos un verano lleno de lecturas. Con un buen libro en las manos el mundo es siempre mejor.

Noticias de nuestras lecturas

Nueve palabras le bastan a Mª Ángeles Merino para resumir el curso de lecturas que cerramos ahora. Una entrada bien oportuna que no os podéis perder.

Gelu continúa con su resumen, ilustración y comentario de las Crónicas de la guerra de África de Núñez de Arce. No os perdáis su alegato final.

Recojo en estas noticias las entradas que hayáis publicado hasta el miércoles anterior. Si me he olvidado de alguna, os  agradezco que me lo comuniquéis. Podéis consultar el listado con los títulos del presente curso y las condiciones de participación en este enlace.

Anuncio del próximo curso en el Club de lectura



En este enlace puede encontrarse la información del próximo curso, el listado de las primeras lecturas y la forma de participar tanto en el formato virtual como en presencial.

lunes, 27 de julio de 2015

Atardecer


No basta con que el sol se ponga. Atardecer es un acto voluntario que exige pararse un momento y dejarse de tonterías. De esas cosas que se te han ido enredando en las piernas durante el día.

jueves, 23 de julio de 2015

Anuncio del próximo curso en el Club de lectura


Seleccionar un puñado de libros para leer en común siempre tiene sus riesgos. Si quien lo selecciona es uno solo, el listado arrastra lógicamente los intereses personales de quien lo hace. Desde hace tiempo, en este club de lectura hemos ensayado varias formas para incluir títulos. Algunos cursos he elegido yo todo el listado, en otras ocasiones este ha salido casi por completo de votaciones entre los lectores. En ocasiones, los libros han salido de circunstancias concretas como una celebración, un premio o la novela que ocupó durante meses los listados de los suplementos culturales más conocidos en España. Lo bueno que tiene esto es que cada año se puede variar el sesgo de lo que se elige. De todas las formas, como aquí no se pretende ser sectario ni este espacio está vinculado a intereses editoriales ni a modas literarias, se admiten sugerencias que antes o después pueden incluirse.

Últimamente, hay clubs de lectura que se han convertido en propagandistas de determinadas editoriales o distribuidoras de libros. Desde hace un tiempo, quizá por el descenso de ventas de los autores y colecciones más conocidas, algunas editoriales y ciertos autores se dirigen y ofrecen a los clubs de lectura porque saben que tener éxito en ellos es asegurarse unas cifras de venta. Con esto, además, se está generando una literatura dirigida a este sector del público y ha comenzado a generalizarse la idea de que tal o cual libro es apropiado o no para estas reuniones de lectores, como si todas ellas fueran homologables y se puedieran medir con un mismo baremo. Me temo que bajo esta denominación de apropiado o no apropiado no hay un verdadero aprecio de estos lectores a los que se les trata más como consumidores.

Por suerte, La Acequia no está sometida a estos intereses comerciales. Aquí nos ocupamos de un libro por mes y no se trata obligatoriamente de novedades de mostrador. De hecho, alternamos clásicos con autores contemporáneos y varios géneros para que la variedad nos haga disfrutar mejor de la experiencia. Siempre -habrá alguna excepción por motivos justificados- obras originales en español. El ritmo de lectura y las pausas vacacionales permiten a los lectores que siguen este espacio compaginar las obras propuestas con otras que puedan ser de su elección.

Hay otro condicionante. Dados los dos formatos que tiene el club -el presencial y el virtual-, el listado se confecciona con tiempo para que aquellos que no residen en España puedan hacerse con el título propuesto con tiempo suficiente para leerlo antes de los comentarios.

Vamos con la propuesta de lecturas y actividades para el inicio del próximo curso. Anticipo que puede sufrir alguna variación debido a las dificultades para encontrar o no ejemplares de algún título.
  • Comenzamos en septiembre con la lectura de El tiempo incinerado, de Diego Fernández Magdaleno (Béjar, LFediciones, 2005). El autor nos acompañará en la inauguración oficial del curso el viernes 25 de septiembre. Diego Fernández Magadaleno es uno de los mejores intérpretes de piano de música clásica contemporánea y Premio Nacional de la Música en 2010, aparte de contar con muchos otros méritos en su biografía. Su faceta como escritor es menos conocida pero este volumen, su primer diario publicado, sorprenderá al lector por su calidad e interés y, en especial, por los puntos en contacto entre su música y su escritura. La obra puede ser difícil de encontrar pero he podido reservar ejemplares para los lectores del club de lectura en su formato presencial, que recibirán por correo las instrucciones para hacerse con un ejemplar. El resto de los lectores pueden hallar ejemplares en la editorial en felipe@lfediciones.com, puesto que he conseguido reservar ejemplares para ellos si comunican que son seguidores del Club de lectura de La Acequia. Hago la observación de que se trata de una ocasión única que no debe dejarse pasar: los últimos ejemplares de un libro agotado en la práctica -y que he conseguido coleccionar para esta lectura concreta- de una gran personalidad de la música española como Fernández Magdaleno. Anunciaré en su momento el programa de la inauguración.
  • En octubre, para anticiparnos al año Cervantes que se conmemora en 2016 y continuar con los festejos quijotescos que se celebran en el presente, leeremos, al menos, dos de sus novelas ejemplares: El licenciado vidriera y El casamiento engañoso y el coloquio de los perros. Anticipo que esta lectura nos llevará a tierras quijotescocervantinas. Como recordarán los más antiguos seguidores de este espacio, siempre existió el proyecto de leer las Novelas ejemplares como continuación de nuestra lectura del Quijote. Anunciaré más adelante la forma de apuntarse para este viaje a tierras manchegas y otras actividades que surgirán de esta lectura. Hay disponibles muchas ediciones modernas de estas novelas, así como ediciones fiables y gratuitas en Internet.
  • En noviembre, El mudejarillo de José Jiménez Lozano (Anthropos, 1992). Una deliciosa forma de novelar la vida, el pensamiento y las emociones de una personalidad tan apasionante y compleja como Juan de la Cruz. Jiménez Lozano (Premio Cervantes 2002) es uno de los grandes escritores españoles vivos. Lo incluyo -aparte de porque me gusta, claro- porque ha sido sugerencia de uno de los visitantes habituales de este espacio.
  • En diciembre, Los pazos de Ulloa, de Emilia Pardo Bazán. Hay varias ediciones modernas de este texto, un clásico de la literatura española, pero la más recomendable es la que está al cuidado de Mª de los Ángeles Ayala para Cátedra.
En próximas entregas, daré cuenta del resto de los títulos. Todavía podéis remitirme vuestras propuestas porque si no entran en este curso pueden hacerlo en los años sucesivos. Anticipo que dejaré hueco para incluir alguna novedad reseñable que aparezca a partir de septiembre y que leeremos una obra de teatro a cuya representación podamos acudir. También preparamos la lectura final del curso, que estará relacionada con el mundo de los trovadores y la Provenza francesa, en donde clausuraremos finalmente el año lector con el viaje habitual.


El Club de lectura de La Acequia comenzó el jueves 24 de abril de 2008 con la primera lectura colectiva del Quijote realizada en el mundo con los medios de la web 2.0. Esta iniciativa de lectura de la novela cervantina permanece abierta para aquellos que quieran sumarse a ella en cualquier momento en este enlace y puede usarse como la única guía de lectura completa del Quijote disponible hoy en Internet, con licencia Creative Commons 4.0.


El éxito del proyecto impulsó el lanzamiento de uno de los clubs de lectura más antiguos en Internet en español, gratis y en abierto. Durante el curso académico se propone la lectura de un título al mes, de todos los géneros: narrativa, poesía, teatro y ensayo. Se alternan autores clásicos con autores vivos y por él han pasado nombres como Miguel de Cervantes, Óscar Esquivias, Gustavo Adolfo Bécquer, Eduardo Mendoza, Valle-Inclán, Lope de Vega, Juan Cavestany, Almudena Grandes, Pío Baroja, Lorenzo Silva, Antonio Machado, Miguel Delibes, Jesús Carrasco, Benito Pérez Galdós, Antonio Muñoz Molina, Pablo Neruda y Laura Castañón, Gonzalo Torrente Ballester, María Teresa León, Leandro Fernández de Moratín y José Luis Sampedro, Avellaneda, Carmen Laforet, José Antonio Abella, Carmen Martín Gaite, Mario Vargas Llosa, Antonio Muñoz Molina, Fermín Herrero, Núñez de Arce...

Desde el año 2011 cuenta con dos formatos:
 
  • El club de lectura virtual, al que pueden sumarse libremente todos los aficionados a la literatura. En La Acequia se publican todos los jueves entradas correspondientes al libro del mes, más un resumen de las noticias de las lecturas en las que se enlazan los blogs del resto de los participantes. También puede seguirse el club de lectura a través de comentarios en las entradas correspondientes o como meros lectores.  Súmate a la página del Club en Facebook en este enlace.  Si decides seguir la lectura publicando aportaciones en tu blog, te agradecería que me lo comunicaras para incorporarlas en las noticias semanales.
  • El club de lectura presencial, sostenido por la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de Burgos, que se reúne una vez al mes para comentar el título correspondiente. Se programan también encuentros con los autores de las obras (hasta ahora hemos celebrado sesiones con Laura Castañón, José Antonio Abella y Fermín Herrero e inauguraremos el próximo curso con la presencia de Diego Fernández Magdaleno) y viajes a los espacios de algunas de las obras leídas (El hereje nos llevó a Valladolid, El río que nos lleva a Aranjuez y las Crónicas de la guerra de África a Tánger). Este segundo formato tiene plazas limitadas y hay que inscribirse al comienzo de cada curso. 


ADVERTENCIA: Las entradas de La Acequia tienen licencia Creative Commons 4.0 y están registradas como propiedad intelectual de Pedro Ojeda Escudero. Pueden ser usadas y reproducidas sin alterar, sin copias derivadas, citando la referencia y sin ánimo de lucro.

martes, 21 de julio de 2015

Desde el castillo de Montealegre


Desde el altozano del castillo de Montealegre se abre la paramera: hacia un lado, Tierra de Campos, hacia el otro, los montes Torozos. Está seca la tierra en este mes de julio. Hay que amar este paisaje mucho para apreciarlo en este momento del año en el que los árboles se recogen en torno a las fuentes y los pequeños regatos en concentrado ensimismamiento a la espera del lejano otoño. El paisaje, a retales como si estuviera cosido por generaciones distintas a lo largo de un trabajoso linaje, va ocupando la mirada hasta el horizonte. Y luego, el cielo. Desnudo, sin nubes, puro cielo, sin límites.

jueves, 16 de julio de 2015

Balance de un curso de lecturas en común


Finalizado el curso, es hora de hacer balance. Como saben los seguidores de este espacio, el Club de lectura de La Acequia es el más antiguo de Internet en lengua española con este formato que aprovecha los recursos de la web 2.0. En el año 2008, lancé la idea de leer y comentar en comunidad virtual el Quijote completo a razón de un capítulo cada semana, algo a lo que nadie se había atrevido y que parecía imposible de realizar. El proyecto cuajó y sus resultados han quedado como la única guía de lectura de la novela cervantina completa y en abierto realizada por un grupo de lectores, como sucede con cada una de las lecturas propuestas.

Esta experiencia de lectura colaborativa llevó a continuar la idea del club de lectura y, desde entonces, se programa la de un título al mes durante el curso. De esta manera, cada jueves publico una entrada con mi comentario de la obra elegida. A esta experiencia se suman los blogs amigos, personas que deciden comentar en las entradas o en el grupo de Facebook del Club de lectura y muchos otros que de forma silenciosa leen con nosotros los libros propuestos. Esta forma de seguir el club de lectura es gratuita e intenta, por una parte, promover la lectura de literatura en español y, por otra, fomentar la experiencia de la lectura en grupo junto a otros lectores que aportan sus conocimientos, sus opiniones y experiencias.

A partir del año 2011 el Club de lectura tiene dos formatos cuyas relaciones son evidentes. Por una parte, el virtual, a través de este blog, los de los autores amigos y el grupo de Facebook. Por otra, el presencial, sostenido generosamente por la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de Burgos. En este formato nos reunimos una vez al mes en la Biblioteca General de la Universidad de Burgos. Además, se organizan encuentros con autores y viajes a los lugares que tienen relación con la última lectura del curso (hasta ahora, Valladolid, Aranjuez y Tánger). He de resaltar que todas las colaboraciones son generosas y voluntarias porque nadie obtiene ningún tipo de beneficio económico. Basta con el placer de leer en comunidad.

El presente curso ha sido intenso. Comenzamos en el mes de septiembre con la lectura de la segunda parte del Quijote escrita por Avellaneda para conmemorar su publicación en 1614.  La inauguración oficial la celebramos el 4 de noviembre en una sesión pública en el Museo del libro Fadrique de Basilea de Burgos con una charla sobre la novela de Avellaneda.  En diciembre dimos cuenta de Nada, de Carmen Laforet y comenzamos con La sonrisa robada, de José Antonio Abella, una gran novela que obtuvo el Premio de la Crítica de Castilla y León en 2014. Su autor compartió una inolvidable sesión con los miembros de este club de lectura el 13 de enero, que celebramos también en el Museo del libro. A esta lectura siguieron las de los Usos amorosos del dieciocho en España y Entre visillos de Carmen Martín Gaite, El héroe discreto de Vargas Llosa, Sefarad de Antonio Muñoz Molina y La gratitud, el poemario con el que Fermín Herrero obtuvo el Premio Jaime Gil de Biedma y el de la Crítica de Castilla y León del año 2015. El autor se encontró con los lectores de este club de lectura en la sesión de clausura celebrada el pasado 9 de junio en el Museo del libro y que no será fácil olvidar por la cercanía y la calidad de Fermín Herrero. Finalmente, la lectura de las Crónicas de la guerra de África de Núñez de Arce nos llevó a visitar algunos de los lugares en los que se tuvo lugar aquella campaña bélica y celebrar la última sesión académica en el Instituto Cervantes de Tánger. También hemos estado presentes en el encuentro de clubs de lectura de la última Feria del libro celebrada en Burgos.

Quiero expresar mi agradecimiento tanto a José Antonio Abella como a Fermín Herrero por su generosidad a la hora de encontrarse con nosotros en este curso y acceder a comentar sus obras con los lectores. También a los responsables de la Feria del libro de Burgos por integrarnos en la mesa redonda de clubs de lectura y a los responsables del Instituto Cervantes de Tánger, que tan grata acogida nos depararon. Y, por supuesto, a la Junta Directiva de la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de Burgos, que respalda la faceta presencial del club.

Un año lleno de lecturas y de experiencias compartidas a partir de los libros. No se puede pedir más. Seguiremos, por supuesto. El próximo jueves dará a conocer el listado para el próximo curso. Admito sugerencias a través del correo electrónico o comentarios a esta entrada. Recordad que leemos literatura en español y que alternamos clásicos con autores vivos.

Noticias de nuestras lecturas

Gelu continúa su lectura de las crónicas de Núñez de Arce llegando a los momentos de conflicto bélico. No os perdáis sus reflexiones personales.

Recojo en estas noticias las entradas que hayáis publicado hasta el miércoles anterior. Si me he olvidado de alguna, os  agradezco que me lo comuniquéis. Podéis consultar el listado con los títulos del presente curso y las condiciones de participación en este enlace.

martes, 14 de julio de 2015

La amistad es la que te salva


Reducir a polvo todos tus puntos de apoyo solo es aceptable si llegas hasta el final del trayecto. Cuando no puedes volver atrás para buscar tus huellas excepto que quieras bracear sin agua. Salvo que hayas decidido que ya nada importa, deja siempre las redes bien tensadas porque la amistad es la que te salva. A veces basta con escuchar las voces de quien te ama. 

sábado, 11 de julio de 2015

Horario de verano


Como cada año por estas fechas, La Acequia se declara afectada por el verano. Todos necesitamos una pausa, buscar la sombra, sentarnos en ella para compartirla con los amigos. Y que todo trascurra más lento, a la medida humana que el fragor del ritmo diario de estos tiempos nos impide. Hasta el cierre por vacaciones, publicaré algunas entradas más, en especial los jueves, con las correspondientes al Club de lectura con el balance de este curso y el anuncio de las novedades del próximo, pero salvo estas no lo haré con la periodicidad diaria que mantengo normalmente.

viernes, 10 de julio de 2015

Para sembrar tu seno


No me cierres la puerta,
que rondaré las noches de verano
tu calle a besos.

Para pintarte añil tus ojos dulces,
hasta la alondra piel a piel,
no me cierres la puerta,
que traigo una brazada de estrellas
para sembrar tu seno.



jueves, 9 de julio de 2015

El valor de las Crónicas periodísticas de la guerra de África de Núñez de Arce y noticias de nuestras lecturas


El final abrupto de las Crónicas de la Guerra de África de Núñez de Arce se debe a un fuerte desacuerdo con el diario para el que trabajaba como corresponsal. Desde febrero, al menos, se percibe en los textos de Núñez de Arce un cambio de signo que se concreta en varias cosas. En primer lugar, la sustitución de la figura heroica de Prim -no en vano, el general más afín a la causa del progresismo puro defendido por el director de La Iberia, Pedro Calvo Asensio- por la de los negociadores y el mismo O'Donnell, pero también alusiones cada vez más constantes a que el conflicto bélico no se había declarado como guerra de ocupación sino como guerra de prestigio que intentaba solo recuperar el honor de España. Está también la enfermedad, no aclarada, que motiva el traslado a la Península de Núñez de Arce durante un tiempo. Desde esos momentos, Núñez de Arce se dedica más a escribir un relato costumbrista, por una parte, y a justificar que España renuncie a la guerra -a pesar de los preparativos para marchar sobre Tánger-, firme el tratado de paz y se retire del terrero conquistado salvo unos pequeños emplazamientos para proteger Ceuta. Núñez de Arce, quizá por interés propio, quizá por haber visto en directo las consecuencias de una guerra, defiende la postura de O'Donnell y eso, inevitablemente, le hará chocar con La Iberia, renunciar a la corresponsalía y abandonar el periódico. La Iberia no publicará directamente su última crónica, en la que explica su postura, sino recogiéndola de otros periódicos.

La guerra había terminado. La posición de España en el norte de Marruecos era insostenible: la expedición había sido pésimamente planificada en aspectos básicos como la intendencia o el sanitario -las enfermedades causaron más muertes que los enemigos- y ni siquiera sirvió para recuperar el prestigio exterior español como potencia. Pero sí sirvió para una causa interna: generó, más que cualquier otro conflicto anterior, una idea de nacionalismo liberal español en el que se reunían diversas clases sociales y todas las regiones del país. A este respecto, recomiendo leer con calma los pasajes dedicados por Núñez de Arce al cuerpo de ejército de los voluntarios catalanes. También sirvió, por supuesto, para consolidar durante un tiempo el poder de O'Donnell.

Sea como sea, esta guerra quedó en el imaginario popular del país. Y las crónicas de Núñez de Arce y el volumen en el que meses después recogiera sus textos con sustanciales variantes, contribuyeron a ello. Fue el primer conflicto español que se siguió a través de la prensa de una forma moderna. Núñez contribuyó con su prosa a crear un estilo de cronista de guerra que aún hoy existe. En él se mezcla el relato de los hechos  bélicos con las escenas costumbristas, la opinión con el reportaje.

Con esta entrada terminamos el comentario de las Crónicas de Núñez de Arce. En las próximas haremos balance del curso, anunciaremos las lecturas del próximo y otras novedades.

Noticias de nuestras lecturas

Mª del Carmen Ugarte comenta con todo acierto el pasaje de la llegada de las tropas de voluntarios catalanes al frente africano, uno de los más significativos de la obra.

Mª Ángeles Merino, en ese seno cotidiano y familiar desde el que comenta acertadamente esta lectura, llega a la esperanza que generó la victoria de Tetuán y las posibilidades que abría para España.


De la laberíntica construcción de una casa en esta novela de Torrente Ballester en la que se intenta someter a razón científica el caos, hasta Sabina. No me preguntéis cómo, pero de eso solo es capaz Pancho en esta entrada.

Recojo en estas noticias las entradas que hayáis publicado hasta el miércoles anterior. Si me he olvidado de alguna, os  agradezco que me lo comuniquéis. Podéis consultar el listado con los títulos del presente curso y las condiciones de participación en este enlace.

miércoles, 8 de julio de 2015

No se ha acabado el mundo


En contra de lo afirmado tajantemente por los medios de comunicación aún no se  ha acabado el mundo. Por eso mismo, conviene caminar por las calles menos turísticas de las ciudades que visitas.