sábado, 20 de julio de 2019

Fin de fiesta


¿Has llegado ya a la sensación de fin de fiesta?
*
En algunos planes de urbanización se trazan calles futuras. El tramo construido termina abruptamente en una tapia. Así, todas las biografías.
*
Hay un momento en el que la noche decide dejarte vivir y amanece.

viernes, 19 de julio de 2019

Provisional


Hay que tener mucho cuidado con lo provisional. En este país suele ser lo que permanece.

jueves, 18 de julio de 2019

El club de lectura sigue


Una de las cosas que más me ha preocupado estos meses de ausencia del blog (salvo algunas entradas), ha sido cómo afectaría esto a los seguidores habituales del club de lectura que aquí tenía lugar los jueves de cada semana durante el curso. Supongo que muchos se habrán desorientado o, incluso, entendido que ya no continuaba. He de agradecer a mis queridos Pancho (Celes), María Ángeles Merino, Carmen Ugarte o Myriam Goldenberg (espero no olvidarme de ninguno) que hayan continuado publicando con mayor o menor regularidad sus contribuciones, incluso sin contar con la guía en la que consiste mi blog. El formato presencial ha seguido su ritmo habitual, celebrando sus reuniones mensuales, como se ha informado en el perfil de Facebook.

El club de lectura seguirá adelante, también en este formato virtual (que fue el primero en nacer tras aquella locura colectiva que supuso la lectura completa del Quijote de Cervantes). A lo largo de las próximas semanas daré noticia de las lecturas atrasadas, las que hemos realizado este año desde que dejé de publicar de forma habitual. Quedan pendientes mis comentarios, con los enlaces a otros blogs, sobre El color de los ángeles de Eva Díaz Pérez, Los amores equivocados de Cristina Peri Rossi, Concierto barroco de Alejo Carpentier, Tea Rooms de Luisa Carnés y La tesis de Nancy de Ramón J. Sender.

También daré cuenta del listado del próximo curso, para el que todavía admito propuestas a través del correo electrónico, comentarios en esta entrada o en el perfil de Facebook.

Seguirá también presidido por esta figurilla de una mujer lectora, que se me otorgó por mi labor de presentación y difusión del documental Las maestras de la república.

Me gustaría seguir con todos vosotros en esta aventura.

---------------

El Club de lectura de La Acequia comenzó el jueves 24 de abril de 2008 con la primera lectura colectiva del Quijote realizada en el mundo con los medios de la web 2.0. Esta iniciativa de lectura de la novela cervantina permanece abierta para aquellos que quieran sumarse a ella en cualquier momento en este enlace y puede usarse como la única guía de lectura completa del Quijote disponible hoy en Internet, con licencia Creative Commons 4.0.

El éxito del proyecto impulsó el lanzamiento de uno de los clubs de lectura más antiguos en Internet en español, gratis y en abierto. Durante el curso académico se propone la lectura de un título al mes, de todos los géneros: narrativa, poesía, teatro y ensayo. Se alternan autores clásicos con autores vivos y por él han pasado títulos de Miguel de Cervantes, Óscar Esquivias, Gustavo Adolfo Bécquer, Eduardo Mendoza, Valle-Inclán, Lope de Vega, Juan Cavestany, Almudena Grandes, Pío Baroja, Lorenzo Silva, Antonio Machado, Miguel Delibes, Jesús Carrasco, Benito Pérez Galdós, Antonio Muñoz Molina, Pablo Neruda, Laura Castañón, Gonzalo Torrente Ballester, María Teresa León, Leandro Fernández de Moratín y José Luis Sampedro, Avellaneda, Carmen Laforet, José Antonio Abella, Carmen Martín Gaite, Mario Vargas Llosa, Antonio Muñoz Molina, Fermín Herrero, Núñez de Arce, Diego Fernández Magdaleno, José Jiménez Lozano, Pedro Calderón de la Barca, Emilia Pardo Bazán, José Cadalso, Sara Mesa, Mariano José de Larra, Miguel Ángel Santamarina, Miguel de Unamuno, Marina Perezagua, Fernando Aramburu, Chaves Nogales, Care Santos, Luis Ángel Lobato, José manuel de la Huerga, María de Zayas, Leandro Pérez, José Zorrilla, Juan Rulfo, Manuel Fernández Álvarez, Ángel Vallecillo, José Luis Cancho, Rafael Azcona... El listado completo de obras puede consultarse en la columna derecha de este blog.

La ventaja de este club de lectura es que absolutamente voluntario. Nadie tiene más pretensión que el de la lectura en común de las obras y el encuentro con los autores que quieren acompañarnos. No depende de ningún interés editorial y, por lo tanto, aquí no leemos bajo presiones comerciales o modas. Quien quiere sumarse a la lectura y a las actividades que programamos a lo largo del curso es bienvenido y puede hacerlo en parte del listado anual o en su totalidad, compartiendo con todos sus opiniones -que no tienen por qué ser siempre positivas- o en silencio, como guía de lectura personal. Y, además, al leer un libro al mes puede hacerse compatible con cualquier plan de lectura personal o con los propuestos por otros clubs de lectura.

Desde el año 2011 cuenta con dos formatos:
 
  • El club de lectura virtual, al que pueden sumarse libremente todos los aficionados a la literatura. En mi blog, La Acequia, se publican todos los jueves entradas comentando diferentes aspectos del libro del mes, más un resumen de las noticias de las lecturas en las que se enlazan los blogs del resto de los participantes. También puede seguirse el club de lectura a través de comentarios en las entradas correspondientes o como meros lectores.  Súmate a la página del Club en Facebook en este enlace.  Si decides seguir la lectura publicando aportaciones en tu blog, te agradecería que me lo comunicaras para incorporarlas en las noticias semanales.
  • El club de lectura presencial, sostenido por Alumni Burgos (antes, Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de Burgos), que se reúne una vez al mes para comentar el título correspondiente. Se programan también encuentros con los autores de las obras (hasta ahora hemos celebrado sesiones con Laura Castañón, José Antonio Abella, Fermín Herrero, Diego Fernández Magdaleno, Jaime Covarsí, Miguel Ángel Santamarina, Care Santos, Leandro Pérez y viajes a los espacios de algunas de las obras leídas (El hereje y Don Juan Tenorio nos llevaron a Valladolid, El río que nos lleva a Aranjuez, las Crónicas de la guerra de África a Tánger, con Cervantes y Jaime Covarsí viajamos a Alcázar de San Juan y Campo de Criptana y con la biografía de  la reina Juana I de Manuel Fernández Álvarez nos acercamos a Tordesillas). Este segundo formato tiene plazas limitadas y hay que inscribirse al comienzo de cada curso, siendo necesario asociarse en Alumni Ubu. En la página de la asociación puede encontrarse el formulario para inscribirse como miembro del club presencial.

A lo largo del curso, el club programa diferentes eventos en abierto (viajes, encuentros con autores, etc., visitas) y todos los interesados pueden acudir hasta cubrirse las plazas.

ADVERTENCIA: Las entradas de La Acequia tienen licencia Creative Commons 4.0 y están registradas como propiedad intelectual de Pedro Ojeda Escudero. Pueden ser usadas y reproducidas sin alterar, sin copias derivadas, citando la referencia y sin ánimo de lucro.

miércoles, 17 de julio de 2019

Sobre poesía


Buscar una sombra y asomarse a mirar para contarlo: la mitad del trabajo del poema. La otra mitad es cómo hacerlo. A veces se mira la nada, pero qué bien la cuentan algunos; en otros casos, la vida plena está tan mal expresada que aburre.
*
La gran mayoría de las ventas de libros de hoy se debe al diseñador de la portada. Al abrir muchos de esos libros, se tiene la sensación de que se ha desaprovechado una buena ilustración.
*
Buscó un buen título para salvar un mal libro.
*
Sí, Lope dijo: y escribo por el arte que inventaron / los que el vulgar aplauso pretendieron, / porque, como las paga el vulgo, es justo / hablarle en necio para darle gusto, pero para hacerlo bien hay que ser Lope de Vega.
*
Me dijo que lo que decía en sus poemas no era verdad, no le había ocurrido. Incluso citó a Pessoa: El poeta es un fingidor. Evidentemente, no había leído el poema del que procede la cita ni para intentar un ejercicio literario. O no lo había entendido.
*
Ya es posible que un programa informático escriba un poema y en pocos años podrán escribir uno nuevo de Federico García Lorca. Si los editores saben fabricar la biografía adecuada y ponerle un rostro que encaje con ella, la mayoría de los lectores no lo notarán.
*
En sus poemas parecía contar la vida de otros. En efecto, no hacía más que imitar a sus poetas de cabecera hasta en la pausas versales.
*
¿Por qué los poetas a la moda recitan todos igual? En el fondo, porque todos escriben el mismo poema. Una y otra vez.
*
El postureo poético mata la poesía.
*
Charles Bukowski no tiene culpa por la legión de sus imitadores. Karmelo C. Iribarren, tampoco. Por eso sigo leyéndolos con placer, porque son poetas, sin hacer caso de sus ecos.

martes, 16 de julio de 2019

¿Dónde quiero llevarme?



¿He cargado conmigo estas semanas?
¿Dónde quiero llevarme? ¿Dónde quiero
soltarme como un saco usado y roto,
que nadie reconoce como suyo?

¿En qué vaciadero dejar tantas
cosas de los bolsillos de la ropa,
en qué contenedor de desmemoria?

Y a fin de cuentas, ¿qué tengo que sea
como aquel almendro en flor
y aquella primavera de la infancia?

© Pedro Ojeda Escudero, 2019

lunes, 15 de julio de 2019

No es año este de lluvias


El sol es implacable en estas tierras. Agostado ya el cereal, cosechado incluso, la tierra ofrece el pecho desnudo a la certeza de la luz. No hay dónde esconderse. Al bajar la loma, un regato casi seco sustenta una fuente natural rodeada de chopos. En el tocón de uno me siento a respirar mientras se me seca el sudor encima. No es año este de lluvias. Dudo entre quedarme allí a esperar el atardecer, que vendrá delicado y fresco, o salir al sol de nuevo, buscando ya el camino que lleva a la carretera. Al pueblo más cercano habrá dos o tres quilómetros. En el único bar abierto -hubo tres y una tienda de ultramarinos y una farmacia- los parroquianos matarán la tarde del verano. Estas semanas hay gente en el pueblo.

*

Con el cambio de casa he tenido que tomar una decisión con mis libros. Nunca pensé que fueran tantos. Algunos llevan conmigo seis mudanzas ya. He regalado un puñado de los repetidos, otros los donaré al mercadillo solidario de SBQ para que tengan una segunda oportunidad. Y unos cuantos cientos han tenido que ir al trastero. No es un castigo: es muy accesible, cómodo y amplio y descansan en estanterías en los que es fácil encontrarlos o dejarse sorprender en una mirada rápida. ¿Qué bajar al trastero y qué no? En casa, comencé la ordenación como se debe o, al menos, como debe hacerlo alguien que ejerce mi profesión con el mismo amor que yo tengo por ella. Primero temática (cuestiones filológicas, historia, filosofía, arte, de consulta, etc.) y luego por épocas. Cuando llegué a la literatura comprendí pronto que lo que se ha escrito desde mediados del siglo XX no me cabía. No me dolió: al trastero con esos libros, al trastero. Qué bien se vive entre los clásicos. Subiré de vez en cuando brazadas cuando toque o me apetezca, como quien sube leña para encender la chimenea en invierno. O uno a uno, para degustarlos con calma, especialmente los de los amigos. Del resto, solo cuando adquieran ese peso que se reconoce pronto en los que permanecen.

jueves, 4 de julio de 2019

La vida, en fin.


¿Sabe alguien lo que le depara el día? Ni el más previsible de los comportamientos controla las horas. Todos hacemos planes, pero la diferencia estriba en que sepamos aceptar cambiarlos. Qué difícil es levantarse a la que salga. Aún en el lecho estirar una pierna, un brazo, abrir los ojos y saltar de la cama a ver qué pasa. Lo que pasa, siempre, es el día. La vida, en fin, que nos lleva y nos trae a su antojo.

miércoles, 12 de junio de 2019

Ahí te pudras


En las fortalezas medievales existía una mazmorra de varios metros de profundidad y con un solo acceso por el techo por el que apenas cabía el cuerpo del preso, que era descendido con una cuerda o arrojado sin más. Se trataba de un lugar lleno de humedad, infecto y en el que no alimentaban a su ocupante o apenas le daban lo justo para mantener un hilo de vida. Vida desesperada se ha de suponer. Quien allí estaba sabía que estaba destinado al abandono y la muerte. Ahí te pudras, le decían al bajarlo. El lugar, en efecto, era poco más que un pudridero. ¿Qué pensarían los presos en esas mazmorras? ¿Mantendrían la esperanza del perdón?

A veces nos pudrimos a la luz y en plena vida. Festejamos, reímos y de pronto nos damos cuenta de nuestro propio hedor. Buscamos entonces por dónde nos han bajado hasta allí, qué cuerda han atado a nuestro cuerpo para hacerlo, qué manos nos empujaron al fondo del pudridero. Y cómo no nos dimos cuenta de que ese era nuestro destino y no nos rebelamos.

martes, 11 de junio de 2019

Frontera


Allá donde uno se sitúe es límite y frontera porque el ser humano siempre lleva la frontera dentro.

lunes, 10 de junio de 2019

Al aire limpio y fresco de la mañana


Del agobio se sale respirando, llenando los pulmones de aire limpio y fresco en la mañana de esta primavera castellana que, para no faltar a su condición, es irregular y mudable. Desde diciembre, este blog ha pasado por una larga temporada de silencio que nunca pretendió definitivo. Pero la urgencia del día a día reclamaba toda la atención. Aquí he construido un espacio que ha sido un poco de todo: información, opinión, trabajo y no trabajo, refugio y comunicación. Es tanto lo que me ha dado que ya es parte esencia de mí. Publico en La acequia desde el 11 de octubre del año 2006 y es, sin duda alguna, el proyecto más largo y constante de mi vida salvo la vida misma, de la que a veces uno se olvida cuando camina enfurruñado de un lado para otro. Se está acabando el curso y restan aún unas semanas de agobio, pero todo comienza ya a oler a azul agua, que es también cielo caricia. Respiro. He visto volar un globo por encima de la ciudad y he pensado en eso, en la necesidad del aire.

miércoles, 8 de mayo de 2019

Navamuño


En el embalse de Navamuño salió el día invernizo. El embalse amansa el río Angostura -qué excelentes nombres los de los ríos de esta zona: Angostura, Cuerpo de Hombre, Ambroz-. Antonio dijo que parecía el mar del Norte, que es costumbre de poetas la hipérbole; Manolo, que es más de cosas concretas, se quedó con la experiencia puesto que allí había visto olas de algún metro en ocasiones y ni lluvia le parecía lo de hoy. A mí se me fue romántico el momento y en mitad de la galerna imaginé el paso fugaz de un bote de vela desarbolado con lord Byron de pie en la proa buscando un ideal que valiera una muerte. ¿Hay ideales que valen una muerte? Solo admito para iniciar el debate los que ponen en la mesa de juego la propia, no la ajena. Pero si la arriesgas por eso, piérdela. La concreción de todo ideal desmerece de la causa y ya no habrá tiempo de arrepentirse. Eso sí, aquellos que te sobrevivan te levantarán estatuas que ensuciarán las palomas.

martes, 7 de mayo de 2019

Esas cosas del prejuicio


La ortiga fétida (también ortiga manchada y ortiga muerta) espanta con el nombre. Sin embargo, no es urticante y sus flores tienen una sutil delicadeza. Es resistente al invierno y puede cubrir la parte baja del bosque y dicen que se puede consumir en ensaladas y sopas. Desapercibidas como hierbas, cuando florecen en mayo - o antes si el tiempo es benigno- no dejan de llamar la atención por la delicadeza de sus flores de un color púrpura sutil. Fétida, manchada y muerta. Esto es para que aprendamos a no prejuzgar las cosas.