viernes, 16 de abril de 2021

Esa circunstancia de la vida

 


La lengua, tan cerca del beso como del mordisco.

Imposible el poema sin los silencios.

La escritura equilibrada ordena el mundo conocido y deja a la literatura la terra ignota de los mapas primitivos.

El mejor poema no existe antes de ser escrito, después tampoco.

A veces tengo certeza de mi existencia: sucede por casualidad o porque debo presentar la documentación para un trámite administrativo. La incertidumbre regresa en cuanto devuelvo el documento a la cartera.

Casi nunca me pregunto qué piensan de mí los otros, tengo suficiente con el asombro que me produce estar vivo.

No recuerdo cuándo nací, tampoco cuándo he muerto.

© Pedro Ojeda Escudero  (2021)

10 comentarios:

Mi nombre es Mucha dijo...

Me gusta lo que dice aunque no entiendo mucho
me gustan tus palabras muchacho loco
poeta de esta tierra a la que yo amo
un beso almidonado te mando

Sor Austringiliana dijo...

Nos iremos sin saber nada y qué desazón nos produce. Mientras tanto nos movemos sin mapa y sin brújula.
Ay, esa lengua del dibujo, muerde y besa.

Fackel dijo...

Tal vez el nacer sea algo casi olvidado (aunque el subconsciente guarda secreto de nacimiento) pero la muerte seguro que es inolvidable.

Sigue con tus citas, aforismos, ocurrencias o adagios, como se quiera llamar.

El Deme dijo...

Estamos suspendidos en el aire, a punto de caer o a punto de volar, no se sabe. Pedro, enhorabuena por la maravillosa edición de La metáfora del mirlo, un libro que ayuda a entender el tiempo extraño de 2020, guía con mapa para saber por dónde tirar. Más o menos.

Berta Martín de la Parte dijo...

No recuerdo cuándo nací, tampoco cuándo he muerto.

Pedro quizá tus palabras tienen un lógico sentido: simplemente provocar a la reflexión ya es un logro.

Feliz fin de semana...

Amapola Azzul dijo...

Si te sientes vivo , éso es suficiente, e importante, no hay mejor certificado .

Un abrazo.

Bertha dijo...

-De lo último menos y de cuando uno ha nacido: por lo que te cuentan...

El tiempo vivido es el único que nos da sentido, todo lo demás son recuerdos...

Un abrazo

Emilio Manuel dijo...

Para reflexionar.

José A. García dijo...

¿Somos en la medida en que otros lo necesitan o necesitamos de los otros para ser?

Saludos,

J.

Ele Bergón dijo...

Tanto la lengua como el mordisco, tienen su derecho y su revés.

Porque quizás en el poema, lo importante no es lo expresado, sino más bien, lo escondido.

¡Qué difícil es pensar y escribir el mejor poema! Es muy posible que no exista.

Con tu existencia, me has hecho sonreír.

La vida es una filigrana tan frágil que no sé cómo nos aferramos tanto a ella.

En nuestra existencia hay muchos nacimientos y también muchas muertes y no siempre, para bien o para mal, las recordamos todas.

Besos