domingo, 9 de agosto de 2020

Regreso

El Guadiana sigue su curso. La marisma es la única realidad hasta el mar, por encima de todo. Reclama lo que es suyo y nosotros ostentamos como nuestro: la tierra, el cielo, el milagroso turquesa del río, a veces tan oscuro que lleva todas las verdades dentro. Para descubrirlas hay que irse tan profundo que da miedo. Me he tomado unos días. Regreso.

9 comentarios:

José A. García dijo...

Ilusos los humanos que nos creemos más que la naturaleza y lo único que sabemos hacer es destruirla.

Saludos,

J.

Myriam dijo...

Bienvenido de regreso.

Besos

Sor Austringiliana dijo...

Qué envidia ese turquesa. Feliz regreso.

Berta Martín de la Parte dijo...

No te adentres , todavía, en la profundidades azules. Primero a disfrutar el veranito.y luego ya se verá. Bienvenido!

Doctor Krapp dijo...

Nunca regresaremos a donde estábamos, todo es nuevo.

São dijo...

Adentra.te, sim, mas cuidado com marismas e afins....

Beso, amigo mio, bom regresso e feliz semana

Fackel dijo...

Somos ostentosos de hacer excesiva ostentación de todo. ¿Somos dueños de una naturaleza tan feraz como bella?

Alimontero dijo...


Precioso panorama Pedro, lástima que seamos como niños soberbios, siempre sabiendo más que lo MAS GRANDE, la naturaleza.
Beso,
Ali

Ele Bergón dijo...

Todo sigue su curso, dejemos que fluya sin ponerle obstáculos. Muchas veces, como ahora, nos es difícil esperar.

Besos