lunes, 19 de mayo de 2008

Desde tu interior

Ayer, en una libreta, escrito de mi puño y letra a pesar de que no recuerde haberlo redactado, hallé el siguiente texto:
Me liberé de la piedra hace mucho tiempo, recorrí vuestras calles y bosques, aceché en los lugares menos frecuentados de vuestras ciudades para que me sintierais tan cerca que vuestra nuca se erizara. No sé si habéis comprendido mis advertencias puesto que habéis demostrado ser una especie ciega e ignorante, crecida por la fuerza de vuestra inteligencia colectiva pero vana y caprichosa en su desarrollo. No importa ya. Quizá algunos habéis entendido, al fin, que estoy dentro de vosotros, que soy vuestro más fiel amigo y vuestro más perverso contrario y que os estoy devorando sin que podáis hacer nada.
Quizá sea un párrafo escrito en la adolescencia, cuando todos sentimos cierta tentación a identificarnos con seres malditos y leemos con fruición novelas enigmáticas que nos hablan de aquellos que son elegidos para crear y destruir de manera épica, para los que no rigen las convenciones sociales. Pero de lo que sí estoy seguro es de que todos cargamos con un monstruo dentro. De cada uno de nosotros depende controlarlo o dejar que nos gobierne.

39 comentarios:

XuanRata dijo...

Tal vez ayer fue un día en el que los textos oscuros no necesitaban de tu mano para ser escritos. O tal vez la adolescencia vuelve algún domingo con su rebeldía vengativa, reclamando lo que se le debe por todo lo que se le ofrece. O tal vez Mr.Hyde se siente ignorado precisamente ahora que al fin se ha materializado.

Fantástico en muchos sentidos ese artesonado fosforescente, la piedra del sarcófago.

Antonio dijo...

Imagino que es un fragmento, pero como microrrelato creo que sería susceptible de merecer un premio. Tiene tensión y está escrito de una forma que capta toda la atención. No se llega a discernir bien de qué habla, pero es capaz de transmitir energía, rabia, descontento hacia el mundo que te rodea. No me parece un cuento de seres fantásticos, sino un alegato contra lo que sientes que te oprime. En la adolescencia podrían ser unas cosas y ahora quizá otras, pero el sentimiento de frustración es el mismo. Un magnífico texto, felicidades.

Salud... Y cuídate la melancolía, que te hace ir por derroteros un tanto tremendistas.

ana-cronica dijo...

muchas gracias por la bienvenida!

Maritza dijo...

Hola, te he visto charlando con Xuanrata, vine a saludar. Ese monstruo es mejor conocerlo y dejarlo dentro, nos tenemos que cuidar es de que lo pongamos afuera y se junte con otros monstruos. Muy interesante

Recibe mi saludo

Euphorbia dijo...

Caramba que mal rollo, suerte que detrás tengo la pared, aunque este ente, si se ha liberado de la piedra, a lo mejor tambien atraviesa ladrillos y estucos.

Yo de adolescente estaba obsesionada con Edgar Allan Poe y con Kafka, especialmente con El Proceso.

Y de monstruos, el que estoy cargando ahora principalmente es el de las galletas: empieza la operación bikini. Creo que hoy permitiré que aflore en mí mi parte más superficial.

Un beso cariñoso.

Merche Pallarés dijo...

Chico, qué miedo me ha dado tu entrada de hoy... Y, ¡dale con los monstruos! Yo, lo siento, pero no percibo que tenga ninguno agazapado en mi interior, ¿tu si? pues lo tienes muy bien controlado. Volvamos a los deseos PLEASE... Besotes, M.

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

¡ Cómo lo sabes Pedro! Pero yo más bien soy de las que no dejan que el monstruo salga a la luz. Bueno, tengo que estar muy, muy cabreada con alguien ó por algo para que salga jejeje.
Si con el día que pasé ayer no salió,
es que reconozco que soy bastante paciente porque hay cada uno/a por ahí... que ni el monstruo del lago Ness los apacigua.
Un beso y buenos días.

Anónimo dijo...

Todos tenemos nuestra parte positiva y negativa. Lo que somos las personas depende de que parte muestres mas, o en la que te sientes más cómodo. Besos Isabel.

BIPOLAR dijo...

Qué bueno Peter
Me rechifla cuando te sueltas la melena

Aldabra dijo...

Has tenido suerte... yo un día lo rompí todo... hice añicos dos libretas... y sólo porque mi ex- se celó de las cosas que tenía escritas... ¡¡pero que estúpida era!!... al menos ahora si soy estúpida lo soy por mi misma y no porque nadie me aliente a cometer estupideces.

bicos,
Aldabra

brujaroja dijo...

O yo estoy tonta o eso ya lo he leído... ¿No aparecía en un post tuyo de hace un mes o por ahí? Si no tuviera un dolor de cabeza tan bestial, me pondría a buscarlo. Eso, o algo parecido, lo que demostraría que es alguno de tus particulares fantasmas literarios...
De todas formas, no me hagas mucho caso, que no estoy muy allá...
Besos

São dijo...

Se foi na adolescência que o escreveste, então já escrevias (muito) bem!
Besos, Pedro mio.

Mafaldia dijo...

somos Controleitors ¡todos!

Anónimo dijo...

Pues si, yo creo que existe dentro de nosotros esa dualidad: un monstruo y un ser noble, aunque también es verdad que debería ganar el más racional,aunque no siempre es así.
Me gustó mucho "El lobo estepario" de Hermann Hesse, hace un buen análisis del alma humana dualizada......lo volveré a leer!.
Algunos expertos dicen, que este monstruo se llama "Complejo de inferioridad"...yo no estoy muy de acuerdo,mi modesta opinión es y le llamaria "Libre albedrío".....
Saludos.

Rosa C.

SAUVIGNONA dijo...

Hola hermoso:bueno mira te contare que antes escribia asi como poemas y he escritos bastantes...era un tipo de poeta ancoreta....pero...he aqui la cuestion....resulta que entre medio de esos tb he escrito sibre esos monstruos internos.....y si es como dices....
pero yo creo que todos tenemos una dualidad en nosotros sea del aspceto que fuere......creo somo asi como ....lobos esteparios(el del libro)
beso y abrazo!

Eliana Lopes dijo...

Bom dia Pedrinho!!
Desculpe-me pela ausência,
estou por demais atarefada!
passando pra deixar uma beijoka.
Gostei de ver suas fotografias pelas postagens.!!

amador dijo...

Como decía la canción de Battiato: "el animal que llevo dentro no me ha dejado nunca ser feliz".

Sol solito dijo...

Todos tenemos nuestro otro yo...tu ya no te acordabas, pero ahí esta. Besos

Anónimo dijo...

Sin duda que este texto es tuyo, ya desde bien joven tenías claro los temas y personajes de los que ibas a hablar en tus narraciones posteriormente y que nadie como tú maneja. Solo hay que ver los seis enlaces a otros tantos textos de La Acequia para observar la evolución literaria del autor. Si me hubieran preguntado hace unos meses, seguramente habría contestado que este de hoy es mejor, al menos no requiere tanta atención y concentración para entenderlo. Sin embargo, a día de hoy, también tiene su atractivo enfrentarse a esos textos difíciles, exigentes de La Acequia, para mí son como un reto el intentar darle una interpretación que se aproxime lo más posible a la segunda lectura que casi todos tienen. pancho

Isabel Huete dijo...

Vaya con las dos últimas entraditas...! La tristeza no es malo sentirla si no dura mucho tiempo, incluso puede ser gratificante, pero eso de que todos llevamos un mostruo dentro... Mira que yo pienso, sin embargo, que lo que llevamos dentro es de una grandeza y belleza enormes y que lo que sacamos fuera (o lo que dejamos ver) es su parte peor, que incluso puede llegar a ser mostruosa... Los monstruos no existen, se los crea uno mismo, y tú, de vez en cuando, te muestras un poco "monstruorizado".
¡Anímate, anda, que te veo un poco decaidillo!
Besazos

Nome Digas dijo...

El problemas no es lo que tenemos dentro; sino la parte que nos domina de lo que llevamos dentro.
Ese texto me ha gustado; quizá porque todavía hay algo de adolescente en mí.

Por cierto, Pedro, aprovechando la cercanía que genera este medio y sabiendo de tu capacidad reflexiva, me atrevo a pedirte una entrada sobre la adolescencia. Me parece que en esta cultura tan nueva y cambiante que vivimos todos estamos obligados a experiementar y a ser un tanto adolescentes.

Un saludo

Tareixa dijo...

Que llevamos un paqueño monstruito dentro es más que evidentem, pero muchas veces es un pequeño genio, o al menos eso creo yo cuando termino alguno de mis dibujos, alguno de esos que miras y dices: "esto no he podido hacerlo yo"..Es cierto que me sorprendo a veces viendo lo bien que ha quedado y me siento incapaz de repetirlo..¿Sabes de algun estudio científico que explique cosas así?..

Fabio dijo...

Párrafo de adolescencia con monstruo incluído?
mmm
a veces me ha pasado que he tirado para el lado de los malos...
ese también sería el monstruo que llevo adentro?
saludetes majo!

nerea dijo...

Así que de jovencito escribias igual de bien que ahora ¿eh? Pues me ha gustado mucho.

Perdona por tardar tanto en pasarme :-(

Besicos!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

XUANRATA: en efecto. Es curioso cómo, cuando pensamos en nosotros, gran parte de lo que nos creemos son instantáneas de aquellas épocas, sin darnos cuenta de por dónde nos ha torcido la vida.

ANTONIO: Gracias por tu análisis tan detallado. Me la cuidaré, que no sé dónde me va a llevar.

ANA-CRÓNICA: un placer.

MARTIZA: conocerlo y contralarlo, como dices, si lo dejamos salir y encuentra aliados será peor. Bienvenida a La Acequia, en la que espero verte más a menudo.

EUPHORBIA: la operación bikini... suerte. Yo creo que cambiaré de talla... Un beso.

MERCHE: tengo, tengo, y de vez en cuando lo siento. Volvamos a los deseos, por lo tanto. Besos.

DESPLAZADOS: control, entonces, control. Suerte. Besos.

ISABEL: a veces, sólo mostramos la conveniente, pero la otra está ahí, esperándonos. Besos.

BIPOLAR: Sabía que te iba a gustar.

ALDABRA: eso de romper cosas porque duele a los que nos rodea me ha pasado también. No me volverá a ocurrir, por supuesto. Besos.

BRUJAROJA: no has leído este texto, pero sí me has leído cosas de este monstruo: sigue los enlaces del post o pincha en la etiqueta "Monstruos". Es una serie, pero más oculta que las otras. Lectora perspicaz y con memoria...

SAO: muchas gracias, amiga, y besos.

MAFALDIA: pues sigamos...

ROSA C.: no siempre, en efecto. Pensaba en El lobo estepario en concreto al redactar la entrada, me alegro de que lo leyeras y de que lo vuelvas a hacer. Es curioso, el monstruo puede ser lo negativo, pero también como dices, la exaltación de la libertad individual. Me gusta cómo lo has visto.

SAUVIGNONA: me alegro de que hayas identificado también la referencia. Un abrazo.

ELIANA: no te preocupes, lo sé. Aquí estaba, esperando tu deseado regreso.

AMADOR: y qué razón tenía.

SOL SOLITO: ahí estaba, en efecto. Besos.

PANCHO: siempre tan atento en tus lecturas, querido amigo. Un abrazo.

ISABEL: también llevamos la grandeza, pero no lo sabemos. Aflora más el monstruo. Me animaré, volveré al deseo. Besos.

NOME DIGAS: me apunto la sugerencia, creo que puede ser interesante. Dame unos días.

TAREIXA: pequeño grande y nos devora. Buscaré bibliografía...

FABIO: la inclinación al lado de los malos es constante. A veces uno desaría dejarse llevar... Saludos.

NEREA: ya sé que tienes vida azarosa e ilusionada ahora, no te preocupes, pero se echan de menos tus besicos. Besos.

Un abrazo a todos y gracias por vuestros comentarios.

blogochentaburgos dijo...

... en ocasionessssss...Veo acequias

CalidaSirena dijo...

Me ha encantado.
Besitos cálidos

El Deme dijo...

Pues yo creo que de lo que hablas es de la depresión.
(estoy dentro de vosotros y os estoy devorando)
Asi que nada, fuera, fuera, a ver la vida con otros colores...

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas tardes Pedro,
En este escrito me he sentido como alma gemela, en el sentido de esa rabia de saber observar a tu alrededor y darte cuenta de lo mal que lo estamos haciendo....
Me pasaba cuando era mas joven, pero paulatinamente, el monstruo se calma y da zarpazos con el corazon mas que con las garras.
Siempre que puedo y se presenta la ocasion tertuliana, con gran satisfaccion por mi parte (aunque no se me entienda bien); la frase del Sr. J. Benavente: El unico egoismo aceptable es el de procurar que todos esten bien para estar uno mejor"....
Evidentemente primero (cosa dificil); hay que procurar por que todos esten bien, luego....
Abrazos literarios para ti, con la obra de Herman Hesse.
Jesus

DianNa_ dijo...

Yo me peleo con mi monstruo a diario, pero convivimos, que remedio nos queda?? tampoco es tan malo, solo es que está loco ;)

Besos nuestros^^

Macacolandia dijo...

Pues el monstruo que yo llevo dentro debe estar desganao por que ultimamente estoy notando que engordo.
Al monstruo que llevo dentro decirle que si un día le da por empezar a devorar que empieze por las grasas si puede ser que aparte de estar más tiernecillo me haría un favor.
Me encantó el texto Pedro. Saludos.

Capazorros dijo...

A lo mejor es el monstruo el que carga con nosotros.
Pasaba por aqui.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BLOGOCHENTA: acequias ochenteras...

CALIDASIRENA: Besos. Gracias.

DEME: depresión, maldad, fantasmas...

JESÚS: me gusta la frase, a la que sólo se llega, en efecto, con la edad. Abrazos.

DIANNA: la convivencia exige pactos con uno mismo. Y eso es bueno. Besos.

MACACOLANDIA: lo malo es que es muy puñetero y hará lo contrario: ya sabes, uno nunca adelgaza de donde le gustaría. Saludos.

CAPAZORROS: es una buena, buena forma de verlo. Saludos.

jg riobò dijo...

A mí no me engañas, has encontrado acomodo en los túneles y agujeros donde sabes que no te buscan y nos acechas.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAVIER: y os perseguiré con saña.

Pilar dijo...

Una época de mi vida, unos años de mi vida, tal vez cuando aterricé a la vida, tal vez fue tarde, a los 19 o 20 años más o menos, no me quería nada, nada en absoluto.
Sentía que dentro de mí había alguien que no me gustaba, y no sé porqué, fue repentinamente, después de una noche loca, después de una borrachera...el mundo se me cayó de repente...y entonces, quería huír de mí, era mi obsesión...fueron años duros (no quiero enrollarme). No era capaz de sintonizar con el ser que me tocaba cargar en la vida...Fue realmente duro, y no fue corto, fue un proceso largo.
Ahora estoy aquí, en el punto intermedio de mi vida, y estoy contenta con lo que llevo dentro. A veces, aún se asoman las inseguridades, los impulsos, el descontrol...pero se van aceptando y se van dominando.
Gracias, Pedro, porque no sabes lo que me libera poder escribir esto.
Un abrazo desde mi interior.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PILAR: en ocasiones hay que llegar muy al fondo de uno mismo para recuperarse. Después llega la madurez, la aceptación y la vida. Aquí está tu página, Pilar. Lo sabes. Besos.

Anónimo dijo...

Pienso que en el fondo nosotros mismos somos nuestros propios enemigos, con los que luchamos día a día y son nuestro gran secreto, pero nos acostumbramos a vivir con ellos.
No dejemos que nos invadan.
Besos.
Nina.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

NINA: es tarde: estamos invadidos. Sólo podemos controlarlo. Besos.