viernes, 28 de marzo de 2008

El monstruo


Casi todos llevamos un monstruo sumergido en las tripas, que debiéramos buscar dejándole pequeños cebos, para atraparlo aun a costa de nuestra misma supervivencia. Algunos no son peligrosos más que para el que los porta; otros, en cambio devoran lo que hallan a su alrededor. El ser humano ha de luchar a lo largo de su vida contra la violencia de su propio puño, la crispación que nos hace bestiales, la inclinación al grito que acalla la conversación pausada. La victoria, consciente, en esa batalla nos civiliza a nosotros y a nuestros descendientes: es lo que debería predominar en la Historia y por lo que muchos nos levantamos cada día, esperanzados. Sin embargo, algunos de nosotros pierden esa batalla y se dejan arrastar hacia las zonas abismales de las aguas más lodosas y de ellas surgen, aprovechando las grietas del sistema social que nos hemos dado, para el luto de todos, las noticias que nos agarran de las entrañas y nos dejan desolados.
Mari Luz era hija de todos y cada uno de nosotros.

22 comentarios:

Fabio dijo...

buen post
cada dia intento dominar a mi monstruo, aunque siempre habra algun residuo que querra clonarse.
Por suerte las batallas se libran, y la conciencia, modera el lodo y el fango, el mismo lodo donde florece el loto, y pese a sus raices embarradas, da lo mejor de si en una flor.
Buen post, permite mas de un analisis
saludos
fabio

Mafaldia dijo...

Amargos días en los que te sumerjes en las profundidades abismales de la tristeza para intentar tocar fondo, algún fondo y de nuevo salir a la superficie, si mañana sale el sol y seguimos respirando, es una buena oportunidad para buscar alegria.

blogochentaburgos dijo...

Ha fallado la justicia clamorosamente. Independientemente del monstruo, éste era conocido y reincidente. Ahora bien, y no es populismo, pásate 5 Km del límite de velocidad..., que caerá inexorable el brazo de la ley y sus plazos sobre ti. Hay cosas en el sistema que entre todos nos hemos dado, qu son difíciles de entender. Bravo por el padre y sus declaraciones. Nadie hizo tanto por mejorar la imagen de los gitanos, como este hombre en 5 minútos de declaraciones

XuanRata dijo...

Casos como este ponen de manifiesto de una forma trágica el vergonzante desinterés de todos nuestros gobiernos por la administración de justicia. La falta de medios técnicos y humanos, la falta de formación y el exceso de "oposititis" de los jueces, normas procesales obsoletas, todo desemboca en un deterioro progresivo de la justicia, hasta tal punto que ese desinterés gubernamental puede llegar a parecer interesado.
Muy oportuna la foto, un excelente pie de texto.

Serendipity dijo...

Desconozco la noticia pero escucho el tono. Y lamento el infortunio. La foto me gusta.

DianNa_ dijo...

Estos son los momentos en los que pierdo la poca fe que me queda en la gente y no entiendo nada.
Buenas noches^^

Merche Pallarés dijo...

Es increible que la justicia haya sido tan injusta con este caso del asesino de la pequeña Mari Luz. Hay demasiados desalmados libres pululando por ahi que deberían estar, por lo menos, controlados por la policía. Besotes, M.

BIPOLAR dijo...

No comprendo la postura de las mujeres que conviven con los pederastas y los defienden a ultranza en estos casos tan claros en los que la presunción de inocencia está fuera ya de su alcance.

Reggis FraPe dijo...

Pues si el monstruo interior no te puede hacer daño, entonces no pasa nada. El problema es cuando el encontrarlo te deja sin fuerzas y dolorido.
Pedro no es nuevo que me guste tu forma de escribir tan definida, a veces critica, siempre con una visión interesante.
Así que me tome la libertad de dejarte un premio en mi blog.
Un abrazo.

PILAR dijo...

Despropósitos varios.
Debilidad total.
Imperfección suma y pura.
Quién falla?
Qué le ocurrió al agresor a lo largo de su vida para llegar a esto?
Y su mujer? cómo era y es capaz de taparle de esa forma.
Y el juez?
RES-PON-SA-BI-LI-DAD
Creo que cada uno en la vida debe asumir responsabilidades de todos nuestros actos. A veces un pequeño fallo puede traer sus consecuencias.
Había una película que se llamaba "Cadena de favores" pues a veces la vida se titula "Cadena de despropósitos"

Anónimo dijo...

Lo peor de este mundo es cuando la injusticia, la maldad, la dejadez y la falta de vergüenza la pagan los niños. Es insoportable. Isabel.

Dargor dijo...

Si no se baja al abismo y se lucha con el monstruo nadie podrá afirmar haber controlado su oscuridad.

Pauper de todos los que no se atrevan

Anónimo dijo...

A medida que pasan los días y vamos conociendo los pormenores del caso de la niña onubense, más nos ratificamos en la percepción de que se trata de un hecho increíble, pero cierto y trágico.

La cadena de despropósitos más parece propia de la Edad Media que del siglo XXI. Es el reflejo de la España propensa a la chapuza y a la improvisación (pocas veces positiva) que tanto se prodigan en muchos sectores de nuestra sociedad y que sólo salen a la luz cuando ocurre una desgracia. pancho

fernando dijo...

La culpa de la violencia es de cada uno, no de la sociedad. Ser pacífico es algo innato, no ser violento. un abrazo.

Francisco O. Campillo dijo...

Excelente post. Realmente excelente.

manzacosas dijo...

Hola. En mi opinión no tiene nada de particular que estas cosas sucedan. Hay que pensar que tenemos un sistema judicial bastante imperfecto, que falla ya por la base, o sea en el sistema de elección de los jueces. Si a eso añadimos la imposibilidad del control de todas las actuaciones judiciales, ocurren estas cosas. Habrá más. Un saludo

São dijo...

O ser humano é o animal selvagem mais mal domesticado do planeta!
Digo contigo: Mari Luz é filha e neta de nós todos.

E como é possível ter acontecido este biltre sem ponta de vergonha ter sido deixado à solta?!
E eu que pensava só acontecerem erros tremendos em Portugal...

Besos, amigo.

jg riobò dijo...

Qué esperar de una sociedad enfrascada en el consumismo y en el placer malsano.
A veces dan ganas de caminar por una rampa hacia el abismo.

manuel-tuccitano dijo...

son las cosas que mi saber no entiende...ante tamaña alimaña, como puede ser el cazador tan benévolo y dejarlo campar a su antojo....
Descanse en paz...solo servirá para que sus padres sepan que no la han de buscar...solo para eso. Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

FABIO: Gracias. Es en la lucha en donde nos medimos: el éxito es esa flor de la que hablas.

MAFALDIA: ...para buscar alegría: busquémosla, aunque no salga el sol. Un abrazo.

BLOGOCHENTA: Me sumo a tu opinión sobre el padre. Y a esas contradicciones de la ley.

XUANRATA: en efecto. Ya está bien: la Justicia es uno de los pilares básicos de nuestra sociedad: dotémosla de suficientes recursos y controlemos su funcionamiento, sobre todo esas actitudes de alguno de sus funcionarios.

SERENDIPITY: por desgracia, no es un caso único ni en España ni fuera. Por eso indigna más el fallo de los controles.

DIANNA: es difícil de entenderlo, muy difícil. Un saludo.

MERCHE: ¡cómo ha fallado todo, amiga! Besos.

BIPOLAR: es difícil de entender la convivencia con estas personas. ¿Qué haríamos cada uno de nosotros?

REGGIS: Gracias por el premio y por tus palabras. Un abrazo.

PILAR: estas cadenas de despropósitos son como esos juegos de fichas de dominó, que arrastran toda la hilera en su caída. Qué difícil es que la gente asuma sus resposabilidades, Pilar.

ISABEL: en efecto, los más inocentes, aquellos a los que deberíamos proteger siempre.

DARGOR: eso es: nadie puede decirse a salvo si no ha dado esa batalla.

PANCHO: tienes razón, estos errores -fallos, negligencias, chapuzas- son muy habituales y sólo nos enteramos de aquellas que acarrean dramáticas consecuencias.

FERNANDO: eso es, el control de la violencia debe comenzar por cada uno de nosotros. Un abrazo.

FRANCISCO: Gracias, amigo.

MANZACOSAS: esa es la sensación amarga, que, conociendo la situación, todos sabemos que habrá más. Un saludo.

SAO: querida amiga, España no está mejor que Portugal en estas cosas. Y la presión social sólo actúa cuando surgen casos de este tipo.

JAVIER: un sociedad en la que cada uno busca su propio placer y bienestar y encastillarse. Al final, nos llevan a todos al abismo.

MANUEL: no hay forma de entenderlo. Un abrazo.

Gracias a todos por vuestras palabras.

amelche dijo...

Tienes razón. Curiosa contradicción del ser humano: unos destruyendo la vida por sistema y otros, sin embargo, creándola y protegiéndola. Y conviviendo todos juntos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

AMELCHE: Tan juntos que, a veces, son la misma persona. Da miedo nuestra especie.