viernes, 1 de febrero de 2008

Serenidad


He recorrido todas las grietas desde el origen de las cosas. La ciudad me ha enseñado sus tripas y yo procedí a rajarlas con perplejidad de carnicero escéptico. Recuerdo cuando aun me temblaba la mano de la navaja, con la hoja afilada por los gritos mudos de las víctimas que debía examinar, para comprender el crimen. Hasta este punto en el que debo tomar la decisión última.

Sé cual es, sólo espero el momento.

14 comentarios:

Marcel.la dijo...

Intensa reflexión para un foto muy acertada.

mafaldia dijo...

No se si serenidad te puede aportar el bucear en las profundidades de algo, o alguien, es mejor a veces quedarse en la superficie para no descubrir el fango o el poso que deja el tiempo, creo. :)

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

La decisión última...suena impactante.

jg riobò dijo...

A parte del violador que se pasea por ahí, ahora también campa un personaje acaso huido de la fuente del lobo.
Una foto magnífica.

Sandra García Gómez dijo...

la última decisión siempre es la definitiva e importante.

fernando dijo...

mmm, no me gustan los lugares como el que nos enseñas en la foto.

un abrazo.

pancho dijo...

En su acercamiento a los orígenes, el paseante se muestra apesadumbrado y dolorido al descubrir el daño que la especulación y la falta de una planificación correcta ha causado en su querida ciudad.

Aunque el no tiene duda qué partido tomar, decide pensárselo dos veces antes de hacerlo público.

Raúl Urbina dijo...

Pedro, el bloguero desmembrador de sentimientos y heridas. Me gusta ese matiz acechante.

PILAR dijo...

Esperar el momento.
Serenidad.
Hoy me quedo con eso.
Un abrazo, Pedro

Merche Pallarés dijo...

Querido Pedro, mi pareja de baile, no me gusta eso de la "decisión última, sé cual es, sólo espero el momento"...intuyo una gran depresión. Mira, en la vida, por muy mal que vayan las cosas siempre, siempre se remonta y la luz aparece al final del tunel. Te lo digo por experiencia. Animo y besotes mil, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MARCEL.LA: gracias, sobre todo por fijarte en la foto.

MAFALDIA: la serenidad le viene al personaje después de haber analizado las entrañas del mundo y comprender que ya no le queda nada más por saber, sólo enfrentarse a sí mismo.

CLARA Y PEPE: Bienvenidos a La Acequia desde vuestro divertido blog.

JAVIER: en efecto, de la misma estirpe, pero esta vez es el perseguidor.

SANDRA: y, sobre todo, es la última, eso le da su significado.

FERNANDO: existen, en todas las ciudades. A mí me gusta explorarlos.

PANCHO: magnífica interpretación del personaje.

RAÚL: debemos mantener esa actitud para no ser sorprendidos, querido amigo.

PILAR. Un abrazo, Pilar.

MERCHE: en este caso el personaje analiza las vísceras de los crímenes de otros, querida amiga. Lo que pasa es que a veces la luz es la que los oculta. No te preocupes, voy tirando. Besos.

Un saludo a todos y gracias por vuestras palabras.

Merche Pallarés dijo...

A veces no capto tus relatos surrealistas, perdona, en el fondo soy muy primaria... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

el responsable soy yo, quizá los oscurezco demasiado, MERCHE.
Besos

Merche Pallarés dijo...

Pedro, eres un amor...Besotes, M.