viernes, 26 de febrero de 2021

Ya eres solo paisaje

 


Ejerzo de presente en la infinita tierra,
estoy sobre la mota que domina el valle,
pero quien permanece es el río que empapa los campos,
el viento de los páramos que llega desde la peña,
el beso horizontal del cielo sobre toda la extensión.
La mirada se pierde y te vacía,
ya eres solo paisaje
que desciende, con lento paso, al agua.

© Pedro Ojeda Escudero  (2021)

14 comentarios:

mojadopapel dijo...

Ser paisaje, es permanecer.

JLO dijo...

lindo paisaje... con tu descripción me hiciste acordar a la definición que dan de mi apellido Otero: cerro que domina un llano... saludos

Sor Austringiliana dijo...

La mirada te vacía y te llena a la vez. De río, viento y cielo. Todo uno.

Fackel dijo...

Pues no es poco sentirse uno paisaje, el cual también es cambiante, aunque nuestros ojos no lo adviertan. Interesante reflexión.

Emilio Manuel dijo...

Se es paisaje mientras no se sea multitud.

Francesc Cornadó dijo...

Somos paisaje con figura.
Buen poema. Te felicito
Francesc Cornadó

Sor Austringiliana dijo...

Detrás de mis cuencas nada queda
Todo el presente son mis ojos
Siento mi renacer de cuerpo como río besado por azul y acariciado por el viento
Siento el peso infinito del futuro
(Agustín Merino)

Berta Martín de la Parte dijo...

Siempre hemos formado/formamos parte del paisaje.Entre otras cosas. , es lo que nos salva.

Ele Bergón dijo...

Llegar a ser paisaje en el presente, de un pasado que cambia poco, nos da energía para el futuro.

Y allá, lejos, lejos.... molinos de viento.

Besos

El Deme dijo...

Caminemos por donde caminemos, siempre habrá un río que nos preguntará: ¿me cruzas? ¿te hundes? ¿te dejas arrastrar?...

Luis Antonio dijo...

El texto rezuma poesía por todos sus poros...

andandos dijo...

Suelo decirlo, que estamos de prestado. Tú dices más cosas , y mejor. Ayer estuvimos por Belchjte, Fuendetodos... creo que era, lo que muchas veces veíamos, estepa. Creo que hice fotos.

Un abrazo

São dijo...

Excelente combinação entre as palavras e a paisagem.


Amigo mio, te abrazo

Myriam dijo...

¡Divino poema, ágil, dulce y sutil!

Besos