viernes, 11 de enero de 2019

Botar un barco de papel

Fotografía de José Luis Rúa.

En Ayamonte boté un barco de papel. Botar un barco es una esperanza, un deseo. ¿Resistirá el agua, llegará hasta la otra orilla? ¿Cuál es el destino de un barco de papel? Se me había olvidado ya la forma de hacerlo, como se me han olvidado tantas cosas de la infancia. Por donde nos lleva la vida no hay barcos de papel, pero deberíamos retomar la paciencia de chicos: barcos, aviones, pajaritas... Este barco llevaba poemas y fui feliz en el momento de botarlo, como cuando niños nos volaba en la dirección correcta el avión o el barco surcaba el agua hasta más allá de donde nuestra esperanza creía posible.

Estas semanas pasadas no han sido buenas. Me he despedido de dos seres muy queridos y cercanos, dos hombres buenos. De esas personas que siempre irán en mi barco de papel, muy frágil y esperanzado.

14 comentarios:

Javier hernandez baruque dijo...

Piensa,Pedro amigo, que esas dos personas tan queridas y valiosas seguirán embarcados,no en tan frágil embarcación, ni mucho menos en la barca de Caronte,sino en el velero luminoso de vuestros corazones. Desde la amistad y el afecto, un abrazo blanco como una vela para Mayca y para ti... Y ahora ya que os ilumine la nieve,que bien os merecéis.

mojadopapel dijo...

Gracias Javier, de corazón, por ese bonito abrazo de vela.

Camino a Gaia dijo...

A la zozobra o a puerto
lo que nos ha dado la mar.

Francesc Cornadó dijo...

Amigo Javier, esos seres queridos han emprendido un rumbo que desconocemos. Te queda el recuerdo de cuando estaban atracados en el puerto conocido.
Retomemos la paciencia.
Abrazos
Francesc Cornadó

Emilio Manuel dijo...

A todos nos toca, incluso a los barcos de papel.

Luis Antonio dijo...

Hay recuerdos imperecederos que nos acompañan de por vida...

Abejita de la Vega dijo...

Barquito de papel, sin nombre, sin patrón y sin bandera...
Tristes despedidas, un abrazo, Pedro.

Fackel dijo...

Como las despedidas tienen que producirse antes o después lo mejor es que aquellos que nos significaron sigan siendo tripulantes en nuestra mente amable y agradecida. Todos vamos a ninguna parte, sea cual sea la navegación efectuada. Un abrazo.

María Dorada dijo...

Siento que no hayan sido buenas estas dos semanas, Pedro, es muy triste la despedida de seres queridos.

Un abrazo.

LUISA M. dijo...

Ánimo, Pedro, y un abrazo en estos momentos duros por despedir a dos seres queridos. Quédate con los recuerdos y las vivencias que compartiste con ellos.

Alicia Montero dijo...

Querido Pedro, volver al Alma de niños...ahí está lo que nos sostiene en estos momentos difíciles...
Que permanezca en tí esas ganas de botar en barco de papel...ellas nos mantendrán alertas.
Beso,

Ali

Ele Bergón dijo...

Dicen que los años de nuestra temprana infancia, nos marcan para siempre. Yo creo que es verdad.

Siento que dos hombres buenos y cercanos a ti, se hayan ido, pero ahí está tu barquito de papel.

Un abrazo muy fuerte para Mayra y dile que lo siento mucho.Por supuesto también para ti.

Besos

Campurriana Campu dijo...

Lo siento, Pedro. Son las cosas duras de la vida. Pero los llevarás en tu barco. Hasta que éste se dirija también al horizonte infinito.

impersonem dijo...

El destino de un barco de papel es mojarse en su travesía por el espacio-tiempo al que es empujado...

Siento mucho esa pérdida de esos seres queridos y te acompaño el sentimiento en el duelo que estás pasando...

Abrazo