martes, 15 de mayo de 2018

Epifanio y el gato de Shcrödinger


Epifanio abrió la caja en la que había encerrado al gato y estaba vivo y muerto. Él, no el gato. Aprovechó para acompañar en el sentimiento a sus seres queridos, a los que hacía demasiado tiempo que no veía.

5 comentarios:

Fackel dijo...

¿Le dices adiós cuando pasas delante?

Edurne dijo...

Está muy bueno este divertimento, profe.muy educado Epifanio.
Félix el gato, el único, único gato, siempre ha sido mi gato preferido.

Gracias por la sacarme una sonrisa.
Besos

Myriam dijo...

Entre onda y partícula, que es lo mismo al ser lo uno y lo otro, puede que esté más vivo que nunca y que el obre, no lo sepa.

Besos cuánticos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Apuesto a que está vivo y no lo sabe... o viceversa, todo depende del observador, que, en todo caso, es él mismo... Epifanio, no el gato... o sí, depende.

Abejita de la Vega dijo...

A mí eso del gato cuántico me desborda. Como a Epifanio.