domingo, 21 de septiembre de 2014

Escenarios para un beso


Hay escenarios propicios para un beso. Como si alguien hubiera pasado horas preparándolos. Hasta la luz, filtrada en un día lluvioso inclinado ya hacia el otoño. La cortina de lluvia moja sus rostros, se encuentran al doblar la esquina, se miran y reconocen. Ninguno de los dos lleva paraguas. Él viene de tomar café en el Bolís y leer en el periódico las mentiras y la agenda de la semana, ella de unas gestiones de última hora. Atardece. No les importa mojarse. Cuánto tiempo, dice él. Tanto como todos los otoños del mundo cantados en un tango, dice ella. No pueden evitarlo, ambos están llenos de películas en blanco y negro. Quizá un bolero. Él se ha acercado lo suficiente como para sentir el olor reconocible de su piel y el temblor de su mirada. Qué importa. Se acerca un poco más. Ella se pone un poco de puntillas -tampoco él es tan alto- y le besa suavemente en los labios. Él la atrae hacia su cuerpo, con la mano en la espalda, y hace el beso más profundo, intenso y largo. Sigue lloviendo.

16 comentarios:

Marina dijo...

¿Después de tanto tiempo?

:)

poemas lichazul dijo...

escenarios y protagonistas
no siempre se encuentran
pero cuando ocurre
la química funciona

bss

Abejita de la Vega dijo...

Cualquier escenario es bueno.

Rita Turza dijo...

Precioso post. Para un beso cualquier escenario es bueno, pero el de tu retrato es espectacular.

Besos.

Rita Turza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LA ZARZAMORA dijo...

Eso es mojarse...
;)

Besos, Pedro.

José Núñez de Cela dijo...

Supongo que cualquier escenario sería bueno, pero, es verdad, hay lugares que enmarcan momentos especiales que pueden llegar a ser mágicos e inolvidables. La vida debería llevarnos a coleccionar esos momentos en esos lugares.

Luis Antonio dijo...

Pues el día de hoy tiene esas características que parecen propiciar el beso. Estaré atento cuando doble la esquina...

Joselu dijo...

Creo que este tipo de besos me viene un poco lejos. Pero es hermoso acompañado de la lluvia. la situación no puede ser más melancólica y excitante a la vez.

Kety dijo...


No importa el tiempo, sino el sentimiento que aflora en el encuentro. El escenario es secundario.

Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Que bonito lo pintas, profesor. Pero si se está en el lugar apropiado en el momento justo es....increiblemente
bello. y hay veces las circunstancias lo permiten. Aleluya!!!

Saludos cordiales.

Omar enletrasarte dijo...

tres cosas que hacen mundana esta prosa, de lo contrario sería mágico, inusitado, arcano:
-la incursión musical del tango y el bolero
-la mención del paraguas ausente
-la lluvia
.
como digo, de no existir esos "agentes" de la vida común, el desarrollo impecable de la palabra nos estaría construyendo una hornacina donde adorar un beso
el mejor abrazo

XuanRata dijo...

No solo es el escenario propicio para un beso sino que es que además tiene la forma misma del beso con todos y cada uno de sus elementos, incluido ese toque cinematográfico del que ya no sabríamos prescindir.

Un abrazo.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Para un beso o para un crimen, por llevar la contraria. Esas calles me recuerdan, salvando todas las distancias, "Calle Mayor", que seguro conoces.
Mejor para un beso, aunque sea sin sonido.

Un abrazo

Ele Bergón dijo...

Me gusta y me emociona esta descripción del encuentro.

Un abrazo

dafd dijo...

Con la transparencia de un manantial, he de decir: qué romántico.