martes, 18 de enero de 2011

Estrambote cervantino: el ritmo juguetón.


Es difícil innovar en un soneto: es un artefacto rítmico imponente y exacto. El soneto clásico español lo dejó perfecto Garcilaso, que sin duda tuvo un oído prodigioso para el ritmo poético. Lope definió la estrofa con ingenio, pero se guardó el secreto, como buen mago. Quien siga su definición al pie de la letra, sólo tendrá cómputo, pero no poesía. Lope lo sabía y escondió lo que importa para comprender el engranaje del soneto mostrándolo por debajo del argumento. Esto es muy barroco: engañar con la verdad, mostrar el truco para volver a ilusionarnos y que no lo veamos. Muchos se quedan solo con lo que dice que es un soneto y no leen más allá: se le nota la sonrisa a Lope.

Sin embargo, es posible jugar con el ritmo del soneto, usando otros versos, por ejemplo, pero hay que ser un buen poeta para hacerlo. O desbordándolo, haciendo que lo que rebase de los catorce versos sea, precisamente, lo que lo dé sentido completamente sin tocarlo. Cervantes, como en casi todos los géneros que tocó, tiró de parodia y amplió el género soneto con el estrambote. No fue el primero en hacerlo, pero sí fue el mejor:

Al túmulo del rey que se hizo en Sevilla


    «¡Voto a Dios que me espanta esta grandeza


y que diera un doblón por describilla!;


porque, ¿a quién no suspende y maravilla


esta máquina insigne, esta braveza?


    ¡Por Jesucristo vivo, cada pieza  5

vale más que un millón, y que es mancilla


que esto no dure un siglo, ¡oh gran Sevilla,


Roma triunfante en ánimo y riqueza!


    ¡Apostaré que la ánima del muerto,


por gozar este sitio, hoy ha dejado  10

el cielo, de que goza eternamente!»


    Esto oyó un valentón y dijo: «¡Es cierto


lo que dice voacé, seor soldado,


y quien dijere lo contrario miente!»


    Y luego encontinente  15

caló el chapeo, requirió la espada,


miró al soslayo, fuese, y no hubo nada.


Cuando el lector pensaba que el soneto moría en el verso catorce, Cervantes cambia el ritmo y dota al poema de un nuevo final: el desborde juega con todo lo anterior e implica el gesto (voz y mímica) del que recita el poema, advirtiéndolo al que escucha y al que declama con un prodigioso heptasílabo que es puro teatro, como tantas cosas en la obra de Cervantes (Y luego encontinente). Le ha cambiado el ritmo para que el poema sea más de lo que parecía: y no sólo porque en vez de 14 sean 17 los versos. Prodigioso sobre todo porque parece fácil. Lo parece.

21 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Que no innovó este escritor...sorprende a conocidos y ajenos...un auténtico genio...saludos

Myriam dijo...

¡¡¡Ay!!!! ¡e a mi che mi piace tutti l´strambotico di Cervantes! Diro a Marianne Gambell di giocare con i sonetti...

Asun dijo...

Voy aprendiendo todo lo que no aprendí en su momento, y eso que estas no son las mejores horas para una clase de literatura.

Besos

silvi dijo...

Muy bueno ¡!!Mientras leía tu excelente explicación,recordé el final "El otro" de Borges;"Suyo (de D´s)es lo que perdura en la memoria Del tiempo secular.Nuestra la escoria".

SAUVIGNONA dijo...

hola pedro...
mira te contaree que leer esto me transporta al pasado...a mi 2 año del secundario...cuando una profesora de lengua y literatura nos hacia leer el mio cid....

primero resongue por este tipo de lectura y luego termino gustandome...


te dejo besos y cariños!

sauvignona

Jan Puerta dijo...

Pedro, Voy a ponerme al día de todas estas últimas entradas a las cuales no asistí.
Leyendo esta entrada de hoy, uno tiene más ganas de seguir leyendo todo lo que escribió Cervantes. Detrás de la lógica, aparece la genialidad.
Y pensar que aun hoy, hay algunos que dudan de su buen hacer literario.
Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

Nunca había oido hablar de "estrambote". Interesante. Una pregunta, ¿qué tiene que ver la foto que has puesto con el texto? Besotes estrambóticos, M.

Señor De la Vega dijo...

Mi Señor Ojeda, ¿está Usted preparando la teoría para acercarse al romántico Gustavo?
Desconociéndole, me apuesto un euro.

En cuanto a los poetas que hoy toca, y lo que usted insinúa, no sé que secreto se guardaría el burro de Lope, pero me acuerdo que el Señor Carpio me decía que "el soneto está bien en los que aguardan" teorizando sobre la composición para soliloquios teatrales en las comedias de sus nuevas tablas.
Como era muy cachondo y por ser todos barrocos, él como Quevedo usó el soneto eco, e igual que antes Boscán el estrambote y al decir ésto de tonto yo no peco, ni me quiera dar el pisto yo por listo, que todo en Wikibusco yo lo encuentro.

Por cierto, no sé porque le llamaron soneto con estrambote en lugar de llamarlo como se llamaba en Italia ‘soneto caudato’ desde el XIV, ya que ‘strambotto’ era la popular ‘ottava siciliana’ (dos serventesios), además, a mí, los tres versos ‘caudatos’ los miro con recelo al parecerme una simple variación del ‘stornello’.

Ni que decir tiene que hablo por hablar y por boca de ganso, porque ni estudié nunca poesía, ni la leo. Pero justo por eso, compondré con mala uva un despropósito en mal soneto (más sáfico que melódico) con eco y estrambote (nunca jamás antes unidos) dedicado a mi lírica parienta, y gracias a De la Vega, me subiré al escenario a desdeñarla, y de nuevo será olvidada la susodicha cuando la rima yazca acabada aquí en las tablas.

¡Compón soneto mi engorrosa osa
y así ignorante disimula mula
que tu poesía ya no anula nula
esta corta honra que ante esposa posa!

No soy romance de amorosa rosa
solo esclavo de ti, ¡garrula!, ¡rula!
que al mirarme la cara enchulas chula
cambiando amor por belicosa cosa

solo deseas en tu obseso seso
conseguir con mi disgusto, gusto
luego cargarme con tu espeso peso

para crecerte en tu robusto busto
como hizo Judas con su obeso beso.
Pero hoy contigo, no me asusto, (susto)

es más, me ajusto justo
y sin temor a tu mamporro, ¡porro!
ya me olvido de ti ¡socorro!, corro.


J. de la Vega Z+

Narci dijo...

Efectivamente, parece fácil, y muchos somos tan osados que pretendemoshacer pasar por sonetos cualquier conjunto de 14 o de 17 versos endecasílabos con la distribución externa que ya conocemos, sin embargo la distribución temática, la de los acentos y la del ritmo, no son muchos los que la logran, y algunos ni siquiera se la plantean.

Besos

Lola dijo...

Muchas gracias, siempre aprendo algo jejejeje, eres como dije algún dia mi Wikipedia particular. Un beso

Natàlia Tàrraco dijo...

Gran lección maese Pedro al traer a colación estos estrambóticos versos del genio, te aplaudo.

Sin saber del tema para nada, sobretodo en lo técnico del versar, en leyéndolo me invade un ritmo casi musical, teatral, evocaciones concretas, cierta ironía encubierta ante la "máquina" para loa del monarca difunto, que en Sevilla, la de Italica, alzan copiando los ingenios romanos. A todo esto me llego, admirada, hasta el verso 14,do de golpe interviene el bravucón como de sopetón, para rematar, 15, 16 y 17, con un "gesto" encontinente, chulesco, visual, diría a base de palabras asombrosas, frescas.

Pedro aquí encuentro un pozo de sabidurías y aprendo sin cesar, lo cual me alegra.
Saludos al de la Vega por el jocoso soneto rimado del ídem., aquí como alocado "!obeso beso! !porro! (de vegetal no de fumar, jejeje)
El genio cervantino hace que parezca fácil, lo dificilísimo, nos sorprende siempre. !Ave! amigo a la espera del versar de quien mentó el regresar de las famosas golondrinas.

moderato_Dos_josef dijo...

Yo, lo que es de sonetos apenas se nada, en cambio me gusta admirarlos.
Saludos!

migul dijo...

Buenas, hacia mucho tiempo que no paseaba por estos parajes quijotescos. Le visito para dejarle un artículo que me impactó, relativo a la muerte de un poeta cuya obra espero se de a conocer en breves:
http://ceropasion.blogspot.com/2011/01/cesar-martin-ortiz.html

Kety dijo...

A Rocinante, caballo de don Quijote de la Mancha

Cervantes

En el soberbio trono diamantino
que con sangrientas plantas huella Marte,
frenético, el Manchego su estandarte
tremola con esfuerzo peregrino.

Cuelga las armas y el acero fino
con que destroza, asuela, raja y parte:
¡nuevas proezas!, pero inventa el arte
un nuevo estilo al nuevo paladino.

Y si de su Amadís se precia Gaula,
por cuyos bravos descendientes Grecia
triunfó mil veces y su fama ensancha,

hoy a Quijote le corona el aula
do Belona preside, y de él se precia,
más que Grecia ni Gaula, la alta Mancha.

Nunca sus glorias el olvido mancha,
pues hasta Rocinante, en ser gallardo,
excede a Brilladoro y a Bayardo.


PD: Muy laboriosos
Un abrazo

María del Carmen dijo...

eXCELENTE POST COMO YA ES TU COSTUMBRE.

al leerlo me vino a la memoria el xecir de Borges:"lo que perdura es ... la escoria de..."

Realmente es así, siempre lo que no es rescatable perdura en el tiempo.

Gracias por compartir tan culto post dónde uno es imbuído por halos con otra energía,el arte de escribir y transmitir tanto de tanto es de nobleza.

Gracias a tí y va de suyo mi aplauso por tal post!!!

Es en esta oportunidad que luego de un período sin estar en este medio he regresado al mismo, por lo tanto te invito pasar por mis blogs dónde encontrarás lo conocido renovado y con aires nuevos en decires, además de algunos detalles dejados en ellos como gratitud al estar!

Te dejo mi cariño
Marycarmen

Mis blogs

www.walktohorizon.blogspot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
www.cosechadesentires.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com

El Gaucho Santillán dijo...

Cervantes, nada menos. Ademàs "inventò" el "Calambour"!!

Que genio. "Entre el jazmin, y la rosa, Su majestad......ESCOJA!"

(Le dijo "renga" a la Reina, sin que nadie lo supiera!)

Hace 15 años, entrè a un concurso literario con esto:


En mi primeros albores,
mi jardìn fue cultivado,
con amorosos temores,
con temeroso cuidado.
Siendo joven, mis mayores,
en mì, se vieron reflejados.
De frescas y claras flores,
mi jardìn se habìa llenado.

Màs, secòse aquel vergel.
No sè que fallò, empero,
y, sin amor que merecer,
hoy, soy este àrido yermo.
¡Quiera Dios, dejarme ver,
què es tu amor, y morir luego!

Y un "crìtico" literario, dijo que yo parecìa "Hijo natural de Rubèn Darìo"!.

Me gusta Rubèn Darìo, claro, pero mas Quevedo.

Y asì fue como me convertì en "Asesino serial de crìticos literarios".

Saludos

Aldabra dijo...

a mí nunca me ha parecido facil sino más bien todo lo contrario.

¡que arte!

bicos,

elisa...lichazul dijo...

la métrica y el ritmo son dos puntales fuertes
la mayoría que intentamos hacer algo parecido a la Poesía cojeamos hasta de ambos jajaja

excelente entrada Pedro
uno siempre se va con algo más de esta asequia siempre acuosa

besitos profe

Antonio Aguilera dijo...

Sin dudad, en los tiempos modernos, Cervantes iría a la vanguardia del I+D+I, aplicado a la literatura.

Y pensar que en alguna ocasión nos dijeron que Cervantes fue inferior a su obra. Todavía no sé qué quiere decir esta frase.

Paco Cuesta dijo...

Necesito leerlo varias veces, mi capacidad tiene un límite.

virgi dijo...

¡Lujazo que eres!

Muak muak