miércoles, 25 de marzo de 2009

Amor de mis entrañas, viva muerte


Llevo en la mano una edición de la poesía completa de Federico García Lorca y leo uno de sus Sonetos del amor oscuro, en el que el poeta demanda de su amante la palabra escrita:

Amor de mis entrañas, viva muerte,
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita,
que si vivo sin mí quiero perderte.

Desde la primera vez que leí estos sonetos (lo hice en la primera edición autorizada, que se publicó en el periódico ABC el 17 de marzo de 1984 y aun guardo el ejemplar), se me enredaron en los dedos las palabras, el juego pleno de referencias a la poesía conceptual y barroca con el que los escribiera Federico García Lorca, el sabio dominio de la estrofa y la fuerza de sus imágenes:

El aire es inmortal. La piedra inerte
ni conoce la sombra ni la evita.
Corazón interior no necesita
la miel helada que la luna vierte

En éste encuentro una de las mejores descripciones de la pasión amorosa que he leído nunca:

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,
tigre y paloma, sobre tu cintura
en duelo de mordiscos y azucenas.

Cuánta poesía hay en estos catorce versos, que nos remontan al amor cortés, a Petrarca, la poesía cortesana o nuestros mejores poetas barrocos y que hacen el viaje de retorno de los mejores hallazgos de la mística para concretarla en la ansiedad humana de saber de la persona amada, de tener constancia que aun nos ama o que ya nos ha olvidado para siempre: unas líneas que confirmen el amor o lo desmienta. Qué angustiosa es la espera de esas líneas:

Llena, pues, de palabras mi locura
o déjame vivir en mi serena
noche del alma para siempre oscura.

Siempre que llego a esta altura del curso, cuando toca explicar a Federico García Lorca, a punto de llegar la sangre de la Guerra civil española, quiero imaginarme al poeta, que ya ha superado la crisis de unos años antes, afirmándose en su personalidad, en su condición de escritor, mirando confiado el futuro tras sus éxitos como dramaturgo, llenas sus carpetas de proyectos de libros y giras con La Barraca.

Y de pronto, la sangre. La destrucción de la mejor etapa cultural española.

Tomo el libro en esta primavera incipiente, quiero sentarme aquí, apoyada la espalda al tronco de un árbol y seguir leyendo, porque sé que es lo mejor que puedo hacer en este caso:

Quiero llorar mi pena y te lo digo

46 comentarios:

Nome Andrés dijo...

Y seguro que esas clases son vivas y tienen la fuerza del directo. Quién las pillara. Yo recuerdo a aquel profesor de literatura que decía las cosas de memoria y las decía muy bien porque se las sabía de sobra... pero faltaba algo. Bueno, un abrazo.

impersonem dijo...

Hermosos versos nos recuerdas... habría que sentarse frecuentemente a leer estas perlas literarias, y si es apoyado en el tronco de un árbol, en comunión con la naturaleza, mejor.

"...para que tú me quieras y me llores..."

Saludos.

Tareixa dijo...

Tal vez un dia me anime a ir de oyente a una de tus clases, apuesto a que resultan apasionantes..¿No te lo crees? He hecho locuras mayores, je, je..

Myr dijo...

que fuerte, lloro tambien...

Gabiprog dijo...

HOy hemos disfrutado de cada palabra de Lorca gracias a ti.
IMprescindible esta entrada. Un regalo para el alma.

Hernando dijo...

Ay! ese amor oscuro, lo sufrió y fué una locura en Harlem(New York)Cuba y Argentina, de ese viaje nació "Poeta en Nueva York, luego vino la miel helada, la sangre, los tricornios,al amanecer las piquetas, la muerte de la edad de plata de la literatura Española. Pero me quedo con;

Y yo me la llevé al río,
creyendo que era mozuela,
pero tenía marido.

MAMEN... dijo...

Qué maravilla de versos, qué sentimiento tan a flor de piel.. Esta alusión tuya a Federico me ha encantado sobre manera, uuffff¡¡;)

TE DEJO EL BESOOO QUE MEJOR ME HA SALIDO HOY, JEJEJEJEEE¡¡¡¡

Maritornes dijo...

Gracias por esta lección, por este estudio sobre Lorca.

Por este poema de amor sin condiciones, tan hermoso y tan tremendo.

Que sigas disfrutando de este poeta nuestro, tan importante y siempre sorprendente.

Sigo entrando en tú acequia y "te lo digo"

Un saludo.

DianNa_ dijo...

Preciosos versos desgarradores, tanto, que me deprime leerlos hoy :(

Hala, me voy a por la tortilla, una buena botellita de rioja y te busco mañana para almorzar en ese verde paraje y me hablas del escarabajo pelotero o de lo que sea ooooooo voy y lloro :)

Muchos besos, querido niño.

María dijo...

Muchas gracias por traernos a tu blog a este poeta-escritor, gracias por este bonito regalo compartido.

Un beso.

Cornelivs dijo...

Lorca, siempre Lorca...grande poeta donde los haya, autentico poeta, maestro de maestros de poetas.

Todo lo que escribió este hombre es bello, incalificable e inmortal.

Si me lo permites, Pedro, citare unos versos que a mi siempre me han llamado mucho la atención.

Francisco Sanchez Heredia
hijo y nieto de camborios
con una vara de mimbre
va a Sevilla a ver los toros.

Que cosa mas bonita...

Un abrazo.

marga dijo...

Es terrible lo que supone la guerra!!! en el caso de los genios nos arrebata la obra que no consiguieron legarnos, pero la que si realizaron chilla a nuestros corazones para que no olvidemos la masacre.
Pero ese horror hay que multiplicarlo por todas las vidas truncadas, por que todas ellas eran imprescindibles, por que todas ellas dejaron planes hechos y obras por hacer

carmensabes dijo...

Disfruta amigo ahora!!!
Lorca es amor, es dolor...es todo...

Isabel Huete dijo...

Locura por Lorca, pasión por Machado, devoción por Miguel Hernández... Los tres víctimas de una guerra absurda y cruel.
Besazos.

REIKIJAI dijo...

Pedro….El autor de Yerma llegó a la Argentina el 13 de octubre de 1933,en el transatlántico italiano Conte Grande,acompañado por el escenógrafo Manuel Fontanals y una hija de éste. García Lorca era ya toda una celebridad en Buenos Aires.La Sociedad Amigos del Arte lo invitó para dar cuatro conferencias.Terminó sus charlas en menos de un mes,pero tan agradable le resultaba Buenos Aires,que prolongó su regreso unos seis meses.En el medio,dirigió los ensayos de la Zapatera Prodigiosa y Mariana Pineda,anduvo por Montevideo y La Plata,tocó el piano en el Club Español de Rosario,le habló al público del Teatro Avenida en el reestreno de Bodas de Sangre y conoció a Gardel.Recuerdo a la abuela,nos hacia reír con estos versos.Y mis tías encolerizaban.Besitos.Silvi.

Si tu madre quiere un rey,
la baraja tiene cuatro:
rey de oros, rey de copas,
rey de espadas, rey de bastos.

Corre que te pillo,
corre que te agarro,
mira que te lleno
la cara de barro.

Del olivo
me retiro,
del esparto
yo me aparto,
del sarmiento
me arrepiento
de haberte querido tanto.

Alimontero dijo...

qué magistral entrada.. Federico Lorca...."Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,"
gracias por haber recibido este regalo hoy...
me siento bendecida...
un abrazo y un lindo finde!

Ali

Magui dijo...

É porque você é um intelectual legítimo.

Merche Pallarés dijo...

Precioso, precioso, precioso. La foto y tu texto. Aquí te dejo mi favorito:

Tarde lluviosa en gris cansado
y sigue el caminar
Los árboles marchitos
Mi cuarto, solitario
Y los retratos viejos
y el libro sin cortar...

Chorrea la tristeza por los muebles
y por el alma. Quizá
no tenga para mi Naturaleza
el pecho de cristal

Y me duele la carne
del corazón
y la carne del alma.
Y al hablar,
se quedan mis palabras en el aire
Como corchos sobre el agua

Solo por tus ojos
sufro yo este mal
Tristezas de antaño
y las que vendrán

Tarde lluviosa en gris cansado
y sigue el caminar(

(Creo que a quién has dedicado este post, te ha contestado más arriba...). Muchos besotes, M.

Antonio Aguilera dijo...

Lo tuyo Pedro, es un autèntico amor apasionado por las letras: En clase, en los blogs; por donde vas pasando seguro que derramas literatura en derredor.

Coincido contigo en la elecciòn de este "Soneto del amor oscuro".
El verano pasado en un recital sobre el 27, de nuestra peña literaria de Priego, èste fue el que elegì para recitar. AH!! y el de "Las piquetas de los gallos...", o sea, el Romance de la Pena Negra.

Muy angustiado, se ponía a veces, nuestro querido Federico.

Hasta mañana.....si Ojito quiere

XuanRata dijo...

A esta altura del curso necesitamos ser arrebatados.
Leer recostado contra un árbol: es incómodo pero hermoso.

Myr dijo...

Graaacias!

Anónimo dijo...

¡Qué emoción se siente al leerlo! Me gustaría estar en una de tus clases cuando hablas de Lorca, debe ser genial. Besos Isabel.

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Genial entrada Pedro, los versos son preciosos. Lorca: gran poeta y otro árbol caído absurdamente en una guerra sin sentido.
Un beso.

§♫*€lisa*♫§ dijo...

esto viene a confirmar que
el reino de las palabras es imperecedero y que quienes lo hacemos crecer sólo estamos de paso pequeño...

los lorca que han existido y los que vendrán ,dejararán su huella ,más del reino pasarán:)

felíz jueves

Mafi dijo...

¿Cada cuanto pedirías confirmación del amor con acuse de recibo? ;)

Juan Luis G. dijo...

Se cruzó la muerte... y aún así seguiremos disfrutando de este gran poeta.

Un saludo.

Camille Stein dijo...

un soneto magistral

... cuando magistral significa pervivencia en el tiempo y en la emoción transmitida, no cerrado academicismo

es precisamente ese pulso místico que empapa el sentir de Lorca lo que le convierte en clásico

saludos

DianNa_ dijo...

HE TENIDO QUE CERRAR MI BLOG, ESTE ES EL NUEVO :

paseandoporterra2.blogspot.com/

BESOS

estherpino dijo...

Maravilla de versos. Entristece pensar cuántos quedaron sin escribir con su muerte prematura, pero disfrutemos éstos y todos los que su genio dejó a la posteridad.
No imagino mejor forma de disfrutarlo que recostado en el tronco de un buen árbol, en esta calurosa primavera.
Un saludo.

Borja Santos Porras dijo...

Leyendo este post, quien disfrutara de tus clases

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Grande, muy grande, Lorca. Su poesía es magnífica así como su teatro. Lástima que unos patanes acabarán de forma vil con su vida. Un abrazo

salvadorpliego dijo...

Excelsa la forma como desmembras esos versos. Un verdadero gusto leerte.

El Deme dijo...

Detrás de las palabras siempre hay un hombre que sueña, que sufre, que se queja, que llora por un mundo mejor...sin posibilidad de hacer realidad sus ilusiones. Enseñar poesía a los jóvenes me parece una de las profesiones más hermosas que pueden existir porque estos chicos tomarán decisiones en el mundo de mañana.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Siempre he pensado que los que provocaron la estúpida guerra nos quitaron la democracia, la libertad, a muchos la vida y a todos, los que vivían entonces y los que vivimos después y los que vivirán en el siglo próximo, a todos nos quitaron los versos que García Lorca tenía que haber escrito en su madurez.

Carla dijo...

Hermoso post!

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Es un Lorca irrenunciable, y no precisamente demasiado conocido.
Un abrazo

jg riobò dijo...

Muchas veces yo también quiero llorar mi pena y decirla.
Un enfrentamiento entre hermanos rasgó la nación para siempre y nos arrojó al fondo de una sima, la del atraso.

pablo miguel simón dijo...

Una sabrosa ensalada de símbolos en la que danzan el amor y la muerte. Sublime, Lorca, en su pasión truncada.

Kety dijo...

Pedro, que ha llegado la primavera.
No quiero verte llorar. "Verde que te quiero verde"

Aldabra dijo...

¡quien le tuviera a usted, caballero, de profesor!

bicos.

Raúl Urbina dijo...

La poesía de Lorca es tan conocida en alguna de sus superficies como ignota en otras muchísimas de sus manifestaciones. En el caso de los sonetos, encontramos joyas de tal calibre que, en efecto, invitan a degustarlos con la espalda apoyada en el tronco de un árbol y, de cuando en cuando, pensando en los versos, levantar la vista hacia el cielo.

Anónimo dijo...

No te lleves tu recuerdo.
Déjalo solo en mi pecho,

temblor de blanco cerezo
en el martirio de enero...

Nada más gustoso que la poesía en primavera.
Te recomiendo encarecidamente un disco de Carlos Cano, El Diván del Tamarit, en el que recoge gacelas y casidas de Lorca. Colaboraron en esta obra gente estupenda como Ruibal, Luis Pastor, Labordeta, Auserón, Clara Montes...una auténtica delicia.
Un besote grande.
Concha.
PD de cotilleo:
Lorca pasó una noche en el calabozo de Béjar cuando vino con La Barraca. Aun así, no guardó mal recuerdo porque cita una nana bejarana en una conferencia posterior.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Lorca, veo, sigue muy vivo dentro de nosotros. Que lo siga estando. Un abrazo.

BIPOLAR dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=Cmry60by1kk

Mira que he leído esta entrada veces, y siempre pienso en esta canción. Quizás no sea la mejor versión.

BIPOLAR dijo...

ASESINOS

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: lo bueno de la poesía es que a cada uno le envía unas sugerencias. En efecto, asesinos.