viernes, 16 de enero de 2009

Gestión pública de la cultura y crisis.

Pregunta malévola: ¿Qué pasará, en tiempos de crisis, con las decenas de organismos públicos o instituciones autónomas pero dependientes de la financiación pública o, incluso, fundaciones privadas pero cuyo presupuesto se nutre mayoritariamente de capital público, que se han creado en toda España durante estos últimos 20 años de bonanza económica para gestionar la cultura?

En todas las administraciones (estatales, autonómicas, provinciales y locales) hubo un tiempo en el que se derivó lo que se llamaba cultura (aunque no lo fuera) a este tipo de instituciones. En principio, se pretendía copiar el sistema anglosajón y contar con el apoyo de empresas privadas pero, en su mayoría, captaron únicamente dinero de las mismas administraciones que las creaban y de las Cajas de Ahorro de cada territorio u otras entidades financieras con obligación de invertir parte de sus beneficios en acciones sociales y culturales. Son, lo que yo llamo, Fundaciones a la chapuza española: improvisadas, personalistas, dependientes en exceso del poder político y su necesidad de ocupar los informativos y sin imaginación para atraer más dinero que el que ya estaba en circulación en el sector cultural.

De muchas de ellas no se sabe bien qué hacen más allá de costosísimas y lujosas memorias anuales. Casi todas las que conozco, después de unos pocos años de gran actividad, pasaron a una monótona y aburrida gestión, casi rutinaria y sólo se hacen notar pocas veces al año, a pesar de que cuentan con presupuestos para funcionar todos los días. En muchas se puso al frente a personas casi como premio a su lealtad o a la traición a los del color político contrario. Muchas se dedicaban, en el mismo territorio, a las mismas o parecidas tareas, con lo que entran con cierta frecuencia en conflictos en las que los directores y gerentes se pelean como gallos de corral. Muy pocas de ellas son controladas con criterios de calidad cultural y rentabilidad económica efectiva -es decir, que el dinero genere fondos editoriales con catálogos extensos, imprescindibles; que organicen actividades para promover, divulgar y extender la cultura en red por su zona de influencia, etc.-

Como en los años de bonanza hay dinero para derrochar, a nadie parecía importarle pagar sueldos a gente cuya función no está muy clara, crear burocracia en organismos justificados para agilizar los trámites, financiar actividades por capricho de los políticos que a uno le han puesto y favorecer que se hagan la foto aunque no haya más personas entre el público que los organizadores e invitados ni el rendimiento sea el exigible.

Pero, ¿qué pasa en tiempos de crisis económica?

¿Se mantendrán todas aunque su fusión sea más necesaria que la de las Cajas de Ahorro tanto para el ahorro económico como para mejorar la gestión cultural? ¿Caerán las menos necesarias, las menos rentables en razón de su calidad o sólo las más prescindibles para el poder político hambriento de noticias que le den portadas y minutos televisivos?

¿Y cuándo se recupere la economía habremos aprendido la lección?

Hay excepciones a lo dicho, por supuesto.

37 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues no, no habremos aprendido la lección, volveremos a caer en los mísmos errores una y otra vez. De todos es sabido que cada x años, sufrimos una crisis económica por los mísmos motivos o parecidos. Besos Isabel.

Gabiprog dijo...

He tenido un hormigueo mientras te leía...
Vamos a dejarlo en leve inquietud, y lo peor es que esto que escribes, esto que leo, sería saludable de verlo más a menudo plasmado en alguna editorial de los grandes periódicos del país, pero no va a ser así...

Rosa dijo...

La historia se repite (y sin duda se repetirá en el futuro), unicamente cambian un poco los decorados y los actores principales.

Un abrazo.

Cornelivs dijo...

Te has ganado otro nuevo "cum laude"

Un abrazo.

§♫*€lisa*♫§ dijo...

Pregunta malévola: ¿Qué pasará, en tiempos de crisis, con las decenas de organismos públicos o instituciones autónomas pero dependientes de la financiación pública o, incluso, fundaciones privadas pero cuyo presupuesto se nutre mayoritariamente de capital público, que se han creado en toda España durante estos últimos 20 años de bonanza económica para gestionar la cultura?

sólo puedo hablar de lo que ocurrirá por este lado de la cordillera...al menos acá en tiempos de bonanza se ahorró mucho en las arcas fiscales (la sobrevaloración que llegó a tener el cobre )y con ello más lo austero que han sido en muchas cosas , supongo y supongo bien que los estamentos sin fines de lucro y que realizan obras para la comunidad no se verán afectadas en el apoyo estatal.
Lo que sí se verá mermado serán las inversiones partículares en obras tanto de desarrollo como sociales.

desde chile chile lindo♫♫
un muakis para el fin de semanita

María dijo...

Tuvimos tiempo de bonanza, de bienestar y de derroche, ahora quedan tiempos negativos y de crisis, la balanza está desequilibrada, espero que en algún momento sepamos equilibrar y gestionar bien la economía para que la balanza quede por igual, todos los extremos nunca son buenos para nada, y un año difícil el que se prevé y se espera, según hoy ha hablado el Ministro de Economía, y que para reconocerlo, ¡¡¡cómo será, Dios mío!!!!!! crucemos los dedos.

Un beso.

Isabel Huete dijo...

Supongo que las entidades sin fines lucrativos seguirán adelante porque nada han ganado ni pierden, salvo, en todo caso, prestigio; creo que ni eso porque son las que más hacen por la cultura real.
Las públicas (sobre todo autonomías y ayuntamientos) recortarán gastos de gestión e inversión en las dos cosas que siempre lo hacen: ayuda social y cultura. En aras de la imagen seguirán los fastos programados pero de peor calidad (si es que aún se puede hacer peor) aunque con algún/a enchufado para disimular.
Todos sabemos la valoración que de la cultura tienen las instituciones públicas y las privadas, salvo para ponerse medallas. Las privadas porque se ven obligadas algunas y otras porque desgravan, pero no apuesto porque motu propio tengan un verdadero interés.
La miseria cultural que sufrimos en España se corresponde con la pérdida de muchos valores. No se añora lo que no se tiene ni se tiene esperanza de tenerlo. Demasiada resignación y demasiado chiringuito cutre.
Hay excepciones, por supuesto, que confirman la regla.
Llevas mucha razón.
Un besote.

moderato_Dos_josef dijo...

Pues si está montado así, mucho me temo amigo Pedro que la cosa se derrumbe igual que lo hizo la famosa burbuja inmobiliaria. Un abrazo. Habrá que ver. Pero este país nunca se ha destacado por ser la panacea de la cultura...precisamente!

Merche Pallarés dijo...

Bastante exacto tu análisis. Desgraciadamente, en España, la chapuza es lo que impera; para que, sobre todo, los políticos y enchufados se embolsen el dinero. Besotes, M.

rafa rioja dijo...

Pedro tienes toda la razon, hay que fusionar muchos engendros culturetas, sin olvidarnos de las universidades sin alumnos que padecemos los contribuyentes de Castilla y leon como decias en uno de tus post. Un abrazo

Antonio Aguilera dijo...

HOLA AMIGO PEDRO Y ACOMPAÑANTES:

Llevo un buen rato dándole vueltas a la cabeza......sin saber cómo confesar.....mi gran PECADO.

PEDRO:¡ NO HE HECHO LOS DEBERES ESTA SEMANA !.
Estoy dispuesto a aceptar la penitencia que se me imponga.

Bueno, ya fuera de bromas, siento no poder participar esta semana con mi comentario en la Locura Quijotesca. Se me amontonó la faena....ya sè que no valen excusas y aún menos para un enamorado del de la Triste Figura.

Son cosas que nos pasan a veces a los trabajadores Autónomos, casado, con tres hijos en la misma casa ( bueno la niña de 23 años se largó unos días ), comprometido para un foro literario el próximo jueves 22 sobre "La velocidad de la luz" de Cercas ( llevo leídas 80 páginas namá ). Pregunto a Pedro Ojeda que qué le parece Cercas. No leí Soldados de Salamina, el de la "luz" parece que es bueno.

Además esta semana me tocó coordinar la publicación del Espolón ( revistilla "probe`" para gente rica, sólo d`spíritu. ), que saldrá la semana que viene. Si alguien quiere verla: espoloneando.blogspot.com o enlazando desde mi perfil.
Si alguien la quiere en cuerpo y alma ( papel ), me deje su dirección.

Ya está bien de dar excusas.
Espero colaborar la semana que viene. Amén.

Merche Pallarés dijo...

Ay, querido ANTONIO AGUILERA estaba esperando tu análisis como agua de lluvia... Pero, bueno, comprendo que estés muy liado y que cuando no se puede, no se puede. Leí "Soldados de Salamina" de Cercas y me gustó muchísimo (tambien vi la peli) éste que mencionas no lo he leido pero lo leeré porque Cercas me gusta mucho. (Perdona Pedro pero ya sabes que yo entro en tu blog como "Pedro por su casa..."). Besotes, M.

Salondesol dijo...

La Crisis y sus implicaciones culturales...
Todas las expresiones de la crisis bajo su concepción, no son más que epifenómenos: la verdadera y más profunda, la que puede explicar a todas las demás, es la crisis de la ética, moral o de valores. en realidad, es necesario la presencia de organizaciones
(públicas o privadas) formadas
por individuos comprometidos dentro de una cultura ética; capaces de convertirse en factor y foco de guía o desvío de las
orientaciones básicas que orientan a la sociedad, pero se ven influenciadas o agravadas por la crisis económica.

Yo tengo muy claro que no se necesitan grandes presupuestos para impulsar la cultura, pero si, mucha imaginación y ganas de trabajar. Despues de un tiempo todos se relajan, sean del color político que sean.

Un abrazo.

Residencia Estudiantes dijo...

Roger Burch Weems,A.M.
Formerly Master of Modern Languages Woodberry Forest School, Virginia

Publicó en 1925 un libro de lectura en español (Un verano en España) sobre la visita que el, y nueve de sus estudiantes hicieron unos pocos años antes.
(The book is the direct result of a delightful trip recently made through Spain)
El curso de español se impatió en Madrid en la Residencia de Estudiantes

!Burgos! !Castilla la Vieja! La patria del valeroso guerrero el Cid. Antiguamente soberbia residencia de la corte. Hace dos dias estábamos en el centro de la hermosa Andalucia; hoy estamos en Castilla, grave e industriosa. la misma atmósfera parece diferente. Habiendo facturado las maletas, por capricho decidimos ir a pie al hotel. Hallamos el aire de la madrugada tan refrescante despues de una noche de tren. Siguiendo la avenida sombreada llegamos pronto al hermoso Paseo del Espolón. Nos sentamos en los bancos del pequeño parque para gozar de la vista y de la actividad matinal de los ciudadanos.
- Es una de las poblaciones más atractivas que hemos visitado.¿Cuantos habitantes tiene Burgos?
Burgos tiene una población de unas treinta mil personas.
Las leyendas nos dicen que la ciudadfue fundada en el año 884. El pueblo tomó en seguida una forma republicana de gobierno y eligió sus propios magistrados, de los cuales los primeros fueron Nuño Rasura y Lain Calvo. Burgos sufrió un desastre irreparable cuando la corte se trasladó a Toledo en 1087. Pero la ciudad ha poseido siempre importancia militar y fué sitiada cuatro veces por el inglés, Wellington. Como se puede ver se halla al pie de una colina, sobre la cumbre de la cual quedan las ruinas de la antigua fortaleza.
- Aquellas torres son sin duda las de la catedral,¿no es verdad?
-Si, seguramente, y son muy hermosas. Son distintas de las demás que hemos visto. Son mucho mas adornadas y graciosas. En mi opinión la catedral de Burgos es la más bella de España.... ¿ Que hora es? Ah, son ya las siete y media. Creo que el comedor del hotel está abierto y podremos desayunarnos en seguida.....

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ISABEL: en este tema, haya o no crisis, siempre cometemos los mismos errores. Besos.

GABIPROG: lo malo de esa leve inquietud, es que, cuanto más se piensa en estos temas, más aumenta.

ROSA: parece que estamos condenados a ello. Un abrazo.

CORNELIVS: gracias por la nota. Un abrazo.

ELISA: me alegro, entonces, que en Chile las cosas se hayan pensado mejor que aquí. Un beso.

MARÍA: lo malo es que lo derrochado no volverá. Un beso.

ISABEL HUETE: miseria cultural: es cierto. Mucha cultura de tampantojo. Un beso.

MODERATO: si se derrumbara para pensarlo mejor...

MERCHE: no aprendemos. Besos.

RAFA: racionalizar los recursos, sacarlos del caprichismo político y rentabilizar sus acciones. Un abrazo.

ANTONIO: Disculpado, en cuanto puedas lo publicas y daré cuenta. Ya sabes que aquí esperamos siempre.
No todo lo de Cercas me gusta (por ejemplo, no es un buen articulista), pero tiene libros muy interesantes. Soldados de Salamina es una obra maestra. A mí me gusta por mucho más que el argumento. Aconsejable. Gracias a tu sugerencia, quizá le dedique una entrada.

MERCHE: totalmente disculpada. Mi casa es tuya. Besos.

SALONDESOL: Totalmente de acuerdo con los dos planteamientos de tu comentario. Un abrazo.

RESIDENCIA: Gracias por el enlace. Por desgracia, alguien que baje ahora de la estación no podrá ir paseando al Espolón, por el despropósito de su traslado.

Un saludos a todos y gracias por vuestros comentarios.

Antonio Aguilera dijo...

Ahora, apurando el plato de lentejas, leì èste tu comentario de hoy sobre las fundaciones culturales. Algo al respecto dice mi alter ego ( uy! esto es secreto ) aisladodelmundo en el siguiente Espolón.

Lo transcribo:

La obra socio-cultural ( el alma, jejeje ) de los bancos y grandes corporaciones mercantiles, tienen el beneplácito de la Hacienda Pública, se ahorran un dinerillo al fisco, invirtiendo en Arte, por ejemplo, y exponiéndolo ( o no, también se puede llevar al chalet )al público. Buena forma de hacerse con una excelente colección de Picassos, Mirós, Dalís o sucedáneos ; valores seguros y siempre en alza.
Por este camino llegamos a la conclusión de que quien más tiene, más sabe y menos cotiza. Grandes empresas inmobiliarias, financieras, multinacionales del automóvil, de las nuevas tecnologías etc; del textil y del calzado no, esas ya se las cargaron “los chinos”. Decía que las grandes empresas antes citadas, han tenido un par de décadas de vacas gordas. Sus dueños y ejecutivos se han desplazado ( y siguen haciéndolo ) en avión privado. Sus rifles han disparado a las mejores piezas zoológicas del mundo. Sus barcos y yates han atracado en los puertos más “glamourosos” ( ¡ vaya follá de palabra ! ) de Marbella, Mónaco o en el nuevo complejo putrefacto de Dubai.

Pedro, gracias por la dispensa en cuanto al cap. quijotesco .
Lo de la sugerencia......sería un Honor demasiado....para esta humilde tribu de autodidactos.

Gracias

Tormenta. dijo...

Espero que no tropezemos con la misma piedra, todo esto se supone que tiene que servir de escarmiento,no¿?.... tiempo al tiempo.

Besos guapetón!.

parce dijo...

A mí me parece que la cultura no puede depender de los poderes públicos pero esa idea parece que en España -tan acostumbrados al enchufe y el compadreo- no cala.

Y ahora un poco de superficialidad...

http://www.youtube.com/watch?v=12C0nz-naKg&eurl=http://circoiberia.wordpress.com/

pablo miguel simón dijo...

La mayoría de las fundaciones están patroneadas por capital público y se aprovechan de buena parte de la obra social a que están obligadas las entidades financieras como las cajas de ahorro. Muchas de esta fundaciones no son más que tapaderas para poder desviar partidas presupuestarias de manera legal desde los erarios públicos, para que sean gestionadas como lo haría una empresa, es dedir, adjudicando a quien mejor les parece las compras que realizan. Se evita así la protección legal (que tampoco sirve para mucho, por cierto) del gasto público, con las consecuencias que pueden deducirse fácilmente si atendemos a la debilidad del ser humano por el dinero fácil.

Esther dijo...

Esperemos que se aprenda la lección y que no se vuelva a derrochar a diestro y siniestro...Y que se ponga al frente de esas instituciones a las personas adecuadas y no como premio a un favor o lealtad como bien dices...Creo que en estos tiempos de crisis sus fondos públicos bajarán no hay dinero para derrochar..

besitos y buen finde

Jan Puerta dijo...

Creo que otra vez pones el dedo en la llaga. Donde más duele y menos remedios se ponen. Parches y vendajes varios muchos pero dejar que a cultura gestione y viva de sus recursos como tal, es otra cosa.
Un abrazo

El Deme dijo...

Querido Pedro, creo que tanta fundación y tanta gestión cultural no puede ser buena, hay demasiado derroche. La cultura está en las escuelas y en las universidades, no en los cócteles ni en las expos. Pero claro, las empresas y los organismos se apuntan a todo esto porque da prestigio (y entradas gratis).

CARMEN--- dijo...

Bueno, siempre que hay crisis lo primero en recortar es aquello que se gestiona con fondos públicos.Si se recorta en educación no será tan grabe,ya que la crisis no durará tanto como para que el ciudadano lo note.Donde no se debe de recortar es en la sanidad,y sin embargo se lleva haciendo hace más de un año, se trabaja bajo mínimos, con la consiguiente pérdida de calidad y atención al paciente en general.

Besos

Nome Andrés dijo...

Los circuitos de prebendas y favores mutuos están sólidamente trabados; los parásitos de los presupuestos públicos conocen los caminos de la subsistencia. Hoy mismo dice un periódico de Asturias que la Sociedad de Festejos de Oviedo contrata a un exasesor del alcalde por 42000 euros al año; o que el ayuntamiento se gastó en ágapes y comidas los ultimos días del año pasado 305.000 euros: seguro que en ellas estaban los que ya viven de las subvenciones.

javiersanz dijo...

Cuando de política o de economía se trata, eso de aprender la lección no suele darse.
A las pruebas me remito: la crisis de hoy en día nos recuerda en algunas cosas a la del 29, y la masacre de la Franja de Gaza, al Holocausto.
La historia es útil si la conocemos y analizamos los errores cometidos.
Saludos.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Te acuerdas de aquello de ¿como acabar por todas con la cultura?...pues mira que fácil lo han conseguido....saludos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Antes de nada, he de decir que he suprimido un comentario anónimo contra otro comentarista de esta entrada porque no cumplía las normas de buen comportamiento que tenéis publicadas en el blog desde su inicio, si queréis consultarlas.
No comentaba la entrada y, en su referencia al comentarista aludido no aportaba datos, limitándose a afirmar algo que nada tenía que ver con lo que el aludido decía. Al menos, si alguien se permite afirmar algo así, que lo exprese con su nombre y apellidos, como hace el que esto subscribe.
--
ANTONIO: lo que no sé es qué va a hacer tanto alto ejecutivo y consejero sin poder viajar tanto para tan poco.
Y acojo la sugerencia sobre Cercas.

TORMENTA: esperemos... Besos.

PARCE: no, no cala. Se ha confundido el aliento con el mecenazgo asfixiante.
Gracias por lo superficial.

PABLO: Por otra parte, tienen un efecto perverso en la cultura que veremos en otra entrada.

ESTHER: no sé yo si aprenderemos la lección. Besos.

JAN PUERTA: además, esto no parece importarle a nadie... Un abrazo.

EL DEME: prestigio, entradas gratis y fotos, muchas fotos.

CARMEN: Lo malo no es que ahora se recorte, que debe recortarse para ajustarse a tiempos de crisis, es que debería aprovecharse esta situación para reordenar el sector y no cometer los mismos errores cuando crezcamos de nuevo. Totalmente de acuerdo en la sanidad pública, que debe ser una apuesta constante. Besos.

NOMEANDRES: esas cantidades que citas dan miedo.

JAVIERSANZ: pero seguimos tropezando con insistencia.. Saludos.

MANUEL: aún quedan restos, así que no dudes de que seguirán en la labor. Saludos.

Cuspedepita dijo...

Esto de vivir a costa de las subvenciones del estado es un mal endémico que va a costar erradicar. Quizá desaparezcan algunhas de esas entidades, pero yo no creo que demasiadas. Tratarán de pasar el bache y a esperar tiempos mejores ! Totaaaal...!

En otros ámbitos, como el asistencial, las organizaciones están supliendo un trabajo y unas prestaciones que, creo, le correspondería prestar al estado, pero que le resulta más rentable o más cómodo o no sé...dejar en sus manos. No sé que va a pasar con ellas.

Un beso.

Fernando Portillo dijo...

Llego tarde porque he estado fuera, pero que creo que puedo hacer una aportación con conocimiento de causa puesto que yo trabajé seis años en una fundación privada en Villarcayo. Esta fundación se nutría en una pequeña parte de capital privado que aportaban los miembros del consejo fundacional, y fundamentalmente, de aportaciones de entidades públicas que subvencionaban -y fiscalizaban muy duramente- los proyectos que diseñábamos y presentabamos para su aprobación y financiación. De esta forma, durante el quinquenio 1987-1991 nuestra fundación invirtió en las Merindades cerca de 900 millones de pesetas en proyectos de desarrollo rural para la juventud con problemas de inserción socio laboral, entre ellos una Escuela Taller que fue pionera y referente a nivel nacional, y la creación del CEDER Merindades que fue el motor de arranque de infinidad de proyectos e iniciativas empresariales y que aun hoy en día, 15 años después de la desaparición de la Fundación, sigue funcionando.
Desmiento así a los que opinan que las fundaciones son tapaderas para turbios manejos. Las fundaciones pueden ser grandes herramientas para hacer grandes cosas con libertad de acción pero también con transparencia. Hay una cosa que se llama honestidad, y de vez en cuando se da por el mundo.

Nome Andrés dijo...

Bueno, y si ponemos prevendas como es queda mucho mejor. Pero qué calamidad: uno está todo el día cometiendo FALTAS: débil y pecador que es uno.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

CUSPEDEPITA: no es bueno que nos acostumbremos, en el aspecto cultural, al subvencionismo estatal, que suele contener intenciones políticas o, mejor, de imagen política y mucha dosis de demagogia. Un beso.

FERNANDO PORTILLO: en efecto, de vez en cuando se da... De lo que me hablas es de una fundación privada que gestionaba sobre todo capital público (contradicción conceptual, por lo tanto), yo hablaba, en mi entrada, sobre todo de fundaciones y otros organismos públicos y semipúblicos y que se dedican sobre todo a las cuestiones culturales. No hablo de que nadie cometa ilegalidades, por supuesto, que para eso están controladas y duramente, sino que, muchas veces son innecesarias, se solapan en las actividades y suelen someterse a directrices políticas no escritas pero que están en el ambiente. Y, en esto, no se distinguen colores políticos. Conozco alguna que funciona en el aspecto cultural, como la que tú citas, pero siempre con problemas, choques con otras que funcioan peor y disgustos del que las dirige con los políticos que le pusieron puesto que tiene problemas de financiación y le suelen pedir sin pedirlo, protagonismo de las autoridades. Estas, las que funcionan, sufren una carrera de obstáculos continua.
Eso, de vez en cuando.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

NOME ANDRÉS: como lo has detectado tú solo, yo te absuelvo...

Kety dijo...

Creo que la crisis debería servir para reflexionar sobre el consumismo superfluo, no para recortar, de lo que estamos faltos una mayoría de mi generación.
Cultura. Sería retroceder.
Mi inexperiencia me hace dudar si me explico bien.
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

KETY: te explicas perfectamente y tienes toda la razón: un país culto tiene más posibilidades de salir adelante en una crisis.

Incombustible dijo...

Llego tarde a la entrada, perdona (me hago un lío con lo de los "enlaces...bueno, me hago un lío con muchas cosas))

En México el derroche es continuo (haya o no bonanza), porque los políticos viven de la propaganda (con mucho éxito, lamentablemente). Pero el derroche nunca ha estado centrado en la cultura. En tiempos del "Milagro mexicano" (cuando nos hicieron creer que el petróleo era nuestro pase al primer mundo...como ahora con lo de las "aguas profundas"), el derroche impúdico se realizó con el establecimiento de centros comerciales para que, los empleados de PEMEX, sintieran que su poder adquisitivo era mayor (y de hecho, trabajar en PEMEX, por esa época, era como ganarse la lotería). Los gastos en educación, desde entonces, se han ido recortando en forma alarmante. Y las Fundaciones "culturales" más apoyadas por el gobierno, en general, se han establecido para premiar a los artistas, intelectuales o burocracia fiel a sus intereses (como has apuntado ya)...los proyectos culturales, en cierta medida, autónomos han tenido que luchar no sólo con la falta de recursos, sino también con los múltiples impedimentos que derivan desde el gobierno (papeleo inútil, trámites engorrosos, permisos inverosímiles, etc). Toma el caso de la UNAM, por ejemplo, que a pesar de ser reconocida internacionalmente como una de las mejores, aún tiene que bregar con la idea , convenientemente difundida por quienes ya sabemos, de que en ella solo hay "fósiles" y no es otra cosa que un "nido de terroristas", para justificar el plan que tienen, desde los ochenta, para terminar con la autonomía de la UNAM y la posibilidad de que los estudiantes que provienen de estratos económicos desfavorecidos puedan acceder a la educación superior.

Esto de preguntarse como es que un país, tan rico como el mío (en todos los sentido)no sale del bache...como que queda algo ridículo, cuando dejamos que el gasto público se haga en todas las áreas, excepto en la de la educación y la cultura.

BIPOLAR dijo...

¿Y dónde vamos a colocar a la real? Reza, reza

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

INCOMBUSTIBLE: perdonada. Veo que el mal es general. El derroche para la propaganda política: el uso de la cultura para la imagen... Me interesa lo que dices de la UNAM que fue, durante décadas, un foco de ciencia y cultura. ¿Cuál es su estado actual?
Deseo todo lo mejor a ese gran país que es México.

BIPOLAR: rezo...