sábado, 3 de enero de 2009

Cómo girar un género y un personaje, un experimento tuccitano con autorretrato sorpresa y noticias de nuestro Quijote


La inserción de la Novela del Curioso impertinente es una de las más traídas y llevadas de la Primera parte del Quijote.

En efecto, Cervantes lo hace de tal manera que no puede más que sorprendernos porque parece que no tiene nada que ver con el resto de las historias intercaladas.

Pero no es así. Esto despista sólo a los lectores que se fijan en exclusiva en la trama, pero no en la propuesta narrativa que la acompaña. El Quijote, como hemos visto, es, en gran medida, un compendio de las formas narrativas más importantes de su época. Y ese catálogo no estaría completo sin una de las de mayor prestigio: la novela breve a la italiana, aquella que tan bien cultivó, por ejemplo, Boccaccio. Y eso es esta novelita.

En segundo lugar, el Quijote es también una medida síntesis de las formas en las que podemos recibir una ficción narrativa: desde el juego imitativo del hidalgo, hasta la de los que escuchan la lectura porque no saben leer. Por eso, Cervantes necesitaba introducir una novela para ser leída en voz alta.

En tercer lugar, el Quijote es un juego retórico con las formas de amor que existían en las modalidades narrativas que parodiaba. Y le faltaba ésta de la mujer que engaña doblemente a su marido: cediendo a la pasión amorosa (con su mejor amigo, nada menos) y burlándole en una comedia.

Pero en ninguno de esos casos, ya lo sabemos, Cervantes acepta sin más la materia que le viene dada por la tradición.

Así, cada vez que se aproxima a una forma de narración, la gira para modificarla desde dentro. Lo estamos viendo con la novela caballeresca, la pastoril, la folklórica, etc. Ahora le toca el turno a la novela italiana urbana: Cervantes le da un doble final. A la jovialidad renacentista de los modelos, él le va a dar un giro barroco, como veremos.

A la forma de aproximarnos a la recepción, jugará con el concepto de inserción: nosotros, lectores, leemos en segundo plano, porque quienes leen son los personajes que veníamos siguiendo. Son ellos los que disfrutan de la lectura, los que la valoran incluso antes de que nosotros podamos hacerlo.

Por último, al juego amoroso de esta modalidad, tradicionalmente misógina, le añade un punto nuevo Cervantes que no estaba en el origen: Camila cede tras intentarlo todo, incluso tras escribir a su marido ausente. Camila cede sobre todo por la estupidez de Anselmo, no por debilidad propia: si Anselmo pretendía demostrar el tópico sobre la fragilidad de la mujer, lo único que ha demostrado es su propia enfermedad (los celos) y las consecuencias de su propio comportamiento. En una lectura moderna, podríamos decir que Anselmo se lo tiene bien merecido. Además, Camila, gracias a esa pasión a la que se entrega, puede desarrollar facetas suyas que la completan como personaje. No quiero adelantar el final aquí.

Un experimento tuccitano con autorretrato sorpresa


Manuel de la Rosa, nuestro querido tuccitano, hace unas semanas me envió esta imagen para que ocupara su lugar en nuestra galería de autorretratos quijotescos. Recordaréis que en su recomendable blog ilustró su hijo algunas entradas con click-jotes escénicos. Así da gusto, querido Manuel, cabalgando juntos por la llanura manchega.

Recordad que todos podéis haceros uno en el que se os reconozca o no. La única condición es que aparezca un volumen de la obra o estéis en actitud quijotesca. Mandádmelo por correo electrónico para publicarlo. Será un buen testimonio de esta locura colectiva y pensaremos qué hacer después con todo este material tan interesante.


Noticias de nuestro Quijote


Juan Luis ha comentado el capítulo XXI con tanto acierto que os remito a su entrada para comprender buena parte del carácter del protagonista cervantino: Llevárselo calentito. Tiene razón Juan Luis: Cervantes ha creado un personaje complejo, que no responde muy bien a la imagen que nos ha trasmitido la lectura romántica de esta novela. Don Quijote no es un héroe inmaculado, tiene lados oscuros, burdos, como hemos visto. Si los ignoramos, no llegaremos a comprenderlo.

Manuel nos dejó una entrada programada, El Quijote y las Fiestas que ahora tocan, para felicitarnos la Navidad con tono quijotesco: una postal y un menú digno de nuestro hidalgo. Y el comentario del capítulo XXXIII centrado en un consejo: no tentarás la suerte. En su siguiente entrada, además de comentar cómo Anselmo juega con fuego, completa el menú haciendo referencia a las bebidas para acompañarlo.

Antonio Aguilera, nos regala una divertida forma de mirar la historia del curioso impertinente, con muchos puntos sagaces y acertados. Y no os perdáis la reunión (verdadero retrato de familia quijotesco) con la que se ilustra el comentario del capítulo XXXIII. No menos divertido y acertado es su comentario del capítulo XXXIV, con Camila de protagonista y una ilustración que nos sitúa quijotescamente con las uvas en la noche de fin de año.

Javier G. Riobó comenta en imágenes el capítulo XXXIII. Son 4, todas ellas con juegos cervantinos. Las dos primeras contienen clave que sólo él y yo entendemos. Todas magníficas: no os perdáis el vidrio empañado. Su comentario del capítulo XXXIV no es menos ingenioso: dos modelos para los amigos florentinos y dos para dos señoras descuidadas. A Cervantes, que sabía distinguir entre Maritornes y Camila, le habría gustado.

Abejita de la Vega comenta de forma muy inteligente el capítulo XXXIII. No os perdáis cómo apunta a la diferencia de la novela intercalada con el resto y su tono al afrontar la caracterización de la mujer. Su entrada sobre el capítulo XXXIV tampoco es manca: indica a la perfección la técnica narrativa de Cervantes ante la que terminamos cediendo como lectores. Lo acompaña de una oportuna ilustración.

Mi querida Dianna comenta la historia intercalada del Curioso impertinente, de forma más que original en su entrada Yo quiero ser vampira. Ve -y muy bien visto- cómo Cervantes gira el motivo misógino para descubrir, en Camila, la libertad sexual de una mujer sin duda superior a los hombres que la rodeaban o, por lo menos, no inferior. A Dianna le da, ya lo sabéis, por querer ser vampira. Y bien que hace.
Enlace con el índice de nuestra lectura, elaborado por Raúl, aquí. (Raúl nos pide un poco de paciencia, porque ha tenido algunos problemillas técnicos.)
Enlace con el grupo en Facebook,
aquí. (Este grupo no sustituye a la lectura en este blog y no estáis obligados a uniros: lo usamos sólo como complemento, para informarnos, preguntar y debatir.)
Enlace con la entrada en la que encontraréis sugerencias si os incorporáis con la lectura ya iniciada,
aquí.
Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré. Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.
Vale.

24 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Recuerdo amigo, que hace años, bueno bastantes, por lo menos 25 o más... tuve la suerte de ver representada en mi pueblo, dentro de lo que se conocian como festivales de España una obra de teatro que recreaba estos capítulos "El curioso impertinente"... me tuve que reir de la foto, ni me acordaba, pero hago mias tus palabras... se cabalga mejor acompañado... Un abrazo

Juan Luis G. dijo...

Hola Pedro.

Muchas gracias por tu referencia.

De mi primera lectura de El Quijote, recuerdo que El curioso impertinente se me hizo muy cuesta arriba y no me gustó nada. Sin embargo, esta nueva lectura que estamos haciendo no tiene nada que ver con aquella primera.

Un abrazo.

BIPOLAR dijo...

Siempre he creído que Cervantes vivió en una época que no le correspondía, quizás por eso, porque hacía falta alguien que adelantara planteamientos.

Un autorretrato muy plastificado...
Un relato muy curioso (me rechifla el teatro).
Habrá que darse un garbeo por los enlaces

SELMA dijo...

He seguido paso a paso el itinerario que nos propones, via enlaces, es realmente apasionante y variado, Pedro. Te/Os felicito.
Gracias a tí me siento cada vez más inmersa, admirada y apasionada por Cervantes y su obra, porque aquí no es sólo el Quijote, que leemos, tambien está "El curioso impertinente" aunque como lectores invitados, no podemos seguir leyendo hasta que Cervantes lo vuelva a intercalar... Pero te voy a confesar una cosa... lo he buscado y leído... shhhhh!

Y felicitar al autorretratado de hoy, muy bien acompañado por cierto ;-)

Un beso mi querido, cada vez más, Profe...

DianNa_ dijo...

Yo me parto!! nuestro Manuelito, está sembrado!! me encanta vuestra foto!! me caigo de la silla de la risa jajaajajaja si lo que este Cervantes no nos inspire, Pedro, vamos que ni el mejor de los musos.

Tucci por que tú lo vales, un aplauso... plas plas!!

Me encanta haber puesto el pie en la Acequia y poder tener el lujazo de compartir estos momentos que aparte de esta lectura, me está dando a conocer a gente tan maravillosa, cariñosa y creativa, gracias por ser así.

Las fotos de Javier,fantásticas, ya le digo yo que no le hace falta escribir pero que cuando lo hace las gozamos. A ver si se recupera ya de una vez :)

Juan Luis, siempre acertado y viene bien su "atraso" para recordar detalles y no perdernos nada.

Antonio Aguilera es mi "nuevo descubrimiento", su humor es impresionante y me encanta su mirada al relato.

Y quería aclarar algo sobre mi entrada,si me lo permites... parece ser que algunos, han leído en mi post algo así como que yo "acuso" a todos los hombres de machismo o de ser "malos" y no es así.
El machismo, es un hecho con el que convivimos a diario y simplemente lo intento reivindicar a diario y no me pienso callar :))

Me gustan los hombres, no todos, claro auff!! y me gusta relacionarme con ellos y no los odio a todos jajajaaja alguno se libra :P

Se me va la olla... pues eso... besitos y un mordisco enormeeeeee!!

Fernando Portillo dijo...

Lamento no tener hechos los deberes. Lo siento de verdad. Espero que cuando acaben estas fiestas de Satanás (ese que te tiene bien agarrado por el cogote en la foto de ayer) pueda recuperar en parte la paz conmigo mismo, con mi cuerpo, y con mi entorno más inmediato. Mientras tanto, alejado de las trapisondadas galantes y mujeriles que os traéis entre manos, mi hijo y yo hemos salido a navegar (yo un poco a rastras, ya me contarás) con el viejo marinero de Coleridge, a ver si de paso cazo yo también un albatros terciadito para la comida del día de Reyes. Ya te contaré.

Por cierto: fantástica e impactante la fotografía de Manuel de la Rosa. De las que más me han gustado. Lástima que no se pueda abrir en grande en una ventana aparte.

Aldabra dijo...

una foto estupenda y muy original, sin duda... los clicj-móvil están fantásticos... ¡menudo dúo!... je je je je

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Hola Pedro, ante todo mis mejores deseos para ti y los tuyos para este 2009.

Ahora con tranquilidad de esta noche, me pongo al dia en tus entradas.

Recibe un abrazo!

Gabiprog dijo...

Me ha encantado esta entrada.
Una estupenda exposición... Y es que no sé que decirte más...

Incombustible dijo...

Tarde (para variar), pero sin sueño y con la mitad de los deberes hechos (es decir, con la lectura que, entre llevarla atrasada y releer al Quijote con más detalle..estoy hecha un lío y no me atrevo a hacer un comentario más extenso)

En fin, que me ha gustado mucho esto que dices de nosotros como lectores en segundo plano. Es como ver el autorretrato de alguien pintando un autorretrato ( a ver si no he dicho una burrada).

Camila, bueno, me ha encantado...no tanto por adornar la testa del marido , como por permitirse un desliz y en semejante época (por otro lado, me ha parecido que lleva mejor la "culpa" que Lotario. Aunque habría que ver cómo termina la historia).

Anselmo, bueeeno, por acá decimos que el que nace para tamal, del cielo le caen las hojas y que los cuernos no duelen, pero como pesan.

Hablando de autorretratos, el de hoy es S-U-B-L-I-M-E jejeje.

Besos y apapachos

Merche Pallarés dijo...

La foto, como dicen todos, es absolutamente genial. Me encanta. De los enlaces, me faltan Tucci y Abejita que hoy mismo voy rauda a visitar. Muy enigmáticas las dos primeras fotos de Riobó que solo tu y el entendeis... Muchos besotes, M.

Anónimo dijo...

El grado de fidelidad que estás consiguiendo en el grupo de gente que, semana a semana, se lee el capítulo y, dentro de sus posibilidades, da su visión del mismo, sólo tiene parangón con lo que tuvo que espolear Cervantes sus neuronas para crear una obra tan compleja (como tan acertada y pedagogicamente nos expones) si realmente pretendía pasar a la historia de la literatura. En este sentido, le vino bien coincidir con otros genios como Lope, Góngora o Quevedo ... que seguramente le superaban en otros géneros literarios, hecho al cual él nunca se resignó: los dos sonetos que introduce en El Curioso.. son de gran altura (a mí me gusta más el segundo, en contra de la opinión de Lotario).

Lo malo que tiene el viquingo de los renos es que se cuela por cualquier gatera si hay niños en casa, por mucho que nos empeñemos en estar alerta y tapar todas las rendijas. ¡ Qué listos son cuando les interesa! pancho

Cornelivs dijo...

Buen analisis. No lo habia mirado desde ese punto de vista...interesante!

Buena la foto.

Un abrazo.

la inkilina dijo...

Buenos días Pedro

Es todo un honor para mi hacerte entrega del premio ORO

Por que si porque te lo mereces

Un café??

Merche Pallarés dijo...

Echo de menos al Sr. de la Vega ¿dónde estará? Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

Echo de menos al Sr. de la Vega ¿dónde estará? Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

¿Por qué me habrá salido DOS veces? Perdona. Besotes, M.

Mamen dijo...

Esa foto buenísiiimaaa, jejejeje¡¡¡;)))
Menuda pareja haceís, y sobre todo cuánto por recorrer¡¡¡

UN BESOOOO ENORMEEEE¡¡¡

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: casi todo el Quijote es dramatizable. Una de las razones del éxito de la narrativa cervantina es que su autor la pensaba en imágenes.

JUAN LUIS: creo que todos recordamos con horror la primera vez que nos enfrentamos con esta narración intercalada. Un abrazo.

BIPOLAR: cada uno tiene que apechugar con su época y aportar en ella lo mejor que tenga. Cervantes lo hizo, a pesar de las dificultades.

SELMA: ...pues sólo falta que te hagas un autorretrato... Un beso.

DIANNA: Manuel ha sido muy ingenioso, en efecto.. Y divertido.
Aclarado lo de tu entrada. Yo lo entendí así desde el principio. Un beso.

FERNANDO PORTILLO: bueno, ya sabes que se te espera...

ALDABRA: además, cabemos en un bolsillo...

BEATRIZ: un abrazo y feliz año.

GABIPROG: gracias por tus palabras.

INCOMBUSTIBLE: bueno, con calma. Puedes ir comentando las entradas atrasadas...
El personaje de Camila está muy bien construido en esta novelita. No perdamos de vista, además, que juega irónicamente, con todas las otras mujeres que están en la Venta en la que se lee el texto.
Besos.

MERCHE: es que somos así de misteriosos. Besos.

PANCHO: Tú eres un perfecto ejemplo, querido amigo. Y, por lo tanto, me gustaría un autorretrato quijotesco tuyo en el que se te reconociera o no, a tu elección. Esto no estaría completo sin él.

CORNELIVS: gracias por tus palabras. Un abrazo.

INKILINA: pasé a recogerlo y tomarme un café. Todo un honor, gracias.

MERCHE: ya llegará, él va a su ritmo.

MAMEN: en efecto, un gran viaje. Un beso.

Gracias a todos por vuestras palabras.

Anónimo dijo...

Hola Pedro

A través de Sera Sánchez he conocido este blog, me encanta y voy a visitarlo a menudo a pesar de que ponerme al dia me costará un tiempo.

Por cierto, dos amigas mias y yo tenemos una especie de "club de lectura particular" Nada de los últimos lunes de mes, sino cuando nos apetece (y nos apetece tan a menudo) nada de consenso (el primer libro que una de nosotras quiere leer (porque lo necesita, porque lo ha visto, porque ...) Con una cenita , un poco de vino, comentamos sin normas el libro si nos va bien y si no hablamos de amores o de desamores...
En fin todo esto para decirte que hemos decidido, en verano , por aquello de más tiempo libre, leer el Quijote, al ritmo de tus entradas. Simplemente que sepas que aqui en Catalunya, cerca del mar tu blog va a ser un acompañante silencioso y motivador de nuestra lectura.
Intentaré seguir el rastro y no perderme ni un comentario y te iré contando.
Saludos...y feliz año

Maite

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MAITE: encantado de recibirte en La Acequia y de que esta lectura colectiva os pueda servir de guía para la vuestra. Al menos, para la tuya.
Tranquila, hay tiempo: en el verano seguiremos adelante. Ya sabes que vamos a capítulo por semana.
Siempre puedes comentar en las entradas atrasadas, preguntando o aportando tu comentario. Yo responderé.
Saludos.

Antonio Aguilera dijo...

"Cervantes, a travez de Camila, desmonta el tòpico sobre la fragilidad de la mujer, lo ùnico que ha demostrado es su propia enfermedad".
Celebro este fragmento tuyo, Pedro, de tu explicaciòn hoy al cap correspondiente.

Manolo, el terror de los caballeros playmobiles; pero se puso de escudero......

Pedro:
Esta semana no habemus lectura ??.
Lo digo por el post que precede, creo entender que esperamos al lunes siguiente.
Je ne comprend pas.

Probaste el pavo al wihski ??

Espero que estuviera nutritivo.

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ANTONIO: continuaré esa línea tras el cierre de la novelita, este jueves y, posiblemente, este sábado.
Sí habrá lectura: el post del domingo no decía que no fuera a publicar, sino que publicaré las series normales de la Acequia (excepto el Quijote) hasta el 12.
Así que todos a leer el capítulo de esta semana, por supuesto.
Lo probé, pero por separado...
Un abrazo.

Antonio Aguilera dijo...

No tenemos descanso.....
todos a leer, todos a leer...

OK jefe, quedo enterado

Gracias