domingo, 7 de diciembre de 2008

Llueve como sólo puede llover un domingo


Llueve como sólo puede llover un domingo. Llueve con mansedumbre e insistencia, lavando la cara de la ciudad. El tiempo es más lento y hay melancolía en cada esquina, que salta sobre el paseante cuando las dobla en su camino, para recordarle su biografía, su soledad y su conciencia. Debería llover más, para lavarnos por dentro.

49 comentarios:

Mónica dijo...

Hola en tiendo, porque hoy domingo por acá... a las 4 de la tarde era como estar en el medio del desierto, calor, soledad, silencio... parecía como si Montevideo estuviera en una siesta muuuuy lrga.

Bsss. Te quedó preciosa la fotografía-

lichazul...elisa dijo...

que lindoooo

me encanta caminar bajo este tipo de lluvia ,así sin prisas , sin tacos ni locuras del tránsito
es un bello domingo para caminar

aunque por este lado están cayendo los patos asados jajajaja

muaksimuakis

María dijo...

A mí también me ha gustado mucho como te ha quedado la fotografía, se ve un suelo tan limpio, tan brillante, que, incluso, yo veo hasta reflejos en el suelo.

No me gustan los días de lluvia, por tener que estar pendiente todo el tiempo del paraguas, te quita mucha libertad, y, además, las calles se quedan desiertas, prefiero mojarme con agua de olas de mar, y ver el reflejo del sol en aquél.

Un beso y felices días de fiesta.

PD.- No dejé comentario en el anterior post, pero lo leí anteriormente, ya que suelo entrar varias veces en tu blog.

Mafi dijo...

Es que no ha parado... qué rollo, bueno la hoja del periódico está en tu correo... :)

SELMA dijo...

Admirable foto a poca, poquísima distancia del suelo... como si fuera captada por la mirada de un niño... y hacia este "tiovivo" se estuviera dirigiendo...

Pedro... a mí no me gusta mucho la lluvia...Te lo confieso y pertinaz menos...

Un buen chubasco intenso y corto y un arco irís, eso sí...

¿Por dentro? ;-)

Un beso Pedro... nos queda un día.

El Detective de la Triste Figura dijo...

Es una gozada esta lluvia. No moja, si no refresca. Da gusto pasear, sea la hora que sea. La ciudad adquiere un color especial. Y se encuentran cosas maravillosas. O extravagantísimas. A las dos de la Madrugada, me puse a pasear, sólo por sentir esta elegante lluvia en la cara, y ví un coche dentro del río.

Ariel Luque dijo...

La lluvia cuando la necesitamos puede resultar solemnemente purificadora. Es un fenomeno realmente necesario para el alma. Un abrazo grande Pedro!

Ariel.

DianNa_ dijo...

Me gusta pasear bajo la lluvia y "sentir" el ruido de las gotas al caer, me producen calma esas mañanas de cielos grises.

Besos, niño mojado :)

Cuspedepita dijo...

De vez en cuando me gusta que llueva, pero a estas alturas ya estoy saturada.
Necesito el sol para escapar de mi melancolía, mi soledad y mi conciencia...y para secar mi colada interna :-)

Besos

Serendipity dijo...

Me encanta la imagen de hoy. Me llevaste en un vuelo instantaneo a mi Espagna querida, cotidina, con bonitas aceras... en tu imagen, mojadas. Y al fondo el tiovivo para los chavales del barrio. Cotidiana y entragnable!

Feliz semana!

sedemiuqse dijo...

Hola: (me tomo un pequeña libertad.

¡Oh! Agua, agua, agua, tú, que todo lo sabes, dime: ¿Cuántas sirenas han dormido en tu remanso? ¿Cuántos paraísos has bañado? ¿Cuantos cielos te han mirado?
¡Oh!, agua, agua, agua, dame de beber de tu elixir, déjame probar tu néctar divino y podré ver a los dioses del Olimpo. ¡OH! agua, agua, agua, tú que todo lo recuerdas, dime: ¿Dónde guardas el secreto de la alquimia? Eres vapor, hielo, escarcha, rocío, nieve, nube, brisa...

Besos y amor.

Soledad dijo...

En mi pueblo no ha llovido, pero igualmente se siente la melancolía dominguera jeje

Un abrazo Pedro ;)

Merche Pallarés dijo...

Ya sabes mi opinión sobre los domingos... y si son llovidos, peor. Te entiendo perfectamente. La foto muy bonita, es verdad que el suelo se ve resplandeciente. Besotes, M.

R. A. Riveiro dijo...

Tus palabras alegran el sentimiento y el deseo de días así.
Saludos.

Mamen dijo...

Bonitas las palabras que dedicas a la lluvia;)).. Particularmente lo que más me gusta de los días de lluvia es ese olor a tierra mojada que deja en el ambiente, es como si la naturaleza adquiriera de nuevo la pureza del recien nacido, y sus aromas, uuummm¡¡¡

Besoossssss¡¡

Cecilia Alameda Sol dijo...

Veinticuatro horas de lluvia en esta ciudad alterada por las compras y la visita de algunas gentes de fuera. Se han lavado las calles pero mañana, cuando la lluvia se retire, se impondrá de nuevo la rutina que deja unas huellas sucias en estas calles.

Antón de Muros dijo...

El cielo gris y la lluvia me traen melancolía. Sólo queda un aliciente: esa agua beneficia a los campos sembrados...

Un abrazo.

Antón.

El Ente dijo...

Sobre todo amigo Pedro lavarnos por dentro. Esa es la cuestion...

Bueno me hallo tomando cafe, saboreando una tostada, leyendo vuestros blogs y me voy corriendo que aun voy con retraso...

UN ABRAZO!!!!

josh dijo...

Has hecho que me de cuenta de que en todos lados llueve igual los domingos. Curioso.
En vez de preguntarme por qué, disfrutaré, con lo que me gusta la lluvia de domingo.
Aquí, en Asturias, el invierno hace que parezca que estemos en Asturias, no como los últimos años. Echaba de menos la lluvia, incluso la de entresemana.
Un saludo.

tejedora dijo...

Me gusta ver las calles mojadas… Siempre cargadas de tantas y tantas historias.
Cierto es que deberíamos de lavarnos más por dentro.

Un abrazo.

DianNa_ dijo...

Hoy es lunes dominguero y llueve, sin pausa, pero sin prisa... día gris.

Besos bajo la lluvia

Óliver S. G. dijo...

Como dirían por aquí, el agua hace la vista clara. Cuanto más agua, más clara.

Saludos!!!

XuanRata dijo...

He resbalado en el pavimento mojado y me he dado de bruces con la parte dura del domingo. He buscado mi reflejo en la lámina de lluvia y solo he visto un tiovivo parado y un monedero cerrado. El tiovivo es un paraguas que alguien se lleva puesto. Todos están demasiado lejos para darme la mano. Intento incorporarme y resbalo de nuevo.

Little dijo...

Tendría que llover más, a ver si la mitad consegue que el agua les limpie los sentidos...

Encontre tu blog por el de Charlatanes.

Un saludo

javiersanz dijo...

Yo debo estar reluciente por dentro, porque soy de los que sale a pasear cuando llueve, y sin paraguas (malditos instrumentos del demonio...), para mojarme bien.
Lo hubiera hecho ayer si no estuviera batallando contra un constipado tremendo. A lo mejor tengo que revisar mis gustos sobre pasear bajo la lluvia...
Un saludo.

moderato_Dos_josef dijo...

Hola Pedro. como dice Dianna_ hoy es lunes dominguero y llueve como podría hacer lo un lunes dominguero jajaja. Después de lo de ayer y visto qyue hoy sigue creo que esto me empieza a limpiar o quizá a enmohecer? Un abrazo!

Merche Pallarés dijo...

Hoy lunes que estoy blogueando y facebookeando, en pijama, me acabo de dar cuenta ¡que está lloviendo! y no recogí la colada... ¡MECACHIS! Besotes, M.

gaia56 dijo...

llueve los domingos y también algunos lunes, y a veces llueve dentro del alma.
¡Pero qué preciosa la imagen de ese suelo brilante para taconearlo con fuerza!
un beso

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

los domingos son así..se añora...el inicio del descanso..saludos

Jan Puerta dijo...

Las gotas se suceden como la vida misma. Un continuo devenir de pasos. Murmullos que se cruzan al abrigo de un paraguas, protegiendo su incertidumbre bajo un día gris. Tosco. Inclemente sin sentir frío…

Anónimo dijo...

Los domingos son para mí siempre un poquito melancólicos, si llueve todavía más. Llueve sobre mojado. Besos Isabel.

Aldabra dijo...

Hoy ya es lunes y aquí por fin nos ha dado tregua la lluvia y el cielo gris... pero el tiempo está igual de melancólico y lento.

Comprendo lo que decir de lavarnos por dentro, sería como sentir una renovación, un volver a nacer, un borrar los recuerdos... pero es imposible.

biquiños,

Nome Andrés dijo...

Y hay días festivos como el de hoy que tienen el mismo rango que el domingo: y llueve de la misma forma, con un agua fina que no se si limpiara por dentro pero que moja de lo lindo. Un saludo

Esther dijo...

Ayer hizo un día buenisimo por aqui que invitaba a pasear por los parques y es lo que hice..hoy toca eso estar en casita oyendo la lluvia caer y como dices limpiarnos por dentro.. besitos

Magui dijo...

Quando chove assim é uma beleza mas a chuva costuma pregar peças...

Nacho Carreras dijo...

Ya lo decía el cantautor:
"...Tiene que llover que está sucia la plaza..."
Saludos.

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas noches, Pedro.
Para gustos, colores.
Creo que esta lluvia que nos traes, suave, de calabobos, limpia lenta y eficazmente los suelos de las ciudades, por no decir otras construcciones.
Personalmente me encanta y me gusta mojarme cual bobo que piensa que no calara, la verdad es que despues de haber estado viviendo unos años en el norte, cuando las lluvias eran abundantes, la sensacion de ese agua que nos corre por la cara me extasiaba y me hacia sentir mas vital.
Soy de los que nunca llevan paraguas, no me importa mojarme hasta las entrañas.
Abrazos fuertes con "chirimiri".
Jesus

Kety dijo...

Me gusta la lluvia por que es necesaria, pero prefiero verla a través de los cristales.
En este mes..., buena excusa para la melancolía.

Un abrazo

PD
No es por llevar la contraria.;-)

Gabiprog dijo...

¿Y quién no quiere lavarse en esa lluvia?

Ele Bergón dijo...

¿Llueve porque está nublado, o está nublado porque llueve?

La foto, por el contrario, creo que está llena de luz.

Un abrazo.

maggi dijo...

cuantisimos comentarios Pedro! A ver si quepo!;) Me pareció tan emocionante esta entrada tuya y la foto entiendo que es de Castilla y Leon? Hará un año que dejé Burgos ahora en diciembre pero los recuerdos siguen! Espero que estés bien! Un abrazo fuerte

jg riobò dijo...

Espectacular y especular.
Una pátina para hacer olvidar lo gris del mundo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El trabajo me ha impedido contestaros a todos uno a uno, como suelo hacer. Gracias por vuestros comentarios. Dejadme que dedique un fuerte abrazo en especial a las nuevas incorporaciones a La Acequia este fin de semana. Y la alegría por el retorno de Maggi.
La verdad, es que, como señaláis varios, el lunes (festivo en España) también fue domingo, también llovió. Pero, me temo, no lo suficiente.

Isabel Huete dijo...

Seré algo menos romántica: debería llover más para lavarnos también por fuera y para poder seguir bebiendo agua, nosotros y la tierra. :)
Besotes.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ISABEL: pues que llueva. A cántaros.

Nerea dijo...

Creo que todo lo relacionado con el agua me atrae...será por mi nombre??

Falta nos hace lavarnos por dentro.

Besos! :)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

NEREA: será... Que nos lave. Besos.

Tareixa dijo...

Esta es la descripción más maravillosa que leí nunca sobre la lluvia en mi tierra Gallega:
“Llueve mansamente y sin parar, llueve sin ganas pero con una infinita paciencia, como toda la vida, llueve sobre la tierra que es del mismo color que el cielo, entre blando verde y blando gris ceniciento, y la raya del monte lleva ya mucho tiempo borrada."
(Camilo José Cela)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

TAREIXA: no se puede entender Galicia sin la lluvia. Saludos.