jueves, 8 de noviembre de 2007

Horizonte con aldaba.

[...]
Y en los momentos de soledad más intensa y de mayor dolor, a veces basta con cambiar el ángulo de la mirada para comprender que el horizonte se llena de gente y las grandes aldabas que nos atemorizaban sirven para abrir las puertas y no para cerrarlas.

6 comentarios:

jg riobò dijo...

Y qué dificil es cambiar el ángulo de la mirada.
Si lo haces se abre todo un espectáculo nuevo como creo te esta sucediendo a ti por como van las entradas últimas.
La foto demuestra esa mirada diferente, sugerente y cómplice de la búsqueda.

Anónimo dijo...

Este tipo de texto es el que más me llama, ya lo habrás entendido por mi elección de libros para el trabajo. No sé por qué será, quizá por su dulce melancolía. Como bién ha puesto "jg riobò" qué difícil es cambiar el ángulo de la mirada! A veces necesitamos a alguién que nos indica a otro punto de vista, será por palabras, por poemas, por la literatura, por la música, por el deporte, por la televisión..pero si dedicamos tiempo a leer textos así nos hacen pensar y nos animan;) Recordaré el mensaje de este texto la próxima vez que estoy baja de moral!;)

Maggi

Blogofago dijo...

Aunque cambiemos nuestros puntos de vista y de fuga....las lineas verticales siempre permaneceran derechas y erguidas

Bella doble pareja de imagenes y textos..

Pilar dijo...

No alcanzo a llamar,
no me llega la mano para asirla,
ni tampoco para poder llegar a tirar de ella.
¿Será que no debo entrar?
¿Tendré que pasar de largo?
Y si no quiero...
Ayúdame tú.

nerea dijo...

La verdad es que a veces, cuando miramos, no encontramos aquello que buscamos aunque lo tengamos justo enfrente. Tan solo basta, como bien contais todos, en cambiar las pespectiva.

Otras veces, sin embargo, lo que miramos es justo lo que hemos visto. No hay más ni hay menos... para bien o para mal...

Ya es viernes Pedro! Aprovecha y descansa que ya has currado mucho ultimamente.

Besicos!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

JAVIER: mirada y búsqueda, buena pareja de conceptos para definir el arte.

MAGGI: todos debemos encontrar el ángulo adecuado para nuestra miradas. En la búsqueda es en donde está el camino correcto. Y tú vas por él, seguro.

BLOGÓFAGO: a veces conseguimos esquinarlas, en otras no, querido Blogófago. Gracias por tus palabras.

PILAR: hay puertas que parecen inaccesibles, ¿verdad? Pero es esfuerzo y la compañía al final se imponen.

NEREA: pero siempre está el intento. Besicos, Nerea. Al fin es viernes.