martes, 16 de enero de 2018

Vagas huellas


Contemplo vagas huellas,
apenas un puñado de imprecisos
datos desordenados,
objetos esparcidos
encima de la colcha,
las llaves de la casa en el vaciabolsillo
o el dolor del costado,
un botón descosido,
tu lado de la cama.
Quizá
-cabe la duda-
sea verdad
que sigo vivo.

© Pedro Ojeda Escudero, 2018

6 comentarios:

Andandos dijo...

No hay duda, estás, estamos por ahora vivos.

Un abrazo

Fackel dijo...

La capacidad de supervivencia tiene muchas posibilidades, la poesía ayuda a paliar la pérdida.

Edurne dijo...

A veces, hasta cuesta creerlo, pero es verdad, seguimos vivos.
Besos de superviviente.
;)

Myriam dijo...

Me alegro infinitamente de no tener
dudas al respecto.

Besos

XuanRata dijo...

A lo más que podemos llegar es a emitir un juicio basado en pruebas indiciarias: no es cuestión de hechos sino de convencimiento.

Imagen y poema engarzan con la misma duda sutil.

Un abrazo.

Ele Bergón dijo...

Siempre hay algo en especial que te reconcilia con la vida.

Besos