miércoles, 29 de marzo de 2017

Peregrino


Que la vida es un camino es un tópico literario acertado, camino de rosas para algunos, camino de espinos y piedras para la mayoría. Peregrinos perdidos en el camino la mayoría aunque no salgamos nunca del barrio en el que nacimos. Pero que, encima, te hagan fotografías los turistas cuando te sientas a descansar un momento, fatigado y harto de tu existencia, es producto de esta época de la posverdad en la que solo importa la apariencia y subir fotos a instagram.

6 comentarios:

María Perlada dijo...

La vida a veces es un calvario y otras veces es una gloria, hay de todo en esta vida, unas veces nos perdemos y otras ni nos encontramos, en la vida todo tiene sus pros y sus contras.

Besos.

Emilio Manuel dijo...

Además, hay que tener cuidado con las fotos que se suben, no vayamos a liarla, que te pueden meter 1 año de cárcel y 7 de inhabilitación.

Ele Bergón dijo...

Me hace gracia ese término que se ha acuñado recientemente " la posverdad", siempre por delante va el pos, como aquella de la posmodernidad, aunque sí que es verdad eso de la apariencia y el subir fotos por Internet. Es cansado esto de estar siempre mirando las pantallas. ¿ Adónde queremos ir?

Besos

JL Ríos dijo...

Me llama un poco la atención la escultura, escueta, masculina, a la que solo parece identificar los objetos que porta. Quizás una pareja, masculino y femenino, hubiera sido más acertado. En el grupo que acabamos, en agosto pasado, el Camino eran mayoría las mujeres.

Un abrazo

Abejita de la Vega dijo...

Siempre lo pillan a uno cuando no está para nada.

São dijo...

Uma peregrinação não tem que ser uma expiação como por vezes é, infelizmente.

Querido amigo mio, te desejo feliz e sereno Abril.

Besos