viernes, 23 de diciembre de 2016

Toca recogerse


Toca recogerse. Despacio, con tiempo suficiente para espejar las acciones y contemplar lo que ha significado el año.

Esta fotografía la tomé en la ribera del Cuerpo de hombre. El río parecía haberse quedado quieto y limpio, a la espera de la nieve. Sobrecogía por la belleza. Nada hacía falta. Esencia en la que se relejaban las venas de los árboles. Invierno, al fin, en estas tierras. Invierno vivo y frío, necesario y hermoso por su precisa delimitación del tiempo sin engaños.

12 comentarios:

mojadopapel dijo...

Ese espejo donde mirarse.....

DORCA´S LIBRARY dijo...

El invierno desnuda el paisaje. Las ramas están sin hojas, la tierra sin hierba, aunque el río a veces crece en esta estación, el agua parece correr más lenta, incluso detiene su curso cristalizándose. El paisaje se desnuda sin miedo al frío porque lo necesita para transformarse más tarde. La naturaleza en estado puro.

Emilio Manuel dijo...

Bonita imagen, pero más bonito el nombre "ribera del Cuerpo de hombre".

Que tengas un buen año .

JL Ríos dijo...

Estoy seguro de que también había silencio, tan imprescindible e importante como lo demás.

Feliz Navidad, Pedro

LA ZARZAMORA dijo...

Felices Fiestas, querido Pedro.
Un abrazo.

Abejita de la Vega dijo...

Nos recogemos.

São dijo...

Que bela , a tua foto, mais bela ainda porque as palavras que escreveste também o são.

Meu querido amigo, desejo-te um Natal aconchegado e um 2017 óptimo.

Besossss

Fackel dijo...

¿Por qué será que los ríos son más auténticos en su reflejo? ¡Tanto se parecen a las vidas de los hombres!

Edurne dijo...

¡Recojámonos, pues!
Que tengas unos días felices y tranquilos, Pedro.
La foto, con mil mensajes entre sus quietas aguas...
Besos y abrazos.
;)

Myriam dijo...

Maravilloso lugar. La foto es preciosa. Recojamonos y meditemos, pues ya que es un buen momento de hacer balance.

Besos y muy feliz tiempo festivo-meditativo-balancístico.


Doctor Krapp dijo...

Me quedo con este frase:
"Invierno vivo y frío, necesario y hermoso por su precisa delimitación del tiempo sin engaños"
Es lo bueno de este tiempo sin ambigüedades, a pesar de las vilezas del cambio climático, no engaña a nadie, porque es lo que es y debe ser.

XuanRata dijo...

En el invierno el reflejo se vuelve más real que lo reflejado: es época de repliegue y reflexión, pero también de olvido de uno mismo. Hermosa fotografía que deja atrás la luz para sumergirse en el color.