martes, 7 de junio de 2016

Vila Real de Santo António, una línea de horizonte sutil entre dos azules


Hoy, Vila Real de Santo António era una línea de horizonte sutil entre dos azules. Azul turquesa el río, delicado azul el cielo. Entre ellos, la necesaria fragilidad de la vida. Vamos, me dijiste. Vamos, respondí. El azul se hizo verde y sonreía.

11 comentarios:

joaquín galán dijo...

Preciosa instantánea y muy completo el comentario...:)

Saludos.

mónica pía dijo...

bonitos ojos...

saludos,

Emilio Manuel dijo...

He visitado Vila Real en varias ocasiones, recuerdo una barcaza precaria cruzando, no sabia, si un río (Guadiana), o una entrada de mar. Portugal me ha gustado desde el Sur hasta el Norte, desde el Este al Oeste, me trae bonitos recuerdos y hasta un momento que casi nos estrellamos cerca de Cascais, ¡¡como conducen!!.

Saludos

Myriam dijo...

Un texto lleno de poesía. Viniendo de ti, no podía ser de otra manera. Y en esa conjunción, todo un universo de posibilidades.

Además, Pedro querido, Portugal es taaaaaan bello!!!

Un beso

Myriam dijo...

Veo ahora el comentario de Emilio, ya ves, estamos de acuerdo totalmente. He estado dos veces en Portugal.

JL Ríos dijo...

Nunca he estado en Portugal, pero mi hija subió, el verano pasado, desde el sur hasta el norte, algo que hubiera querido hacer yo hace tiempo.

Un abrazo

LA ZARZAMORA dijo...

Y como no dejarse ir y llevar hasta esa línea de esperanza...
;)

Besos, Pedro.

virgi dijo...

Y Vila real, que es preciosa, pues un buen marco para andar juntos.
Besos

Omar enletrasarte dijo...

ojalá siempre pudiéramos partir hacia una sonrisa
disfrútalo
un abrazo

Abejita de la Vega dijo...

Como el baůl de la Piquer

Aldabra dijo...

Vayamos pues.

¡Que bonito!

bicos,