martes, 17 de mayo de 2016

rumor de pasos y batir de alas (Canción para ese día, de Jaime Gil de Biedma).


Canta Gil de Biedma ese momento en el que todo parece apuntar la esperanza:

He aquí que viene el tiempo de soltar palomas

Qué maravillosa forma de decirlo, de convertirse la voz poética en profeta o voz colectiva. Y continúa contraponiendo ese tiempo futuro próximo y aéreo, lleno de movimiento y esperanza con su tiempo presente, estático y duro:

He aquí que viene el tiempo de soltar palomas
en mitad de las plazas con estatua.

Y la esperanza:

Van a dar nuestra hora. De un momento
a otro, sonarán campanas.

Aunque todas las certezas de las historias quieran enseñarnos que nunca termina de llegar del todo ese tiempo de soltar palomas, nunca hay que dejar de provocarlo:

(...) Palabras
van a decirse ya. Oíd. Se escucha
rumor de pasos y batir de alas.

Si no son nuestras las palabras serán las de otros las que se digan.

(Canción para ese día, Compañeros de viaje, 1959.)

6 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Es el amor que pasa.

virgi dijo...

Precioso ese batir, ojalá sea todo una esperanza cierta.
Besos

Myriam dijo...

El poema es una preciosidad y tu explicación: imperdible

Besos

Omar enletrasarte dijo...

notable,
un abrazo

mojadopapel dijo...

Una canción a la esperanza.

Edurne dijo...

Ante las palabras de Gil de Biedma solo queda descubrirse.

Beosos con batir de alas.
;)