domingo, 1 de mayo de 2016

Donde comienza el futuro


Ante la tendencia de ser siempre sublime y caminar por el filo del abismo, la necesidad de levantarse cada mañana a trabajar. El horizonte se delimita con la precisión del presente. Es en ese mismo momento cuando descubres que el futuro comienza por lo que abarcan tus brazos.

5 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Nada más. Y no es poco.

Kety dijo...


De vez en cuando, es bueno, o, aconsejable retiarse de ese abismo.

Un abrazo

Myriam dijo...

Qué sean amplios entonces,
para que en ellos quepa un universo.

Besos

XuanRata dijo...

Qué hermosa foto, Pedro, la geografía humana y el aire eterno de La Mancha, la sabiduría de la arquitectura antigua, esa arquitectura que también se delimita con la precisión del presente, como dices, y tal vez por eso nos sigue resultando familiar y propia.

Un abrazo.

impersonem dijo...

El futuro es la semilla del presente al ciento por uno... creo.

El refrán castellano ("celestinero") de "quien mucho abarca poco aprieta" nos sugiere que más vale hacer poco, bien, que mucho, mal.

Abrazo.