lunes, 18 de abril de 2016

Pasaremos con nuestra vanidad a cuestas



Pasaremos, porque no somos nada, con nuestra vanidad a cuestas. Y de nosotros no quedará memoria. Qué malo sería que alguna vez descubriéramos cómo parar la muerte y el envejecimiento porque el ser humano jamás parará la injusticia y la desigualdad. Qué verdad es que la muerte es la única forma democrática de existencia.  Por suerte, somos más frágiles que la más humilde de las hierbas que se agarra a las piedras cada primavera.

8 comentarios:

Campurriana Campu dijo...

No lo dudes, Pedro. No lo dudes...

Abejita de la Vega dijo...

Vanidad de vanidades.

Fackel dijo...

Pero mientras pasamos, podemos ir raspando esa vanidad que no nos lleva a ninguna parte en el día a día. Confiar la eliminación de la vanidad, o la vanagloria, que otros llaman, aunque no es lo mismo, a la Nada es un acto de vanidad. Tampoco me satisface introducir en el discurso de los vivos la pseudonoción de Muerte como forma de democracia. Me niego. Concedamos el valor a cada aspecto de la existencia. A la Vida, vida, con sus matices. A la Muerte, nada, sin matices.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

FACKEL: Lo sé. No es resignación lo que busco. Todo lo contrario, pero sí es cierto que la muerte -que no veo como pseudonoción sino como lo único que nos dimensiona de verdad y sin carácter negativo alguno- acaba con cualquier pretensión de vanidad que tenga el ser humano.

impersonem dijo...

A veces tengo dudas del significado del término vanidad, y pienso en las numerosa formas que puede adoptar... he llegado a pensar que hay vanidades tolerables y otras que son insoportables, además de lerdas... supongo que todos pecamos de vanidosos en reiteradas ocasiones, o así podemos parecerselo a otra gente... bueno, es algo que foma parte de nuestra conducta o no; y de nuestro aprendizaje o no...

En cuanto a la parte escatológica de tu texto... no sé, hay tantos interrogantes al respecto, por muchas "certezas" que creamos, que no sabemos si iguala o desiguala de forma justa...

No obstante, estoy de acuerdo contigo en que "el ser humano jamás parará la injusticia y la desigualdad"... pero elijo seguir intentándolo en este lado (por aquello de que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer) por si acaso en el otro es todavía peor...

Abrazo.

Myriam dijo...

Vanitas vanitatum...

JL Ríos dijo...

Es la muerte lo que condiciona todo, la conciencia de la muerte, cuando llega, lo cambia todo, nos iguala también.

Un abrazo

São dijo...

Só a morte iguala todos os seres humanos, até porque ninguém lhe escapa nem a suborna.

A foto está preciosa.

Besos, querido amigo mio