miércoles, 17 de febrero de 2016

Aún no ha amanecido


Es difícil ponerse en la mente de aquel a quien llevan a fusilar en la parte de atrás de un automóvil y se mira los zapatos mientras escucha el ruido del motor y el sonido de los neumáticos que avanzan por los guijarros de un camino sin asfaltar. Aún no ha amanecido.

18 comentarios:

mojadopapel dijo...

A veces nos ponemos en el lugar del otro simplemente para ser conscientes de nuestras ventajas.

Pamisola dijo...

Después de la blusa recién lavada...
Abrazos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Es difícil, sí, pero tus palabras nos ponen claramente en situación...

São dijo...

Por muito que tente, não tenho essa capacidade de empatia.

Besos, querido amigo mio

MuCha dijo...

Me ha gustado la intensidad de tus sentidos

Campurriana Campu dijo...

Muy duro, Pedro. Y cuántas situaciones semejantes a lo largo de la Historia...de nuestra Historia.

Paco Cuesta dijo...

Entenderá el cuando, pero no el por qué.
Un abrazo

Rita Turza dijo...

Terrible situación, casi es mejor que no amanezca...

Emilio Manuel dijo...

Aunque no hace mucho por aquí ocurría eso, ahora no te llevan a la tapia pero te llevan al juzgado por cualquier cosa, como ocurra que te toca un juez de tiempos pretéritos casi es lo mismo.

Saludos

Amapola Azzul dijo...

Tú lo has hecho. Besos.

Abejita de la Vega dijo...

No perdamos la memoria.

Gelu dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

Sólo pensarlo produce escalofrío.
Dejo el enlace de una versión de 'Al alba' .

Abrazos

Kety dijo...


Está bien recordarlo, aunque sea de vez en cuando.

Un abrazo

Roberto dijo...

otra noche sin pegar ojo esperando que el coche no se parase ante mi puerta, cada vez estaban más cerca, tal vez mañana...

JL Ríos dijo...

Creo que uno de mis abuelos murió así, está en la fosa común, a unos diez kilómetros de aquí.

Un abrazo

Edurne dijo...

Empatía, aunque de escalofríos.
Besos.
;)

Edurne dijo...

impersonem dijo...

Es imposible... aunque la empatía y la rabia aproximen tal sentimiento..

Abrazo