martes, 15 de diciembre de 2015

Desde aquí siempre comienzan todos los caminos.


Y buscar ese lugar. Ese lugar en el que todo se reduzca a unos metros cuadrados porque lo que nos rodea sea luz, solo luz. Qué pocas cosas. Todo cabe en esa luz que huele a humedad de la tierra sabia. Y preparar la primavera mientras vivimos este otoño ya casi invierno. No más. Desde aquí siempre comienzan todos los caminos en cada uno de los pasos que damos.

14 comentarios:

María Perlada dijo...

La luz se encuentra primero en el interior, después, en todo lo demás.

Un beso.

Myriam dijo...

Poder estar y ser en ese Locus amoenus es lo que nos carga de energía para afrontar los embates y peripecias de la vida.

Besos

Myriam dijo...

Porque desde ahí, todo es posible...

Emilio Manuel dijo...

¿Huele a tierra húmeda?, ya me gustaría que por aquí oliera a eso.

dafd dijo...

Comenzar es en cierto modo un pequeño lujo. Quizá todo pueda tener un comienzo, y, a veces, puede que solo lo parezca.

Kety dijo...

Siempre hay un luz para emprender cualquier andadura.
Un abrazo

Kety dijo...

Siempre hay una luz para emprender cualquier andadura.

Un abrazo

Alicia Montero dijo...

Llega un momento en nuestras vidas que "buscar el lugar" es nuestra misión única. La vida nos guía y yo obedezco...es tanto el cansancio que sólo me dejo conducir hacia la luz, desde la inocencia de un niño.
Qué bello paraje Pedro...
gracias,
Un beso,

Ali

Edurne dijo...

No me extraña que sea des ahí...

Besos!
Y buen camino de inicio!
;)

María Luz Evangelio dijo...

Me cuesta dejar un comentario, porque no sé si lo he entendido bien. El texto es muy bello, y no me extraña que la luz huela a humedad de tierra sabia, de hecho, mi infancia huele a luz fresca de verano.
Ese lugar significa para cada uno algo distinto, y es posible que se consiga la fuerza necesaria para seguir, o quedarse.
No sé, es un texto bello pero muy denso, al menos para mí.

mojadopapel dijo...

Y que así sea,no más.

Abejita de la Vega dijo...

Desde esa luz y esos colores, así cualquiera.

Ele Bergón dijo...

Hace unos días, volviendo de mi paseo, encontré una luz, una luz especial que se reflejaba en la tierra roja, que tenía por fondo un cielo gris. El sol quiso salir en ese instante y comprendí que había encontrado mi lugar.

Besos

LA ZARZAMORA dijo...

Sí.
Y permanecer ahí, quietecitos, sin perturbar la magia....
Besos, Pedro.