martes, 22 de diciembre de 2015

Como un niño al que acaban de dar las vacaciones de Navidad


En el Paseo de La Isla me di cuenta de que ya es invierno. No había pensado en ello, tan lleno de cosas como ando estos días. Hoy he dado mi última clase del semestre y he visto a mis alumnos con ganas de comprender la poesía. Hoy me ha comunicado SBQ que gracias a la colaboración de quienes han comprado mi poemario piel estas últimas semanas se ha podido cerrar mucho antes del tiempo previsto el proyecto solidario de comprar juguetes a los niños de los cerros de Trujillo, en Perú, y que comenzamos un nuevo proyecto con los que se vendan a partir de ahora. Hoy ha entrado el invierno y yo deseaba que nevara, que cubriera el paseo una buena capa de nieve. Hoy he tomado café con el bueno de Paco, al que tanto quiero. Hoy he estado un buen rato con él y con Álvaro en la librería Luz y Vida, entre libros y hablando de libros. Hoy he podido dejar rematadas gestiones administrativas de algunas cosas académicas en las que ando liado. Iba yo saltando, como un niño al que acaban de dar las vacaciones de Navidad y piensa en los turrones, en los mazapanes, en las pastas de coco y en el secreto que guardan las cajas debajo del árbol que ha crecido, de pronto, en el salón de casa.

13 comentarios:

Aldabra dijo...

que tan buena noticia!!

muchas felicidades por tu labor, tu buen hacer y tu generosidad.

graciñas,

Abejita de la Vega dijo...

Y la niebla se había disipado.

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

…Y sus alumnos con ganas de comprender la poesía. “…Se hace camino al andar”
Café con amigos, libros y ese precioso paseo.

Abrazos.
P.D.: Espero que los Reyes me traigan su poemario.

DORCA´S LIBRARY dijo...

Lo que has descrito es simplemente magia.
Un abrazo.

Edurne dijo...

Pues sí, podemos decir que es como un poco de magia.
Es volver la vista y caminar un poco hacia atrás, hasta encontrarnos con los niños que fuimos, con los que seguimos siendo.
Es cerrar los ojos y volar un poquito. Magia.

A mí también me dieron hoy las vacaciones de Navidad.
Para mí eran las mejores de todas las vacaciones. Hoy, lamentablemente, no. Por eso quiero que pasen rápidas. Bueno, en el fondo quiero que me duren un buen rato, y tener tiempo para alguno de esos momentos mágicos que nos deparan encuentros con amigos, paseos sin rumbo, escarceos libreros...

¡Feliz Navidad!

Besos, turrón, mazapanes, letras, muchos abrazos y amor, mucho amor de todo tipo. Y cómo no, ¡SOLIDARIDAD!
;)

Alicia Montero dijo...

qué buen regalo es leerte!

merecido disfrute!!

beso mi querido profesor!

Ali

Emilio Manuel dijo...

Conozco bien algunos de esos cerros del Perú, concretamente lo que se encuentran en la ciudad de Lima, vivir en esos lugares es conocer el inframundo, la muerte por derrumbamiento, la trata de niños/as, el trabajo infantil, el esfuerzo de unos pocos por hacer mucho, las carencias de centros de salud, de escuelas, de agua, de desagües, de todo. Estuve en una época en donde la guerrilla acababa de ser liquidada y aún se veían las consecuencias de ella, casas con vallas de espinos, huida de las zonas rurales hacia las zonas más pobladas, etc..., aquello fue un tremendo golpe que me sirvió para relativizar muchas de las cosas que aquí tenemos.

Te deseo Felices Navidades y cuidado con las comidas copiosas.

Abejita de la Vega dijo...

No son las vacaciones, es la satisfacción de la obra bien hecha. De ahí nace el sentirse como un niño. La niebla, la inquietud se disipó y a tu foto luce colores alegres, de película infantil. Un cervatillo hubiera estado bien, pero en la Isla no hay.

¡Feliz Navidad, Pedro!

Estoy con doña Emilia, mejor dicho con don Julián y su madre. Esta tarde...

LA ZARZAMORA dijo...

Bien!!!!
Me alegra tanto esta noticia...
Besos, querido Pedro.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra que así te sientas!!
Un abrazo

São dijo...

Alegria enorme por saber que estás contente !

Bom Natal e que o teu 2016 te realize todos os sonhos, querido amigo mio.

Besos :)

pancho dijo...


En el programa deportivo de la noche El Larguero hicieron una entrevista el otro día a un misionero que trabaja en Perú con los más indefensos del género humano, ponía los pelos de punta, imposible conciliar el sueño después de escuchar los relatos allí vertidos. Lo recordaba de otra entrevista anterior. Somos privilegiados.
https://www.facebook.com/HogarNazaretAmigos

Myriam dijo...

Y en tu piel no cabes! Enhorabuena.
Felices vacaciones!

Besos