martes, 13 de octubre de 2015

Las espinas de los higos chumbos.


Esas personas que son
como higos de las chumberas
que te clavan las espinas
antes de llegar a ellas.

12 comentarios:

XuanRata dijo...

Y el tiempo que tardas en quitarte luego las espinas...

Campurriana Campu dijo...

Algunas se levantan sólo para tocar los cojoncillos al resto.
Puaj

lichazul alqantar dijo...

acá a este fruto le decimos tunas
:D
a mi me gustan muchisimo
bss

lichazul alqantar dijo...

pd... con respecto a lo de las espinas... quien no trae espinas es porque no ha vivido

LA ZARZAMORA dijo...

Es cierto, como también es cierto lo rico que sabe el higo chumbo luego cuando uno ha sabido cuidadosamente y sin pincharse llegar hasta el fruto.
Besos, Pedro.

Rita Turza dijo...

Esas personas mejor tenerlas muy lejos, si te clavan las espinas tardan en curar las heridas que te dejaron.

Besos.

Juan Luis Garcia dijo...

También nos pasa por ingenuos, que ya deberíamos andar con más cuidado.

Emilio Manuel dijo...

Es mejor que te pinchen por fuera y que luego sea dulce por dentro, es el caso del higo chumbo, a que ocurra lo contrario o, incluso que pinche por fuera y por dentro.

Saludos

Ele Bergón dijo...

A esas personas lo mejor no acercarse a ellas y saber calcular la jugada de sus pinchos.

Besos

pancho dijo...

Como en la vieja canción que no enlazo porque se me han perdido los códigos de hacerlo:
Y un higo chumbo y una aceituna
tu nuevo mundo yo descubrí con Colón.
Y una aceituna y un higo chumbo,
vete a tu Luna y déjame en mi rincón.
Hay que tomarse las cosas con alegría.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Dejo el enlace "directo" de la canción que cita pancho.

Abrazos.

Aldabra dijo...

no se puede decir más bonito... y cuanto duele después arrancarse esas espinas!

bicos,