sábado, 14 de marzo de 2015

Puertas


Todas las once mil puertas de aquel edificio daban a la misma salida.

7 comentarios:

María dijo...

Tantas y tantas puertas... Para qué? Si van a dar al mismo sitio... Prefiero menos puertas con mas salidas.

Un beso.

Luis Antonio dijo...

Qué agobio, ¿no?

Edurne dijo...

¿Puertas de ida y vuelta?
Porque a veces, necesitamos saber que no solo se puede llegar al mismo sitio, sino que también sirve para volver al punto de partida... Si es qu emerece la pena volver, caro!

Besos.
;)

Edurne dijo...

¡Si es que merece la pena volver, claro!

Que se me enredan los dedos...
;)

José Manuel Sánchez Ribas dijo...

Quizá no había salida y todo era un engaño.

LA ZARZAMORA dijo...

Y cada una de ellas nos facilitaba la salida, mientras andábamos perdidos en nuestros laberintos...
Besos, Pedro.

JL Ríos dijo...

Seguro que las once mil puertas tienen que ver con algo de cultura general que no conozco (como los cien mil hijos de san Luis).

Un abrazo