lunes, 9 de marzo de 2015

Hace mucho que dejé de soñar con paraísos


Hace mucho que dejé de soñar con paraísos. De una manera o de otra, todas las ideologías, todas las creencias, todas las religiones nos prometen un futuro liberador: liberador del trabajo obligado, de la esclavitud, de la opresión, del hambre. En algunas épocas históricas esto ni siquiera puede prometerse y se nos inventa por ello una arcadia en el pasado: hubo un tiempo, se nos dice, en el que fuimos felices y vivimos en armonía con el resto de los seres humanos y con la naturaleza y lo perdimos y penamos por ello. He aprendido a desconfiar de los paraísos perdidos: suelen ser construcciones peligrosas. Yo miro la historia de la humanidad y no los hallo como tampoco puedo agarrarme a la utopía prometida porque todos los que han prometido utopías han causado guerras. La historia de la humanidad demuestra que la felicidad de unos se ha conseguido sobre la infelicidad de otros. Hasta ahora solo algunos seres humanos han sido durante una parte de su vida felices sin hacer daño a otros voluntaria o involuntariamente, muy pocos puñados entre los motones de polvo en el que nos convertimos. Algunos lo han sido ignorando todo lo que les rodea, anulando la condición colectiva que tenemos. Unos cuantos lo han sido, precisamente, entregándose a las causas de otros. Hace mucho que dejé de soñar con paraísos porque sé que el único posible se encuentra aquí y ahora. Y o se lucha por él o se pierde.

13 comentarios:

DORCA´S LIBRARY dijo...

Soy de las que piensan que no hay que dejar de soñar nunca, aunque no nos den muchas razones para ello, o precisamente por eso. Como tampoco hay que dejar de luchar en la vida por alcanzar aquello que se desea. Si en algún momento las fuerzas fallan, se sienta uno a descansar y ya está. Pero luego se reanuda el camino, y a seguir,aunque se vaya en dirección contraria al resto. A veces esa es la mejor señal de que estamos avanzando por el camino correcto.
Saludos.

Estrella dijo...

Es verdad. el único paraiso posible es el que seamos capaces de crearnos nosotros mismos.

lichazul alqantar dijo...

aunque lo digas , en el fondo sigues soñando... soñar es algo imparable y no sujeto a voluntad

bss ;)

Emilio Manuel dijo...

Aquellos paraísos se perdieron en nuestra adolescencia.

Saludos

Kety dijo...

Aún sin querer, el ser humano sueña, aunque a veces sea un sueño inalcanzable.
La últma frase lo demuestra: "Y o se lucha por él o se pierde".

Un abrazo

mj dijo...

Hola Pedro. Genial texto.
Un abrazo
mj

Gelu dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

Luchemos por compartir el bienestar en igualdad para todos.
Siempre, en la historia, algunos, hasta convertirse en polvo ¡cuánta amargura y desolación han ocasionado en los demás, ofreciendo paraísos inventados, mientras pretendían asegurar, ampliar y parcelar el suyo propio -real y material- en la tierra.

Un abrazo

Joselu dijo...

Supongo que tienes razón, pero eso significa el triunfo total -que ya es-del individualismo frente a las utopías colectivas que forjaron los revolucionarios. No queda en tal caso más que la vivencia del tiempo que nos ha tocado vivir desconfiando justificadamente de paraísos que no existen más que en la literatura.

Francisco Dueñas Garcia dijo...

Es posible que la felicidad este sobre valorada, y quede reservada para instantes precisos donde los sentidos y los sentimientos gocen a la vez. Por eso creamos el Ahora y a veces con música, arte, poesía, con buena compañía o en soledad imaginamos como es la felicidad. De todas formas cada uno la siente a su manera. Un abrazo

Alicia Montero dijo...

A ver.. que sensación de pesimismo me dejas...es cierto mucho de lo que dices porque lo vemos, lo sentimos.

El infierno y el cielo existen sólo aquí en la tierra, y cada uno escoge su camino y también desde dónde quiere vivirlo. Yo escogí el mío: aquí y ahora!
Creo aún el el "buen hombre", el de buen corazón, honrado, responsable consigo y con los demás, siempre pensando en el Bien Común, ...si, si sé, expecie en extinsión! pero los hay!!

Ya no quiero más historias del pasado, la vida cambió, la historia cambió. Estamos viviendo no una época de cambio, sino un cambio de época. Hoy la ciudadanía está mucho más preocupada de cuestiones morales o éticas que afectan a la cosa pública, y esto es lo que nos ha desmoralizado. Cómo es posible creer en quiénes hemos confiado si con la otra mano están llenándose los bolsillos? nacemos en sus hospitales, clínicas, luego nos educamos en sus escuelas, sus universidades, luego nos enfermamos y regresamos endeudándonos...y siguen llenándose el bolsillo...

Las personas estamos despertando, muchos dormidos aún, y nos atontan con lo que sea....

No más Paraísos Pedro, pero de esos que nos hablaban en la Biblia, porque hasta hoy el Papa dijo que la historia de Adán y Eva eran cuentos....plop!!

Si algo no se le puede quitar a un Ser Humano, es el soñar!!

Vamos que aún se puede!

Besos,

Ali

mojadopapel dijo...

Luchemos!!!... por los paraísos ganados.

dafd dijo...

Buena observación. Puede que, incluso, esta sea la prueba del nueve que usar con todos los que ofrezcan un paraíso, aunque sea encubierto.

LA ZARZAMORA dijo...

No dejemos que nos roben más paraísos...
Besos, Pedro.