sábado, 28 de febrero de 2015

Leves caricias que la piel guarda


Cada vez me gustan más los silencios entre las palabras. Nos empeñamos en dejar mensajes para que nos recuerden, pero mis mejores recuerdos son apenas emociones escritas en el agua, un puñado de miradas y leves caricias que la piel guarda.

7 comentarios:

Alicia Montero dijo...

Es tan cierto lo que dices... que a veces me basta un roce y gatilla la emoción...porque el cuerpo, la piel tienen memoria...;-)

buen domingo Pedro,
beso,

Ali

Rita Turza dijo...

En el lenguaje de la piel sobran todas las palabras...

Joselu dijo...

Hay conversaciones que se comparten y es bueno, pero poder compartir silencios es todavía más profundo e íntimo. No se puede hacer con muchas personas, muy pocas, casi ninguna.

São dijo...

Partilho o sentimento que aqui tão bem descreves...

Besos, querido amigo mio , e bom Março

DORCA´S LIBRARY dijo...

A veces, en un rato de silencio dos personas pueden comunicarse más que cuando están hablando. Entonces, cuando las miradas se encuentran, ambas leen en la del otro, todo aquello que los labios no pronunciaron.
Saludos.

Adolfo dijo...

Muchas veces solo hace falta un puñado de arena en la playa y mientras ves que se te escapa entre los dedos afloran los recuerdos, escuchando el sonido de las olas muriendo en la orilla.

Un abrazo

Ele Bergón dijo...

Alguien, que ahora no recuerdo, opinaba que es mucho más importante lo que no se dice con palabras, que lo dicho por ellas. Posiblemente no era era exactamente así, pero la idea sí la recuerdo bien porque me gustó.

Besos