sábado, 20 de diciembre de 2014

Por la Cuesta de las Arremangadas hacia el mirador de San Nicolás para ver La Alhambra


Por la cuesta de las Arremangadas, hacia arriba, peldaño a peldaño, con el temor de que alguien haya conseguido borrar la belleza de La Alhambra. En España, quién sabe. En Granada, buena gente, conversaciones y paseos y uno de esos espacios de encuentro que te hacen pensar que las cosas tienen aún remedio y que a pesar de todo somos más los que creemos en construir a partir del diálogo, la corrección en las formas y el debate. Qué pena que la labor de los menos desteja en una hora lo que con tanto esfuerzo se hace. Pero desde aquí eso está muy lejos y qué importa. Por la cuesta de las Arremangadas, hacia arriba, el Albaicín no es laberinto de callejas sino impulso hacia San Nicolás para comprobar si después de tantos años sin verla alguien ha puesto telón y trampantojo a La Alhambra. Pero no, allí se ofrece a la vista delante de la sierra, con nieve ya, como la recordaba. Y pienso por un momento que aquellos que me rodean -en San Nicolás nunca el viajero está solo- son los mismos que estaban conmigo hace quince años aunque sean tan jóvenes como yo lo fuera entonces. Ilusiones. Un viento fresco que a los del norte no nos arredra ni nos hace abrigarnos: en el Darro olía aún -o ya- a primavera. Y anochece en Granada y alguien enciende las luces de la belleza más sencilla y permanente. La que de verdad importa.











16 comentarios:

Joselu dijo...

Estuve en Granada en mayo también y alcancé el mirador de San Nicolás donde encontré una zambra gitana. Hubo un tiempo en que pasé temporada invernal en Las Alpujarras, lejos del valle, en las montañas. A mí si me pierdo, que me busquen en Granada. Por allí estaré.

São dijo...

Estive nesse Mirador de noite e ficou-me gravada na alma a fascinante beleza do palácio mouro.

Granada é uma bonita cidade, mas o que me rouba o fôlego é Allambra, cujo interior já visitei duas vezes sempre com o mesmo deslumbramento.

Carlos V , casado com a formosa infanta portuguesa Isabel,teve , pelo menos, o bom senso de construir aquela marca de soberba que é o seu edifício sem tocar nos lindissimos palácios árabes.

Pena não ter acontecido o mesmo na Mesquita de Córdoba, profanada pela ostentatória igreja católica erigida no seu interior .

Querido amigo, que bom teres tido esses felizes momentos!

Abrazos e bom domingo

Myriam dijo...

Espectacular recorrido. Mil gracias. Besos

Emilio Manuel dijo...

Jejejejeje, es el mirador de los giris, no te voy a negar que la Alhambra se ve muy bonita desde ahí, pero está el otro mirador, el que visitan los granadinos cuando queremos darnos un respiro y mirar desde lo alto nuestra ciudad y lo que nos rodea: La Alhambra, Sierra Nevada, el valle del río Darro y los pueblos del entorno, ese Mirador es el llamado San Miguel Alto, junto a la ermita del Aceituno, una antigua torre vigía árabe desde donde se junta la poca muralla que ya nos queda.
Un saludo

Ele Bergón dijo...

Bonitas fotos de la insuperable Granada.

Tengo contacto con gente de la Universidad en Madrid y me cuenta de esas puñaladas traperas de los arrogantes que no saben reconocer los méritos ajenos. Pero lo que importa es la gente buena con ilusiones y esperanzas.

Me alegra que hayas pasado uno días tan buenos e interesantes en la bella ciudad de Granada.

Besos

Luz


Rita Turza dijo...

Me encanta viajar a través de tus ojos. Granada es una de las ciudades más bellas del mundo.

Besos, Pedro

MA Grande dijo...

Pedro, ¡¡¡menudo regalo encontrarme con la magia de Granada a través de tu mirada!!!. Magníficas fotografías y un texto más luminoso aún, si cabe. Granada te quiere, ya sabes. Espero y deseo que pronto puedas reencontrarte con ella, para comprobar por ti mismo la magia de su espléndida primavera.

Felicidades por el blog, es muy bueno, por cierto. Seguimos en contacto.

pancho dijo...

Granada es Reconquista y Federico García Lorca. Mora, albaicín, cristiana, poesía, mirtos olorosos y bullicio multicolor. Tolerancia, hacer de tu capa un sayo. Síntesis. Lugar tolerante para respirar tranquilo. Entraste en Granada con la rienda corta y el galope largo. Al Ándalus, Malasaña... El Maestro de los vahídos. En Granada había que tomar distancia en la mirada. Excelente en la cuesta arriba, se notan las caminatas.

Abejita de la Vega dijo...

Por los ríos de Granada sólo reman los suspiros.

Un abrazo.

Pamisola dijo...

Visitar Granada, fue un "regalo" para mí, todos tenemos fotos, pero todas son diferentes, las del río me encantan, aparte de la Alhambra, claro.

Feliz Navidad, y Feliz Año 2015

Besos

José Luis Ríos Gabás dijo...

No he estado todavía en Granada, pero tú y tus fotos me animan a hacerlo, sin duda.

Un abrazo

LA ZARZAMORA dijo...

Todo tiene remedio, Pedro, y desde esa altura, más...
;)

Besos.

XuanRata dijo...

La Alhambra vista desde San Nicolás es todo lo que la precede, todo lo te que lleva hasta allí. Y después, una vez en San Nicolas, la Alhambra es todo el jaleo que envuelve la plaza, la tela de araña de miradas que se tiende. Esa primera foto de esta entrada en la que cedes todo el protagonismo al aire, al azul, también es, antes que nada, la Alhambra.

Un abrazo.

mj dijo...

Hermosas imagénes de Granada para un tranquilo y bello texto.
Feliz Navidad querido profesor.
Un abrazo inmenso
mj

Campurriana Campu dijo...

¡Cuántas ganas de conocerla!

Paco Cuesta dijo...

Sana envidia Pedro.
Un abrazo