sábado, 4 de octubre de 2014

La vida que tenía pendiente


Soñé con el caos. Es sorprendente, porque hace mucho que no recuerdo los sueños. Pero este sí porque me pareció la única forma de revolución posible hoy en día y no la hacíamos nosotros. Fue al abrir la puerta de la calle y encontrarme la vida que tenía pendiente.

18 comentarios:

São dijo...

Caos? Sim, talvez seja a única forma de mudança...

Querido Pedro , abraço grande e bom domingo :)

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Qué paradoja!..aquí la verdadera revolución sería aspirar al orden
=)

María dijo...

¡Qué bonita la imagen, Pepdro!

La vida tiene pendientes, cuestas y curvas, pero hay que intentar esquivarlas como sea, no solo en los sueños.

Un beso.

Esther dijo...

Tiene gracia, al ver la foto y esa chimenea saliendo de la ventana, nada que ver pero he pensado en "El monumento Tubular",anarquía, caos, la vida, ella desde luego sigue con y sin nuestro consentimiento y viendo lo que nos equivocamos con ella, casi mejor así, que de vez en cuando nos tuerza, nos corrija o nos revolucione según le convenga.Totalmente de acuerdo Pedro.

Marina dijo...

Espero que en este momento, preciso momento, estés soñando con algo tan bonito que te haga sonreír.... aún dormido.

bsss

Abejita de la Vega dijo...

Sal.

virgi dijo...

Siempre eres genial, pero aún más cuando eres escueto, logras condensar un trozo de existencia y pensamiento.
Besos

LA ZARZAMORA dijo...

Eso mismo... así es.
La realidad cotidiana es nuestro permanente caos.

Besos, Pedro.

Rita Turza dijo...

Me encantan tus retratos de interior eres tú al 100%

Mil besos.

poemas lichazul dijo...

ese pendiente es impostergable
al final solo tenemos una vida
y no hay que dejarla pasar pasivamente


bss y buen comienzo de semana

poemas lichazul dijo...

pd... hay que procurar ser el comandante de sus propios zapatos
;)

Joselu dijo...

La observacion de la vida es encontrar lo inesperado, como ese día que abriste la puerta y te encontraste esta imagen que te hizo sentir revolucionario. Ayer me sentí así en una feria anarquista. Me di cuenta de que era lo único que cuadraba con mi ser. Hay mucha vida pendiente. Y los sueños de vez en cuando acechándonos. Para mí tan importantes y formando mi cosmovisión del mundo. Sin distinción entre sueño y vigilia en una consideración calderoniana pasada por Passolini.

El Deme dijo...

El caos es un arte si se sabe llevar, emparenta con el surrealismo y lo absurdo, siendo un modo de tirar hacia adelante, aunque a la larga se sienta un profundo vacío.

pancho dijo...

Buena gana de ser dependientes, ni que la revolución se quede pendiente. Es mentar las palabras sagradas de patria, tierra y libertad y el pueblo, enardecido el corazón se declara independiente.

DORCA´S LIBRARY dijo...

La vida ya empieza cuando abrimos una ventana o una puerta, y dejamos que entre el aire fresco. Luego es sólo dar el primer paso para salir de nuestro cascarón y encontrarnos con otros como nosotros. Ser conscientes de los demás, de la belleza que nos rodea, eso ya es comenzar a vivir. No consentir que nos convezcan que la vida es sólo trabajar en una constante cadena de produción para ellos.
Un abrazo.

Campurriana Campu dijo...

O, más bien, la vida en pendiente.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Cierto, como que el fotógrafo, tú en este caso, seleccionas y ordenas ese caos. La vida, en general, es caos, aun dentro de la rutina.

José Núñez de Cela dijo...

El caos es lo único que nos puede salvar, aunque seguro que habría quien quisiera reorganizarlo.

De alguna forma hay quien está instalado ya en el caos: Caos en las tarjetas de crédito, caos en los contratos temporales, caos en el ministerio de justicia, Pero el caos real no llega.

Saludos!