lunes, 14 de julio de 2014

Nostalgias y anuncio de la presentación de Echo al fuego los restos del naufragio en Burgos


Preparo un juego a dos voces con Nostalgias y me duele el tango de los besos que se quieren borrar pero no se logra, besos que desesperadamente te quisieras arrancar de la memoria pero se te han grabado a fuego en los labios y guardas para tu daño el recuerdo de la presión de los suyos, su humedad y el calor tibio que dejaban como huella. El tango, como el bolero, no admite tercera persona y debo buscar en mis propias cicatrices, en esos besos que llenaron noches de dientes, de pasión y fatiga de cuerpos abrazados piel a piel, hundido el rostro en la melena amada. Besos que quemaron por dentro y arrasaron todas las fronteras exploradas con la mano y la saliva, besos que fueron ojos y oídos, palabras que llenaron intensas las horas, susurros de presencias y miradas cómplices, risas en las que giraba el lecho entero. Besos que cuando se acaban dejan un abismo al que uno está a punto de arrojarse. O se arroja. Y luego es el azar, el instinto o una mano que te alza lo que te saca de la desesperación, del lugar en el que todo es oscuro y respirar cuesta. O no lo logra.

Este texto esconde una sorpresa a dos voces para aquellos que acudan a la presentación de Echo al fuego los restos del naufragio, mi diario poético para tiempos de crisis, en el Museo del Libro Fadrique de Basilea de Burgos, el jueves 17 de julio a las 20:00. Me acompaña Óscar Esquivias y alguien más.



7 comentarios:

elisa lichazul dijo...

la mejor de las energías pa'que salga todo rebien Pedro
besitos desde este Chile lluvioso y frío , invernal a morir

Marina dijo...

A dos voces o a dieciocho...tus textos sonarán perfectos.

Un beso y mucho éxito corazón.

:)

DORCA´S LIBRARY dijo...

No deberíamos renegar de los besos que nos han regalado sobre, todo cuando hay gente que nunca los ha recibido, y lo que es peor, que nunca los ha dado.
Esa tercera voz misteriosa hace todavía más sugerente tu presentación.
Suerte y una abrazo.

impersonem dijo...

Las huellas que el amor deja en la memoria a veces provocan nostalgias... y donde hay "algias" ya se sabe... dolor al canto...

Te deseo que la presentación sea un éxito...

Abrazo

Gelu dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

Todo irá estupendo, con la compañía de buenos amigos y en ese lugar de mi ciudad en el que se rinde homenaje permanente a Fadrique de Basilea, que dedicó su vida a los incunables.
La poesía, concentrada en su pequeño libro, lo merece.
Dejo un intento de haiku:

Rescatar el nombre
gritarlo con el alma
y brindar juntos.

Y junto a su bolero, enlazo: La canción de las horas perdidas, interpretada por Pasión Vega.

Abrazos.

Abejita de la Vega dijo...

¿Sorpresa?

Paco Cuesta dijo...

Hay algo en esta entrada que suena a prólogo de nueva obra.
O no.