jueves, 19 de junio de 2014

Personajes individuales y grupo, de lo concreto a lo universal en El río que nos lleva y noticias de nuestras lecturas


A través del irlandés errante, Sampedro nos introduce de pronto en el río del título. La metáfora es antigua y evidente. El río simboliza la vida. La vida de cada uno de los personajes pero también del grupo que construyen, de los lugares por los que pasan y del mismo oficio en el que trabajan. Es un mundo en evolución. Los personajes vienen de un pasado del que se nos dan retazos. Cargados de secretos, misterios, carencias, llegan a agruparse en torno al trabajo de acompañar los maderos río abajo. Importan mucho las palabras que dicen pero también los silencios. Una de las características más notables de esta novela es la capacidad de Sampedro para condensar en este descenso vidas reconocibles, lo particular y lo universal. De hecho, a pesar de que hay una clara simbología que nos remite a una España en trasformación, esta forma de condensar vidas hace del texto una narración válida hoy. Mientras que muchas de las novelas de aquellos tiempos han envejecido mal al cambiar las circunstancias históricas a las que aludían, esta se sostiene y crece precisamente por ese sabio juego establecido entre lo particular y lo arquetípico, los símbolos que nos remiten a las circunstancias históricas españolas y los que son universales.

Cada personaje, además, se define en sí mismo pero también en su actuación en el grupo. Si alguna vez algún novelista se pregunta cómo dar diferencia a los personajes de una historia juntándolos en un mismo territorio, aquí tiene la respuesta.

Noticias de nuestras lecturas

María del Carmen Ugarte publica una excelente entrada que contiene gran parte de lo aportado en el libro: paisaje y paisanaje, un mundo en cambio, grupo e individuos y personajes que prefieren hacer para no pensar.

Mª Ángeles Merino nos relata el encuentro de personajes solitarios para construir un grupo. Una de las mejores cosas de esta historia.

Gelu continúa con su selección de frases y enlaces que nos ayudan a comprender mejor el texto de Sampedro. Muy útil.

Paco Cuesta nos ayuda a comprender mejor la obra desde la perspectiva ideológica de su autor al centrarse en un personaje circunstancial pero significativo. No te pierdas esta entrada.



Pancho sigue disfrutando de la lectura de La saga/fuga de J.B., a sorbitos, que es como se disfruta más. Aquí toca hablar de una ciudad que se columpia aunque no exista, de fados y conventos...


Myriam demuestra las razones de actualidad de El Sí de las niñas de Moratín. No te pierdas esta entrada, que te mostrará por qué guarda aún mucho de revolucionaria.

Ya sabéis que recojo en estas entradas de los jueves los comentarios que los seguidores del Club de lectura hacen en sus blogs hasta el miércoles y aquellos que me dé tiempo del mismo jueves. Si me he olvidado de alguno, os agradecería que me lo hicierais saber.


Próxima lectura


Cerramos el curso del Club de lectura con El río que nos lleva, de José Luis Sampedro, que leemos hasta la segunda semana del mes de julio. Después nos tomamos las merecidas vacaciones de verano. Recordad que, el primer título del próximo curso será la segunda parte del Quijote escrita por Alonso Fernández de Avellaneda tal y como explico en este enlace. A lo largo del verano publicaré la lista de los libros que nos ocuparan en el próximo curso del club de lectura.

El Club de lectura de La Acequia comenzó el jueves 24 de abril de 2008 con la primera lectura colectiva del Quijote realizada con los medios de la web 2.0. Esta iniciativa de lectura de la novela cervantina permanece abierta para aquellos que quieran sumarse a ella en cualquier momento en este enlace y puede usarse como la única guía de lectura completa del Quijote disponible hoy en Internet, con licencia Creative Commons 4.0.

El éxito del proyecto impulsó el lanzamiento de uno de los clubs de lectura más antiguos en Internet en español. Durante el curso académico se propone la lectura de un título al mes, de todos los géneros: narrativa, poesía, teatro y ensayo. Se alternan autores clásicos con autores vivos y por él han pasado nombres como Miguel de Cervantes, Óscar Esquivias, Gustavo Adolfo Bécquer, Eduardo Mendoza, Valle-Inclán, Lope de Vega, Juan Cavestany, Almudena Grandes, Pío Baroja, Lorenzo Silva, Antonio Machado, Miguel Delibes, Jesús Carrasco, Benito Pérez Galdós, Antonio Muñoz Molina, Pablo Neruda y Laura Castañón, Gonzalo Torrente Ballester, María Teresa León, Leandro Fernández de Moratín y José Luis Sampedro, etc.

Desde el año 2011 cuenta con dos formatos:
 
El club de lectura virtual, al que pueden sumarse libremente todos los aficionados a la literatura. En La Acequia se publican todos los jueves entradas correspondientes al libro del mes, más un resumen de las noticias de las lecturas en las que se enlazan los blogs del resto de los participantes. También puede seguirse el club de lectura a través de comentarios en las entradas correspondientes o como meros lectores.  Súmate a la página del Club en Facebook en este enlace.

El club de lectura presencial, sostenido por la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de Burgos, que se reúne una vez al mes para comentar el título correspondiente. Se programan también encuentros con los autores de las obras. Este segundo formato tiene plazas limitadas y hay que inscribirse al comienzo de cada curso. 

ADVERTENCIA: Las entradas de La Acequia enlazadas aquí tienen licencia Creative Commons 4.0 y están registradas como propiedad intelectual de Pedro Ojeda Escudero. Pueden ser usadas y reproducidas sin alterar, sin copias derivadas, citando la referencia y sin ánimo de lucro.

Y si alguien quiere más... Echo al fuego los restos del naufragio, mi diario poético para una crisis


Se ha publicado mi libro Echo al fuego los restos del naufragio, diario poético de una crisis (Valladolid/Béjar, SBQ Solidario, 2014). Los textos, en verso y prosa, recorren el panorama de la crisis por la que atravesamos, individual y colectiva, como una propuesta de depuración de todo lo que de una manera u otra nos ha arrastrado hasta ella.

Se publica en la colección El Brut de los corazones solidarios de la editorial SBQ y lo recaudado contribuirá a las actividades de esta ONG. Para conseguir un ejemplar puedes apuntarte en la página de facebook del libro (en este enlace) o escribirme un correo electrónico a pedro.ojeda.escudero[arroba]gmail.com

Se ha comenzado ya el reparto de los ejemplares solicitados. Si quieres saber el estado de tu envío, escríbeme un correo electrónico.

10 comentarios:

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Para los que somos de ciudad, sorprende y admira, ver, cómo han luchado por sobrevivir las gentes que desde niños eran mano de obra. ¡Cuánto han trabajado a cambio de un pequeño jornal, y –muchas veces- en qué condiciones tan difíciles!
Un estupendo libro, que tenemos que agradecer nos recomendara y nos oriente en la lectura.

Un abrazo

Abejita de la Vega dijo...

Ese encuentro entre la niebla de Shannon y de Paula me atrapó con su carga de poesía y de misterio. Llegué a ver a Platero y a la mujer becqueriana de "El rayo de luna". Y a las ninfas de Garcilaso.Rezuma literatura de la grande esta novela.

En la introducción de la edición de Cátedra, cita a un tal A. Valencia que llegó a dejar escrito, en el periódico "Arriba", descalificando a Shannon que su presencia es un "simple añadido estético" y lo considera solamente como "vehículo del lirismo que sustenta la novela". En aquel periódico...

La novela me gusta mucho y no quisiera eternizarme comentándola, aunque sienta la tentación.

Voy leyendo el Quijote apócrifo, es muy interesante para los que ya hemos leído el de Cervantes, el avellanesco es un buen libro a pesar de todo y proyecta mucha luz sobre el cervantino. Animo a leer...los dos.

Al río de nuevo, hay un cortejo anfibio insuperable...

Besos, Pedro.

Omar enletrasarte dijo...

bueno Profe, estamos a poco más de un año de veros
un abrazo

pancho dijo...

Conviene volver a este tipo de novela para recordar de dónde venimos y lo que costó conseguir lo que tenemos, que luego se nos olvida y damos por supuestas muchas cosas que se pueden venir abajo de un día para otro. La leeré en el verano que hoy empieza, con menos internet se leen más libros, de papel.

A don Gonzalo hay que ponerle pausas de vez en cuando. Se queda uno sin respiración de tan seguido y denso que escribe.

Un abrazo.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Llevo leída la cuarta parte del libro y me está gustando mucho. Mi impresión es muy positiva, tiene peso. Al autor le cuesta presentarnos personajes realmente malos, parece que siente verdadero cariño por todos. Seguiremos.

Paco Cuesta dijo...

Río, embalses, última maderada: cambio al fin.
Un abrazo

Myriam dijo...

Repito lo que te dije en la entrada anterior de esta lectura: Recuerdo como me impactó la lectura de "El río que nos lleva" hace algunos años. Comienzo ahora mi segunda lectura con mucho placer. Ya comentaré las entradas de mis compañeros y luego, al final, prepararé mi aporte.

Abrazos y besos a ti y al grupo

Myriam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Myriam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Myriam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.