lunes, 9 de junio de 2014

Entre el cielo y la tierra. Doce miradas al Greco cuatrocientos años después



Entre las actividades que conmemoran los cuatrocientos años del fallecimiento de El Greco no podía faltar una exposición como esta, que demuestra no solo la influencia del pintor en el arte actual sino su capacidad de juego intertextual y su fuerza para potenciar la creatividad de artistas de nuestra época. Entre el cielo y la tierra. Doce miradas al Greco cuatrocientos años después (Palacio de Villena del Museo Nacional de Escultura de Valladolid hasta el 3 de agosto y del 10 de septiembre al 8 de noviembre en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid) nos muestra esta potencialidad de la obra de El Greco ante la que quedan atrapados los artistas contemporáneos. Algunos de ellos establecen el juego intertextual con el mundo de El Greco al completo -temática ideología y técnica-, otros, en cambio, buscan más los aspectos formales: el tratamiento del color, de los volúmenes, de las luces, del dramatismo o la interrogación sobre lo que podía pensar El Greco ante lo que pintaba. Todos interesantes y en varios formatos (pintura, escultura, fotografía, video), lo que es un acierto, en diálogo con El Apostolado salido del taller de El Greco hacia 1590 que se muestra en el núcleo central de la exposición, con una leve broma sobre los doce artistas que son los apóstoles actuales del pintor barroco. Una exposición que no hay que perderse.

Aconsejo la consulta de la excelente información publicada en este enlace.

7 comentarios:

impersonem dijo...

Gracias por la información.

Abrazo.

elisa lichazul dijo...

buen apunte nos compartes Pedro

bss

Abejita de la Vega dijo...

Esos nubarrones de tormenta...el doctor Marañón hizo una interpretación sorprendente.
Vayamos al Greco...

Abejita de la Vega dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paco Cuesta dijo...

Haremos un hueco.
Gracias

dafd dijo...

Pues tiene que ser curiosa esta exposición.

Myriam dijo...

Sí que me hubiera gustado muchísimo verla. Ya lo creo.

Besos