domingo, 9 de junio de 2013

No habrá suficiente cosecha de silencio para todos


Cuando el ruido ocupe el mundo nos venderán el silencio embotellado. Pero no habrá suficiente cosecha para todos.

20 comentarios:

mojadopapel dijo...

Creo que hay exceso de cosecha de silencio, y deberíamos formar más ruido.

María dijo...

Deberíamos dejar el silencio a un lado, sobre todo, ahora que tanto se necesita ser "palabra".

Un beso.

elisa lichazul dijo...

pues para cuando ello ocurra
agarra maletas y te vas a la montaña
donde las rocas todo lo observan

pero este es tiempo de palabras como dice María
urgen ya!

besos



Natàlia Tàrraco dijo...

Hablan los muros, no existe el silencio.
Besito lunero.

José Núñez de Cela dijo...

Ya se ocuparán también de crear tipos de silencio: Silecio Reserva, Crianza, Cosechero, o Garrafón. Habrá para todos!

LA ZARZAMORA dijo...

Tras el estallido, siempre llega ese tiempo de silencio...
La reflexión, el análisis, el tiempo del aprendizaje, necesita su silencio.
Lo alcanzaremos, Pedro?

Besos.

Paco Cuesta dijo...

Quedará algo entre verso y verso.

Abejita de la Vega dijo...

El tesoro del silencio.

Kety dijo...

Lo peor es que hacen oídos sordos.
Un abrazo

Isabel Huete dijo...

No me callaré nunca!

pancho dijo...

Son escasos los ruidosos artistas que limiten su arrobamiento creador al lienzo propio: nadie les puede quitar el mérito de respetar el silencio de las paredes.

Neogéminis dijo...

Me temo que así será. Muy agudo tu mensaje.
Un abrazo

Spaghetti dijo...

Pasó lo mismo con el vino de la Ribera...confiemos en que haya menos sed de ruido que de silencio.
abrzos.

Campurriana Campu dijo...

Sólo unos pocos tendrán cosecha. Los demás serán los cosechadores...

XuanRata dijo...

¿Y no habrá que hacer ruido para abrir esa botella?
Con que cada uno lo cultive un poco en su huerto particular ya nos iríamos arreglando.

Un abrazo.

Myriam dijo...

Seamos agricultores, entonces, de nuestras propias huertas.

Myriam dijo...

Es que, solo en la autarquía (del silencio) el alma habla.

Besos

Aldabra dijo...

buf, que frase tan acertado... te felicito.

biquiños,

virgi dijo...

Ya va quedando poco de casi todo.
Besos

José Luis Ríos Gabás dijo...

Lo contrario del silencio no es el ruido, sino el sonido, diría yo. Ruido es sonido no deseado, y a veces ese sonido no deseado son palabras.

Un abrazo