martes, 28 de mayo de 2013

Blogs y barcos en botellas


Un blog es muchas cosas y cada uno debe decidir qué le impulsa no tanto a abrirlo como a mantenerlo. Yo he contado muchas veces aquí mis razones. Un blog se abre a veces por impulso, por experimentación, por necesidad de comunicar una emoción o una idea, por moda, por trabajo. Pero mantenerlo es otra cosa. Para hacerlo hay que superar los ciclos de desánimo, el pudor de que a uno se le lea y el miedo a que no se le lea, la insistente mirada del que quiere sorprender al que escribe en su intimidad, los ataques anónimos, la agresiva presencia de la publicidad basura, las polémicas, los plagios. Para hacerlo con constancia y durante un tiempo prolongado hay que tener cosas que decir, por supuesto, pero este no es el tema de hoy. Al principio, quien abre un blog personal -no uno profesional en un medio que se encarga de publicitarlo- tantea su camino casi en secreto. Si tiene éxito, pronto encontrará en la familia, en los amigos y en las relaciones laborales tres grupos de personas: aquellas que no se han enterado, aquellas que se han enterado y lo usarán en contra del autor en cuanto puedan aunque jamás le reconozcan que lo leen, aquellas que se han enterado y comparten con él ese conocimiento para alabarlo o para criticarlo. Por supuesto, que si el blog dura un tiempo habrá personas que cambien de grupo. Es como todo en esta vida: si a uno le gusta hacer botellas con barcos dentro -o barcos con botellas fuera- siempre habrá alguien que le pregunte que para qué demonios pierde el tiempo en hacer algo así y otros que le propongan poner una tienda para vender las botellas y los barcos porque no comprenden que quien hace el barco no quiera ganar dinero con ello necesariamente. Y por supuesto siempre estará el que no se dará por enterado a menos que el constructor de barcos le regale uno. Cosas de la vida.

26 comentarios:

Campurriana Campu dijo...

Una vez me dijeron que los autores de los blogs tienen un fuerte afán de protagonismo. Yo, desde luego, no me considero "protagonista" de nada. En el saloncito entra y sale quien quiere, no hay horario ni calendario...
Sé que ahora han quedado un poco apartados por todo este lío de redes sociales y, yo añadiría, nudos sociales también en muchos casos.
No sé...prefiero la tranquilidad de las bitácoras y el modo de compartir lo que nos llama la atención, lo que nos preocupa, lo que nos cabrea, lo que nos indigna, lo que nos gusta a rabiar...

Buen invento. Sí señor.
Si uno lo toma como un entretenimiento enriquecedor y no como una obligación constante.
Vaya, nada que no sepamos...

Felicidades por el tuyo, Pedro.
¿Sabes qué calificativo le pondría?.
Acogedor.

Manolo dijo...

También, como Campurriana, encuentro acogedor este espacio.
Gracias por mantenerlo, Pedro y no, no hace falta que nos regales ni el barco ni la botella (esa la podemos compartir): Sigue regalándonos tus palabras.
Un abrazo.

Spaghetti dijo...

Si, mantener el blog es una responsabilidad con uno mismo y con nadie más, si es que es un blog personal. Pero reconozcamos que lo que escribimos, no son pensamientos o ideas al vuelo, sino que siempre existe el deseo de que alguien lo recoja y lo comprenda. De alguna manera es como escribir un libro propio dirigido a un lector anónimo...y esa es la recompensa, por eso ayudan los comentarios, incluso aquellos que no son favorables, si son sinceros.
Quizás, un blog sea un nuevo juguete que nos entretiene y nos produce cierta satisfacción cuando vemos la trayectoria a través del tiempo, como un coleccionista que repasa su álbum.
Mantener el blog es un sacrificio del tiempo que podríamos emplear en otra cosa, quizás más productiva en lo material, pero si lo hacemos es porque nos complace el propio ego.

Myriam dijo...

Pues yo ahora me voy a soplar botellas a ver si me florece un barco debajo de la almohada, y quizás hasta pueda levar anclas y con mis sueños a cuestas, surcar los 7 mares...

zzezzzzozzzz

PD- Lo que dices de los tres grupos: lo mejor es hacer un cocktail y mezclarlos con salsa, merengue, cumbias y ballenatos. Verás que alegres se te ponen.

María dijo...

Cada uno abre su blog, por unos u otros motivos, algunos, por curiosidad, otros, por parecer un mundo alucinante, otros, para desahogarse, otros para pasar el rato, etc, lo que pasa que mantener los blogs lleva una constancia y un tiempo, y es dificil durar en el tiempo, yo he visto desde los años que llevo en este mundo bloguero a montones de blogs que han ido desapareciendo, aunque también es cierto, que aparecen otros nuevos, este mundo es así, de idas, venidas, despedidas, y bien es cierto, lo que dices, que hay personas que cambien de grupo, como también pasa en la vida real, aunque también es cierto, que se llega a crear un grupo de amigos "eternos y fieles", y puedo decirte que desde que abrí mi blog, ha pasado mucha gente, muchos, ya no han vuelto porque han desaparecido, otros, porque ya no les gusta o interese, pero hay otros, que siguen estando ahí, fieles a mis letras, como yo a las suyas, y la verdad es que eso es algo maravilloso, la constancia, la entrega, la fidelidad.

Desde que descubrí tu blog, aquí sigo, fiel a tus reflexiones, porque tu blog es uno de mis preferidos, aunque algunas veces te lea desde el silencio y no comente, y otras, deje mis huellas, aquí, sigo en este rincón maravilloso como es tu Acequia, nuestra Acequia, gracias, Pedro, por estas enriquecidas e interesantes aportaciones, y felicitaciones por tanto como nos das en esta nuestra Acequia.

Un beso.

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Gracias por su blog. Hay que ser valiente para presentarse dando la cara, arriesgándose a todas las críticas que tan bien ha ido enumerando y que los que estamos aquí conocemos.
Lo que más me molesta:
1.- los ataques anónimos
...aquellas que se han enterado y lo usarán en contra del autor en cuanto puedan aunque jamás le reconozcan que lo leen (a mí personalmente me da lo mismo)
...los plagios
¡Qué estupendo encontrar comentarios como los que me preceden, de fieles seguidores desde hace años!

Abrazos.

Abejita de la Vega dijo...

Delante de mí se ha colado un anónimo de eso de máquina, qué cruz, borrar y listo.
Si me preguntaran por qué sigo con mi blog, no sabría la respuesta. Escribo una vez a la semana y siempre tengo dudas de si me va a salir algo digno del "publicar". Sale y me sorprende. Me apoyo en el tuyo, que es un magnífico apoyo. Un saludo para tus lectores, y los míos, en la sombra. Salid a la luz.

Besos, Pedro, adelante con las botellas.

LA ZARZAMORA dijo...

Cuando abrí mi primer blog, fue por pura curiosidad.
Me acompañó un bloggero y éramos un grupo de amigos en leer aunque siempre comentaba yo.
Me lo pasé en grande. Era un divertimento fantástico que me sacó de la rutina de corregir, preparar clases, reuniones administrativas, traducciones y demás.
Por desgracia al poco tiempo y por sobre carga de estrés laboral y motivos personales tuve un brote psicótico que me hizo perder pie hasta conducirme al hospital. Cerré el primer blog de golpe y como entonces no sabía muy bien de qué iba todo esto, perdí todos mis textos y los comentarios allí publicados. Y eso hoy me apena.
Luego lo reabrí por terapia, pues fue el desencadenante de aquel trastorno.
Después ya con altibajos, idas y venidas, ganas de dejarlo, de volver, de cambiarlo, anduve mucho tiempo.

El tema de los anónimos, ya sabes que lo hemos padecido todos, y el del plagio también.

Nunca he dejado un anónimo, tal vez por eso, me llegasen a mí con muchas ganas...

No todo lo que uno escribe en el blog refleja al autor, pero muchos así lo creen e imagino que habrá de todo como en la viña del señor.

Últimamente este espacio ha ido perdiendo mucho tras la llegada de Twiter, Facebook o el google +.
Tras 6 años ya de experiencia, empiezas a entender este mundillo, su plataforma, y avatares.
Desvirtualizas a la gente, algunos forman parte de tu vida fuera del mundo 2.0 y otros los que conforman tu universo, con los que te codeas cada día te dicen que lo dejes, también es verdad. Pero esto es una decisión muy personal.

Contigo he tenido la suerte de compartir textos, mis estudiantes han analizado a través de tus escritos, como te hice saber y compartir la crisis actual de España, y el movimiento 15M.

Sólo por eso, ya merecía la pena permanecer hasta aquí.

Besos, Pedro.



XuanRata dijo...

Llega un momento en que el blog boquea como un pez fuera del agua y parece que lo mejor es darle un buen golpe y a otra cosa. Pero le hemos cogido cierto apego y sentimos compasión por él y lo devolvemos al agua y seguimos su estela una vez más. El barco sigue su rumbo, el del pez, y le damos otro trago a la botella.

Un abrazo, Pedro.

José Núñez de Cela dijo...

Comparto punto por punto.

Saludos!

Anónimo dijo...

Stimat profe: tu blog nos enseña mucho y nos hace pensar siempre viendo la realidad desde otro ángulo. Aunque no publiques a diario ¿quien puede hoy en dia? aunque no haya club de lectura, nunca dejes de publicar porque haya amargados y envidiosos en la viña del Señor, en la que suele haber de todo. Somos muchos la gente que te leemos y que aprendemos, hay acequias que, sencillamente, una vez abiertas no pueden secarse...

Petons i abraçades

/Codecola

José Luis Ríos Gabás dijo...

Creo que los demás comentaristas ya han dicho todo a casi todo. Leo tu blog habitualmente, a veces con retraso, como todo el mundo, al que llegué casualmente a través del Club de Lectura. Las entradas correspondientes a la lectura de libros están siendo, durante estos meses, algo muy importante porque me obligan (me obligo, realmente), a estar al día en cuanto a lecturas. Es una de las mejores cosas que llevo haciendo este curso: leer los libros, tus comentarios y los blog de muchos de los comentaristas.
¿Mi blog?, como la mayoría, a veces mejor y a veces peor, como en la vida.

Un abrazo

Ele Bergón dijo...

Querido Pedro

Me alegra y mucho el haberte conocido a través del blog.Después lo hemos hecho personalmente y me alegra todavía más.

Me alegra el poder leerte, el aprender de tus reflexiones, de tus palabras, de tus fotos. Me alegra el poder compartir las lecturas y sobre todo estoy encantada de haberte conocido porque de alguna forma, me obligas a escribir.

El blog, pienso, se puede crear y mantener por muchas causas y la principal y más importantes es la de la comunicación, así que me gusta perder el tiempo en esto de comunicarme con mis amigos blogueros y no blogueros que también se acercan por estos sitios.

Un abrazo

Luz

Francisco O. Campillo dijo...

Creo que sé de lo que hablas. Mantengo CAMINANDO desde septiembre de 2005 (sin faltar ni una semana así que tengo un poquito de experiencia.

Un blog se mantiene mientras tienes algo que decir y mientras que no le des demasiada importancia a lo que los demás puedan pensar. Se trata de escuchar a todos, pero sin que lleguen afectarte demasiado algunas opiniones ;-)

Un abrazo.

Anónimo dijo...

La verdad que me he perdido entre las botellas y los barcos.
Solo decirte que te encontre por casualidad y has sido una gran hallazgo, que te leo siempre, a veces al día otras con retraso, soy fiel seguidora y valoro y respeto tu trabajo.
Me gusta mucho tu blog y tu sensibilidad, espero leerte muchos años más.

Un abrazo muy fuerte.

Anónimo dijo...

Darte la enhorabuena y las gracias por tu blog, del que aprendo siempre.
Te leo , desde que te descubrí, aveces te leo en silencio, otras te sigo en twitter, otras me gusta comentar, porque los comentarios son como el alma de un blog.
Me gusta mucho tu blog, como dice Campurriana es acogedor, y yo me he sentido fenomenal desde el 1º día que llegue.
Espero leerte por mucho tiempo, un abrazo muy fuerte, Pedro.

Rita.

elisa lichazul dijo...

el blog es la competencia para las editoriales en cierto modo
uno publica sin pasar por el censor que edita ni tener que concesionar sus palabras para no alterar el equilibrio químico de ciertas personas suceptibles

además siempre habrá quien te lea y lo mejor el boca a boca o en este caso comentario a comentario te hacen ganar adeptos a tu pluma

cada quien sabe porqué abre un blog, pero el común denominador es esencialmente COMUNICAR


de los años que llevo en distintas plataformas , he visto aparecer y desaparecer muchos y también a muchos cambiarse de perfil , de avatar, y también a muchos que se abren multiples perfiles para aumentarse comentarios

en fin uno ve de todo y lee de todo
besitos Pedro, ten una jornada preciosa

Natàlia Tàrraco dijo...

Amigo mío, lo sabes, todo requiere mimo, entrega, perseverancia, ganas, imaginación, tiempo, y si como en tu caso resulta que junto con todo ese equipaje se establece comunicación alentadora, se recogen frutos como tesoros compartidos.
Besito.

virgi dijo...

Yo lo empecé como una práctica para el que había creado para el trabajo, dejé aquél, seguí con éste, le fui cogiendo cariño, he encontrado gente genial, otra muy formal (lo de que te visitan si tú visitas) y sigo porque le doy salida a cosas que me gustan: lecturas, fotos, viajes...
Como dice tan bien Xuan, el pez boquea pero nosotros ni caso.
Besitos :)

pancho dijo...

Puedo decir que yo he experimentado este mundillo de los blogs al amparo de La Acequia,sin ella seguramente que ya estaría uno dedicándose a cualquier otra cosa. Ofertas no faltan en la red, pero ninguna del carácter tan sólido y exigente como mantener un blog. Por eso es tan adictivo, por el desafío constante que representa.

Cada nueva entrada de un blog es un barco cargado de agradecimiento a los lectores. Sin lectores esto no existiría. Tampoco es que uno se sienta en la obligación imperiosa de actualizar, pero sin disciplina, se pierde el ritmo y luego cuesta cogerlo de nuevo. Te empiezas a cuestionar los porqués.

La Acequia es el modelo a seguir que tenemos, no cabe más que estar agradecido por el club de lectura tan magistralmente organizado. Con nada he aprendido tanto como preparando los comentarios de las lecturas. Si me faltara, habría que inventar algo parecido. A veces hay que estrujarse las neuronas para que salga algo, pero una vez encauzado el comentario, es un placer volver sobre lo escrito y corregir y corregir hasta que aquello suene de forma más o menos aparente. Sabemos que es prácticamente imposible decir algo que no haya ya sido dicho antes sobre la obra de Machado o Pío Baroja, pero nos divertimos que es de lo que se trata y hemos descubierto una nueva manera de acercarse a la lectura, más fructífera, sin duda.


Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, pedro, buena descripción. Yo añadiría, respecto a quienes tienen blogs por gusto y afición y no para ganar dinero, que nos gusta regalar cosas porque dentro tenemos muchas más. Besos, querido amigo.

Omar enletrasarte dijo...

reflexiones,
es que cuanto más buscamos razones -digamos fuera de las botellas o dentro de ellas- es difícil encontrarlas, porque la razón suprema está carne adentro, el riesgo de exponerse...ah, eso es otra cosa
un abrazo y sigue adelante

Paco Cuesta dijo...

Blog: alpinismo de las ideas.
Un abrazo

Aldabra dijo...

y hay quien empatiza con sus amigos blogueros y los sigue, y se alegra con sus triunfos y se entristece con sus fracos y los anima y les ofrece su hombro virtual, o su casa real, un respeto profundo y un cariño verdadero.

porque de todo hay, claro que sí...

la fidelidad es una virtud que también hay que cultivar y a veces se hace difícil no dejarse cegar por las luces destellantes y seguir constante al lado de las que por momentos parece que dejan de brillar pero que siguen ahí, día tras día, sin terminar de consumirse, porque sólo están guardando fuerzas para renacer.

biquiños,
¡y que tu luz nunca se apague, profesor!

dafd dijo...

En cierto modo uno se reinventa en cada anotación. Y eso es complicado de sostener. Sostener por sostener, intuyo que no es honesto. Seguiremos viéndonos aquí en los comentarios.

Anónimo dijo...

El otro día vi en un blog vídeos de cómo se montan. CReo que era http://videosdebarcos.wordpress.com/