viernes, 22 de febrero de 2013

Vive como si estuvieras muerto


Solo la muerte está libre de controles. Por eso mismo, vive como si ya estuvieras muerto para quien se empeña en enviarte cada mañana las directrices del día. Tendrás el resto de la jornada para vivirla.

29 comentarios:

Lichazul dijo...

pues pienso que ya está bueno de tanta queja, ya hiciste catarsis a través de los post, ahora hay que Actuar y seguir pa'lante
pensar en positivo
focalizarse y mentalizarse en lo positivo
energizarse en positivo


un país que solo sabe lamentarse no crece , se estanca se pudre como se pudre el agua si no corre

así que a otra cosa mariposa, que más allá del porrazo y del suelo no se pasa, hay que levantarse y seguir

feliz fin de semana

Esther E dijo...

Para bien o para mal.
Las directrices las pone la vida...

María dijo...

Qué razón tienes, en la muerte nadie nos controla, tendremos que hacernos, aunque sea, los muertos.

Un beso.

ana dijo...

Buena idea, más o menos como pasar de lo demás y hacer lo que nos de la gana sin dar explicaciones.

Un saludo.

impersonem dijo...

Está bien lo de desprogramar la mente de programaciones impuestas por...

Un abrazo.

São dijo...

Temos que viver em liberdade...ou se o não fizermos, seremos escravos de alguma maneira.E isso, desgraçadamente, sempre somos um pouco.

Bons sonhos, querido Pedro

Isabel Huete dijo...

Pues yo me niego a vivir como una muerta viviente... Yo siempre bien viva y coleando. :)

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:
Hay controles por los que no queda más remedio que pasar, pues a la larga nos benefician la salud.
Otros, los que se derivan del trabajo, porque va con ello.
Y poco más.
Y a disfrutar de la vida que tengamos, que ya asoma la primavera, para todos.

Saludos

Jan Puerta dijo...

Vivo o muerto, seguir es la única opción. Parece, al menos.
Un abrazo

Antonio Aguilera dijo...

Mejor muertos que manipulados por el Gran Dominador

Merche Pallarés dijo...

Demasiado tétrica esta entrada para mi gusto... Besotes vivitos y coleando, M.

dafd dijo...

Como un zombie, aunque es más inconformista como el Motorista Fantasma.

pancho dijo...

Sabia reflexión. No es popular, pero para llevarse el gato al agua hay que respetar el silencio, guardarse detrás de la pared, la inacción no es la derrota.

Pamisola dijo...

No es mala idea, pero cómo se hace.

Hay que elegir entre eso, o vivir a tope lo que pasa por nuestras narices, o sea sufrir.


Besos.

Natàlia Tàrraco dijo...

O una cosa o la otra, o vivo o muerto.

Abejita de la Vega dijo...

No es fácil eso.
Besos

J. G. dijo...

Ellos empiezan también a oler, que se creen que se van a quedar solor.

Isabel dijo...

No es fácil desvincularse. Es mejor estar vivo y hacer todo lo que puedas para sentirte bien. ¿Te encuentras bien?. Besos Isabel.

m.p.moreno dijo...

"Vive como si estuvieras muerto" Para hacer según qué cosas hay que vales, vivo como viva que estoy aunque me vaya dando golpes por todos los lados.
Feliz fin de semana.

Anónimo dijo...

¡Qué tristeza querer vivir como si estuvieras muerto, aunque sea solo un instante!
Prefiero llorar, gritar o enloquecer por lo injusto de las directrices, que quedarme como muerto, no tendría el resto del día para mí; sería regalarles mi vida.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Hay términos medios, como esta supergripe que me está anulando.

Un abrazo

Ele Bergón dijo...

Puede ser una estrategia para ser libre, pero el precio es muy alto, así que yo prefiero vivir e intentar zafarme de esos controles.

Si te digo la verdad, me has dejado un poco preocupada con esta entrada.Está llena de "tirar la toalla". Espero que no estés hablando de tu estado de ánimo.

Un abrazo

Luz

Myriam dijo...

Como dice ESTHER las directrices las pone la vida, y agrego: el resultado dependerá de nuestra actitud ante ellas y ante la vida en general.

¿Qué sentido tiene convertirnos en una sociedad de zombies o de muertos vivientes? ¿Y que jornada te queda si te chupan la sangre y agobian con excesivo trabajo (suponiendo que lo tuvieras)?

Vamos, "Lázaro, levántate y anda", que no hay mal que dure cien años.

Besos

José María Souza Costa dijo...

Profesor, Ojeda.
estoy acá, para desearte, un dia de domingo, hermoso e admirable.
Fuerza, y, Salud.
Abrazos, del Brazil.

antonio revulsivo, amigo de Courbet dijo...

"vive como si ya estuvieras muerto para quien se empeña en enviarte cada mañana las directrices del día". Es verdad, a esta gente que nos quieren arruinar la vida, y todo lo demás: NI CASO

Bertha dijo...

Que se mueran ellos y luego bailar encima de sus tumbas...Te comprendo perfectamente pero...me niego a darles el gusto de morirme por mí propia mano.Resistiremos Pedro, de todo se sale menos del cajón.

Un abrazo

PS: y que conste que te hablo con voz de causa.Porqué estoy hasta el moño de ellos.

Aldabra dijo...

¿estás seguro que sólo la muerte? yo creo que en algunos casos mortales, también hay cierto control.

biquiños,

Alicia Montero dijo...



Querido Pedro, magnífica reflexión. te aplaudo y me pongo de pie!
Me lo llevo a fbk! ;-)
...y a propòsito....

Muere lentamente quien se transforme en esclavo del hábito repitiendo todos los días los mismos trayectos quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.
Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú.
Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las íes a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.
Muere lentamente quien no voltea la mesas cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los sensatos consejos.
Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracias en sí mismo.
Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.
Muere lentamente quien pasa los días qujándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.
Muere lentamente quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no pregunta de un asunto que desconoce o no responde cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.
Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad!
-Pablo Neruda -

Juan Luis Garcia dijo...

Me gusta mucho esta reflexión, estimado Pedro. Para apuntarla en un sitio bien visible.

Saludos.