miércoles, 7 de noviembre de 2012

La entrada de ayer


Ayer no hubo entrada en La Acequia. Estuve a punto de escribir sobre Obama o sobre la excelente noticia que supuso la sentencia del Tribunal Constitucional español avalando la ley que regularizaba y equiparaba al resto los matrimonios entre homosexuales que había sido recurrida por el partido hoy en el gobierno cuyas explicaciones de las últimas horas son dignas de una farsa con poca gracia y ya mil veces vista. Estuve a punto de escribir una entrada sobre los besos que di y los que daré, cuya versión veraniega hoy han llamado mucho la atención a las participantes en el club de lectura presencial que sostengo en mi Universidad y que ha comenzado su andadura del presente curso. Pero el tiempo se me fue entre los dedos de las manos. En esos momentos me hubiera gustado escribir una entrada sobre cómo construir una entrada y las motivaciones primeras. O recordar cómo Manuel Vicent contaba cómo escribía sus artículos obligándose a no pensarlos hasta el mismo día de escribirlos para no obsesionarse con ellos y un día abrió el frigorífico y vio unos pomelos y escribió sobre los pomelos porque ese día debía escribir sobre aquellos pomelos. Pero quise que el tiempo se fuera y perderlo, o no lo quise, pero dejé que pasara, como cuando te sientas en un banco del parque para leer un libro y de pronto descubres que han pasado las horas muertas y has sido feliz, así, sin más. Y para qué otra cosa.

28 comentarios:

virgi dijo...

Pues eso.
Tan feliz.
Y qué buena foto.
Muakmuak.

Manolo dijo...

Los pequeños detalles y momentos hacen que nos sintamos mejor. La grandilocuencia mejor dejarla en los titulares.
Un abrazo, Pedro.

María dijo...

Muy buena noticia la sentencia del TC sobre la ley de matrimonios homosexuales, ya es hora que haya alguna noticia buena en estos días tan grises.

Sí, es una auténtica relajación sentarse en un banco para relajarse, observar el entorno, leer, pensar o no hacer nada durante unos minutos.

Un beso.

Recordar, Memoria, dijo...

Una raza de humanos que puede trabajar sin cansarse y recordar toda conversación. Que pueden mejorar notablemente las capacidades mentales...........

Asun dijo...

Personalmente pienso que eso de dejar pasar el tiempo y perderlo es una actividad muy recomendable de vez en cuando, a mí al menos me gusta practicarla, aunque yo no lo llamaría tiempo perdido.

Besos

Lichazul dijo...

las horas en ti no han sido para nada muertas


besitos

Fer dijo...

Ayer escribí yo una entrada, nada del otro mundo, porque como dices, a veces ésto de construir entradas se hace un tanto escurridizo en tiempo y en inspiración, al menos en mi caso. Sería interesantísimo que escribieras al respecto, digo, sobre la inspiración y el arte de armarlas. Pero quería simplemente hacerte saber que la publiqué hoy y que hay enlaces a tu blog.

Un saludo.

São dijo...

Que continues assim, feliz e tranquilo. POrque o merececes, amigo mio!


Por falares na lei sobre o casamento homossexual , me recordei do acto infame que foi o de regar com gasolina um jovem na Venezuela por ser homossexual ; e também o da jovem violada castigada com bastondas em público por estar gr+avida - enquanto ao violador nada aconteceu.

Que mundo é este, meu querido amigo????

Besos.

XuanRata dijo...

Y luego estarán todos los que te buscaron ayer y no te encontraron y se preguntaron por qué y las respuestas que aventuraron y cómo ocuparon el tiempo que no emplearon en leerte y reflexionar un poco. Cuánto espacio puede ocupar una ausencia a poco que se tire del hilo de la telaraña.

(Excelente foto, Pedro, con todo ese espacio que dejas a la derecha para pasar por detrás del lector y echar un vistazo por encima de su hombro)

pancho dijo...

Si hubieras escrito algo más sobre Obama (¿Aún queda algo que contar?) nos habríamos perdido esta maravilla de texto que hoy nos regalas, así tal cual a la pata la llana, desnudo y sin adornos aparentes. Yo esta mañana le estoy dando vueltas a las tonalidades del verde

Natàlia Tàrraco dijo...

De las entradas que no entramos, de las calmas para pensar o de las ideas que saltan de una nevera, pues eso, de acuerdo, sucede, siempre nos quedan otras entradas en la cartuchera.

Bertha dijo...

Totalmente de acuerdo el tiempo que se pierde con uno en la contemplación: no es tiempo perdido.

Un saludo Pedro.

pluvisca dijo...

Pues ayer me pasó como a ti, ni tan solo entr´´e en internet...pero no se me fué el tiempo, me fuí yo...por esos caminos de la vida...

Merche Pallarés dijo...

¡Me ha encantado la foto! Y el texto muy, muy bonito. No llegaste ayer pero has llegado hoy :)) Nunca es tarde. Besotes con sabor a pomelo, M.

Spaghetti dijo...

Buena entrada sobre la no-entrada de ayer y sus motivos. Hay demasiadas noticias que nos obsesionan, y es bueno relajarse y escribir lo que en el momento de dicta el pensamiento.
bssoss.

Pamisola dijo...

Dentro de todas las posibilidades elegiste una, la mejor, o sea la única que nos has dado a conocer y que podemos "juzgar".
Si se me permite una sugerencia, eso de cómo construir una entrada, sería muy interesante, siempre hay mucho que aprender.

Saludos

José Núñez de Cela dijo...

QUé maravillosa sensación dejar el tiempo correr (no confundir con perder). Es tan necesario y lo hacemos tan poco ...

Mariluz G H dijo...

Esos momentos de "nada" son de un gratificante impagable :)

abrazos Maese Pedro

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Me gusta mucho como escribe Manuel Vicent.
Hay personas que no malgastan su tiempo, aunque pueda parecerlo a algún otro.
Me centro en la fotografía. Es un lugar al que se tiene que ir - expresamente- para estar en compañía elegida.
Pero el señor de la fotografía lo ha escogido porque desea estar completamente solo. Tengo curiosidad y suelo interesarme por lo que lee todo el mundo, pero en este caso no me acercaría, ni con disimulo. Seguro que el lector, se levantaría y abandonaría su banco.

Saludos.

P.D.: Siempre me sorprende el que crezcan hierbillas entre las juntas de esas piezas de cemento.

Aldabra dijo...

Manuel Vicent... ¡que ojos! y ¡que pluma!, afortunado tú que pudiste disfrutar en vivo y en directo de su conversación y su poder de hipnotismo... a mí me quedan sus libros, aún recuerdo "Son de mar".


Yo no sé lo que habrías escrito ayer y si te soy sincera tampoco me importa, como decimos aquí en Galicia "o que valen son as feitas" (lo que vale es lo que se hizo y no lo que se dejó de hacer)... y la entrada de hoy con esa felicidad detrás me llega, me transmite, me transporta y me alegra... ¿Y para qué otra cosa?

biquiños,

Merce dijo...

Esa es una buena forma de "no poseer el tiempo", una forma de sentirlo y contemplarlo...y ves? también fue generoso contigo, pues te dio una nueva entrada

Merce

mojadopapel dijo...

Si eres feliz no necesitas más.

Anónimo dijo...

Creo que la vida esta llena de pequeños detalles que merecen la pena saborear, uno de ellos, sentarse en un parque junto a un buen libro, no veo plan mejor.
Preciosa entrada, bella foto, gracias Pedro.

Rita.

Miguel A. Lama dijo...

Querido Pedro:
Gracias por tu 'entrada de ayer'. Tu ayer me lleva a otro ayer, el del enlace con aquella tuya sobre Manuel Vicent hace ya poco más de seis años. Cómo pasa el tiempo. Me alegro mucho de lo que hoy es tu blog y recordar cómo fueron los comienzos. Qué satisfacción ver en esta entrada de hoy veintidós comentarios y releer aquel comentario, y tu respuesta, de 2006. Me acordé de ti el otro día por lo del premio de poesía. Igual ha tenido más eco fuera que dentro. Ya me dirás.
Un abrazo y seguimos.

Abejita de la Vega dijo...

Esas baldosas vacías están,en realidad, muy llenas. Delante, un muro. Nos refugiamos en ese banco.

Besos

PENELOPE-GELU dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

Quiero dejar el enlace del poema ‘Semáforo’, de Manuel Vicent , incluido junto con otros siete escritos por él, en el LP ‘Navegando la noche’ del año 1988, de Amancio Prada, que tantas veces he escuchado.

Un abrazo

LA ZARZAMORA dijo...

Esa es una de las mejores maneras en las que también me encanta perder mi tiempo...

Besos, Pedro.

SAUVIGNONA dijo...

LINDISIMA FOTO....

BESINES SAU