sábado, 9 de junio de 2012

La alegría de la República, mural de Manuel Sierra, y la multa a su autor por el Ayuntamiento de Valladolid


Manuel Sierra diseñó el mural La alegría de la república y realizó la obra de forma colectiva junto a otros vecinos de la ciudad de Valladolid en las tapias de unas instalaciones correspondientes a la Universidad de Valladolid. El mural está dedicado a homenajear la memoria de los enseñantes republicanos represaliados por el franquismo tanto durante la Guerra civil española como en el período de la Dictadura. Según parece, aunque la obra estaba anunciada dentro de las actividades de una jornadas organizadas por la Universidad y, por lo tanto, contaban con la aquiescencia de las autoridades académicas, nadie pidió el permiso correspondiente al Ayuntamiento de la ciudad. Denunciado por un vecino, el mural fue borrado parcialmente por el Servicio municipal de limpieza y vuelto a pintar por el autor y sus colaboradores en una acción decidida con una rapidez inusitada y poco meditada por parte de la alcaldía. A los pocos días, el mural fue atacado con tachaduras y frases de corte fascista. La corporación municipal, gobernada por el Partido Popular, ha querido, desde el primer momento, tratar la obra de Sierra como si fuera una más de las muchas pintadas de todo tipo que ensucian la ciudad. A las pocas semanas y con un celo envidiable, ha multado con 750 euros al artista por firmar su obra.

Ayer tuvo lugar, frente al mural, una concentración de apoyo a Manuel Sierra a la que no pude acudir por circunstancias familiares. Traigo el caso aquí para denunciar, en primer lugar, la intransigencia del gobierno municipal ante una obra que enriquecía la calle de Juan Mambrilla y que tenía, como todo lo que se realiza en un muro urbano, carácter transitorio; en segundo lugar, el ataque a una obra artística de este tipo; en tercer lugar, el empeño que tienen muchos en que el silencio siga sepultando la historia. Ahora, el mural está tal y como os lo muestro en las fotografías: una obra herida que demuestra la falta de prudencia en la toma de algunas medidas aunque estas sean amparadas por la legalidad y la brutalidad de quienes no consienten que otros tengan memoria histórica.



29 comentarios:

Juan Navarro Fernández-Pacheco dijo...

No he de callar por más que con el dedo,
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.

¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

Hoy, sin miedo que, libre, escandalice,
puede hablar el ingenio, asegurado
de que mayor poder le atemorice.
.....
Francisco de Quevedo y Villegas.

lichazul dijo...

que triste cuando se quiere borrar la historia y sus protagonistas con la fuerza y con la desidia

acá ha pasado algo similar, aduciendo que estamos en democracia, y se ha autorizado un homenaje a Pinochet, como si los detenidos desaparecidos y los torturados , los perseguidos y los exilados nunca hubiesen existido, muchos de los partidarios del fascismo siguen diciendo que esas atrocidades nunca existieron, que es una maquinación para enlodar la "grandeza" de quien se arrogo el poder por la fuerza.

precioso mural Pedro, precioso trabajo y podrán mil veces repintar la historia, pero la memoria esa no se transa NO AL OLVIDO

besos

Neogeminis dijo...

El fanatismo y la intolerancia se ejercen tanto desde las sombras como de desde instituciones legítimamente establecidas. La diferencia está dada en que, a la primera, no la ha votado nadie.

un abrazo.

antonio aguilera dijo...

No callarán el viento que sopla de madrugada...

Isabel Huete dijo...

¡Qué tristeza me producen estas cosas, Pedro! Hoy me siento muy triste por ver este país hundido en el desprestigio y la canallada.

Merche Pallarés dijo...

¡Qué dictadorzuelos son estos peperos! Lástima que la policía les haga caso y les proteja poniendo multas y mandando borrar los murales. Que se enteren de que ¡no se puede poner puertas al campo! ¡Recórcholis! Besotes MUY anti-PP, M.

virgi dijo...

Ha de faltar mucho aún para que la Memoria Histórica se vea como necesario, enriquecedor y digno de ser devuelto a la vida y el honor.
Una muestra más de la tristeza que envuelve el país.
Besos, Pedro

Myriam dijo...

Una viva muestra de los odios latentes y de que las heridas no están cerradas.

Lo bueno de la decisión del Ayuntamiento de multar a Sierra es que produjo una polémica que sacudió a mucha gente y otros que no hubiéramos sabido el mural, nos enteramos de que va la cosa.

Un pueblo que niega o renuncia a su memoria histórica está condenado a repetir tragedias.

Un abrazo

Myriam dijo...

"sabido DEL mural", dice. vale

amelche dijo...

Cuánto intransigente hay por el mundo. Pero no nos callarán por eso.

Natàlia Tàrraco dijo...

Multas, tachones, a la obra libre, a la libertad, es el método de los fascistas de siempre, o peores métodos. Se impone resistir.
Abrazos y al artista.

el elefante dijo...

tiene mucha memoria

Abejita de la Vega dijo...

Hay demasiado silencio hoy, en la lejanía los gori gori del corpus.
Que nadie nos borre la Alegria.

elena clásica dijo...

Los símbolos sirven para explicar tan sencillamente el estado de intransigencia, de incultura, de vaciedad en el que nos vemos inmersos. No se puede borrar la historia con unos equipos de limpieza, sí se puede intentar acallar la libertad con la represión.
Incierto año, terrible desprecio y ofensa a un recordatorio, a una obra artística.
Mal día se pinta hoy en la atmósfera del país, pero ahora los gobernantes no han tenido valor para acompañarse de pintura. El vacío, la falsedad, la hipocresía se respiran.

Gracias por hacernos partícipes de esta noticia y reflejar su vida y su muerte. Besazos, querido Pedro.

Bertha dijo...

Dónde hubo fuego quedan rescoldos.Y... siempre cuestan apagar...que fuerte de verdad!,en el s.XXI que aun sigamos con estos tiras y aflojas...


Pedro,gracias por la información.

Un abrazo.

lfolmo dijo...

Por mucho que manchen
el trazo de su pinceles,
jamás acallarán
la estela de su significado.

Lwisfer

Asun dijo...

Qué pena que siga habiendo gente tan intransigente y tan borrica. Abogan por el pensamiento único, y todo lo que se salga de ahí automáticamente lo condenan.
Esto no es sino una muestra de que siguen actuando de forma dictatorial.

Gracias por la información.

Besos

mojadopapel dijo...

No se puede poner barreras a la expresión, y este hecho reforzara la publicitación del mismo.

José Núñez de Cela dijo...

Patéticos, Intransigentes, Incongruentes, Desmemoriados, Insensibles, Parciales...

Y eso que el mural, por lo que enseñas, es bello, que si no, ...


Saludos

Aldabra dijo...

¡¡que indignación!!

¡¡no me quiero ni imaginar el dolor del autor!!

biquiños,

Gelu dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

Son tan bonitos, que dan ganas de convertirlos en mosaicos. Así sería más fácil su limpieza, cuando sufrieran el ataque de los bárbaros que siempre hay en todas partes.

La memoria, cuando va unida a la búsqueda de la verdad, solo puede tener efectos positivos en las gentes. Y saber de los errores del pasado, reconocerlos y corregirlos es lo que hace mejores a los pueblos.
En nuestro país, hubo tantos disparates, a los que llevó la envidia, que muchos no quieren que la ignorancia se erradique, pues es la mejor aliada del olvido de la historia.

Abrazos.

Montserrat Sala dijo...

Hay que ver como nos resistimos a aprender de la historia. para mí esto es mas grave, de lo que parece. Porque volvemos a convertirnos en dos bloques siempre antagónicos

Calurosos saludos, profesor

lichazul dijo...

la mejor de las energías para esta semana PEDRO

abrazo grande

Isabel Barceló Chico dijo...

Me sumo a la repulsa. La barbarie nunca se fue del todo... Un abrazo muy fuerte.

MIMOSA dijo...

Quizás sea el miedo a destapar sus propias miserias lo que les impulse a acallar aquello que guardar quieren con tanto celo.
Si en nuestra propia vida los secretos a voces guardados no nos dejan avanzar hasta ser desenterrados, cuánto más cuando es un país el que necesita aliviar su pasado, dar cabida a la totalidad de su historia y honrar la memoria de quienes en silencio quedaron.

Es una pena que a estas alturas sigamos en ese punto atragantados.

Besos.

Ele Bergón dijo...

Hay algunos dirigentes políticos como es el caso del "famoso" alcalde de Valladolid, que cuando habla ya se ve claramente su falta de sensibilidad para todo incluido el arte. ¡Qué pena de país!¿Cuando maduraremos?

Un abrazo

Luz

Lola dijo...

Volvemos atrás como los cangrejos..... yo imaginaba una sociedad más tolerante con el paso de los años, más receptiva a través del conocimiento y con más empatía al igual que crecimiento humano... pero va a ser que no..

Paco Cuesta dijo...

Creo que va siendo hora de que dejemos de cuestionar si son galgos o podencos

Juan Luis Garcia dijo...

Qué tristeza producen estos hechos, pero, a su vez, qué reveladores son de este tiempo incierto.