miércoles, 7 de marzo de 2012

4


Tiré al mar cuatro cosas:
el nudo del estómago, las sombras vanas, el sufrimiento estéril.
La cuarta:
una lista de nombres.

37 comentarios:

María dijo...

Yo tiraría:

La crisis, las noticias negras, el poder, y la hipocresía.

Un beso.

Myriam dijo...

4: bien pensado, bien hecho

Lo 5:

un racimo de besos

Fer dijo...

¡Bien hecho, Pedro! Yo debería tirar tantas cosas que se me acumularon estos días y coincidiríamos en las tres primeras prioridades. Admito que me resulta harto difícil deshacerme de ellas, aunque que me hacen muchísimo daño. La lista de nombres ya está en el cesto de basura porque el mar está lejos de casa...

Un saludo.

Isabel dijo...

Pues te habras quedado nuevo. Seguro que el mar te las devuelve con un estomago nuevo y fuerte, unas perspectivas claras de las cosas, una alegria renovada y un grupo de amigos incondicionales que te apoyan y te aprecian de verdad. Que así sea.
Un beso Isabel.

J. G. dijo...

Nuevas letras nunca, van a hacerte y hacernos falta.

Lola dijo...

Esos que restan en nuestras vidas, yo tambien los tiraría. Besos Pedro

Isabel Huete dijo...

Tirar tantas cosas malas al mar hará que se contamine aún más. Mejor, simplemente, olvidarlas desde el convencimiento de su inutilidad. A mí nunca me ha sobrado ningún nombre porque quienes lo llevan, si yo lo tengo en una lista, es porque han tenido, poca o mucha, importancia en mi vida y eso forma parte de mi ADN vital. Soy incapaz de borrar a nadie por muy nefasto que haya sido su contacto porque seguro que algo me ha enseñado, aunque apenas sea una mirada.

São dijo...

Que atitude acertada tiveste, amigo mio!

Bons sonhos

Bertha dijo...

Pero en vez de echarlas al mar , yo las enterraría en "cal viva". Para que no se vuelva a repetir los mísmos errores.

La vida es..bella, pero también es dura...(merecela pena vivirla...)

Un abrazo

ANABEL dijo...

Creo que el nudo en el estómago y el sufrimiento vano lo tiraste a algún río subterráneo, porque me llegó sin saber muy bien cómo.

Merche Pallarés dijo...

Me ha gustado que tirases al mar el sufrimiento estéril :) Besotes esperando que mi nombre no estuviera en esa lista que tiraste, M.

MIMOSA dijo...

Y quedar ingrávido para empezar los pasos en el cambio.
Hace falta despojarse de ciertas cosas en un momento dado.

Después de hacerlo, espero que la sonrisa pueble tu rostro por largo tiempo.

Un fuerte abrazo Pedro.

Hernando dijo...

Yo tiraría, no al mar. El mar es amistad, amor,luz, sonrisas, juegos, lo decías el otro día. Decía que yo tiraría aun sima profunda y lo enterraría con cal el patetismo de las personas, la prepotencia el orgullo insano..etc.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Tenéis razón. Pobre mar. Tiremos estas cosas en un centro de reciclaje...

XuanRata dijo...

No te preocupes, Pedro, todo eso es materia orgánica, el mar y sus habitantes darán buena cuenta de ella y la devolverán irreconocible.

Natàlia Tàrraco dijo...

El mar lo deglute todo y lo devuelve suspirando.
Un día encontré en la arena un fragmento de barro con esta palabra:
MAS...y lo tengo bien guardado.
Besito.

Kety dijo...

Hoy no compro pescado por si me encuentro una de ellas ;-))

Fuera de bromas. Si no te hacían felíz, hiciste bien.

Un abrazo

José Antonio del Pozo dijo...

cierto, con esas cuatro cosas (cuatro,como los jinetes del A now) recicladas, pueden escribirse el Ulises, el ruido y la furia,Crimen y Castigo... y la Odisea, claro.
Precioso texto, una vez más.

José Núñez de Cela dijo...

Magra lista proponeis maese Pedro

Pueden añadirse nombres a esa lista?

Ele Bergón dijo...

Es bueno y saludable de vez en cuando hacer limpieza y tirar las cosas que no sirven para nada, si acaso para molestar, así se puede hacer hueco para adquirir otras cosas mejores.

Es mejor tirarlas al contenedor que al mar, al mar no.

Un abrazo

Luz

Aldabra dijo...

has hecho bien, Pedro, soltar lastre es necesario, más cuando ese lastre es tan pesado.

es un texto perfecto y precioso, de verdad.

dentro de ese acto para aliviar la tristeza hay una gran liberación, es como un arrebato meditado (sí, ya sé que se contradicen pero sé que también me entiendes).


es un: hasta aquí hemos llegado.

y ahora, a por el futuro.

biquiños,

elisa...lichazul dijo...

qué culpa tiene el mar? , por qué todos le lanzan sus desechos?

no habría sido mejor desatar ese nudo, pintar las sombras, abonar el sufrimiento y trocarlo en crecimiento, y los nombres simplemente borrarlos

Besos desde el otro lado de la mirada

Abejita de la Vega dijo...

Tengo yo también mi lista de cosas que tirar, lo malo es que vuelven...

Hiciste bien...

Besos

Asun dijo...

También a mí me vendría bien tirar todo eso, y algunas cosas más; pero no al mar. Casi mejor a alguna incineradora.

Besos

Delgado dijo...

Rubrico lo dicho pero a veces alguna de esas cosas sale a flote y se descubren cuando menos lo esperas

El Gaucho Santillán dijo...

Haz hecho bien.


Yo agregarìa un puñado de fantasmas, pero los malditos me persiguen.

Un abrazo.

jg riobò dijo...

Realmente magnífico.
(Llega tarde, será para la segunda parte)

Campurriana dijo...

Me ha encantado que mencionases esa lista de nombres. Por un instante creí que ponías "una lista de hombres". Leí mal en este día de la mujer.

:)

Hay personas que no aportan nada o lo que aportan es negativo para nuestras vidas. Estoy de acuerdo entonces.

enletrasarte(Omar) dijo...

si te arrepientes, no te preocupes 'Profe', el mar siempre devuelve lo que se lleva y si no lo hace, es bueno el pan bendito para hallar tus pertenencias
saludos

Luis Antonio dijo...

Yo sólo tiré al mar una botella con un mensaje, pero me temo que no llegó a su destino...

pancho dijo...

Excelente salto del cielo de tinta china al negro y gris de la sombra perversa. No es conveniente desprenderse de la sombra blanca que nos guía.

virgi dijo...

La lista de nombres es lo que me parece más inteligente. Te felicito, a ver si me sirves de ejemplo.
Besos

Montserrat Sala dijo...

Hola profesor: me sabria mal que entre esta lista de direcciones, figurara la mia.
Espero también que poca gente imite tu gesto. Porque imagina con todo lo que ya hay. en el fondo del mar! Pobre pescado y pobres barcos y cruceros. Encallarían todos como el Costa Concordia.
Por cierto cuando tus escritos pasen a la posteridad, (que sin duda, lo haran)en esta época que te encuentras seré conocida, como tu época de "desechos varios". o como
"Surrealismo del siglo XXI".

Enfin confio como siempre con tu benevolencia, para que dsculpes mis torpes bromas.
Un abarazo

Alimontero dijo...

Hola Pedro, qué sincronía...estoy en lo mismo!
Los cambios cuando comienzan no existe quien los pare, ni uno mismo!!
Y lo mejor es que luego de asumirlos
el nudo desaparece, las sombras se las llevó la luna, el sufrimiento? ah éso es algo más complicado porque va asociado al dolor....con la única diferencia que éste, el dolor, así como llega se va... en cambio el sufrimiento es cuando "nos quedamos pegados" en el dolor...;-)
Y la lista de nombres???? mmmm fue algo mas difícil, tienen que ver con el nudo en el estómago... luego sopesé y "delete" ;-)

un gran abrazo solidario, como siempre!!

Ali

MariluzGH dijo...

Mi orilla dice que promete no devolver ninguna de las 4; a cambio te ruega que la próxima vez las lleves a la incineradora de residuos tóxicos

abrazos y buen finde, Maese Pedro

Mar dijo...

Carajo...que buena idea!... Pero tengo un problema, ¿donde encuentro yo el mar en Pucela?. Me da que en el pisuerga no es lo mismo.

....desde un faro en mitad del mar.

Mar (...la vendedora de humo)

Paco Cuesta dijo...

Ninguna de ellas contamina (los fondos marinos).