domingo, 10 de julio de 2011

Beginners


Todos somos principantes en los sentimientos. Y en la vida. Esta es el pensamiento que sostiene Beginners, la última película de Mike Mills, uno de los grandes nombres del cine independiente norteamericano de hoy. 

El protagonista, Oliver Fields, dos meses después del fallecimiento de su padre conoce a una actriz de origen francés, Anna, con la que comienza una relación sentimental. Aquellos que busquen en el cine solo sopresas de guión y trucos argumentales, no deben ir a ver esta película: no va con ellos y se aburrirán. Tampoco es aconsejable para los que busquen formas fáciles de tratar la homosexualidad o las historias sentimentales de este tipo: no las hay, no se recurre al chiste fácil ni a las situaciones habituales de estos géneros. Todo en ella es previsible desde que se ponen las bases de la historia: Oliver ha llegado a un momento en su vida en el que hace balance de su pasado, lleno de inseguridades afectivas y fracasos sentimentales. Así, la historia entremezcla el presente con los recuerdos de su infancia y de los últimos años de vida del padre. Este, tras la muerte de su madre, le confiesa que es homosexual y, a los 75 años, se decide a vivir con libertad su condición sexual: pone un anuncio en el periódico, mantiene una relación con un hombre mucho más joven que él, da fiestas en las que celebra el orgullo gay y se convierte en un activo defensor de los derechos de los homosexuales. Tras enfermar de neumonía se le diagnostica un cáncer que acabará con su vida en pocos meses. Es conocido que el director se ha basado, en esta parte de la película, en su propia vida. La historia de Oliver con Anna tampoco presenta grandes sorpresas, excepto la forma en la que se conocen.

A pesar de lo previsible, la película es una buena y recomendable película: precisamente por ello, porque se dedica a esas otras cosas que muchos apreciamos en el cine más que un buen truco de guión. La narración, que parte de la primera persona del protagonista, es sincera y se dedica a una introspección de las emociones y los sentimientos. El director no tiene prisa en contarnos la historia y deja que esta se convierta en un excelente juego de interpretación, en el que Cristopher Plummer, en el papel del padre del protagonista, sobresale. Era difícil contar esta historia tal y como se nos presenta sin caer en un alegato en defensa de los derechos de los homosexuales, sin recurrir a gracietas cómicas que la llevarían al terrerno de la bufonada o sin elevarla a cotas pretensiosas o extremar la degradación producida por la enfermedad. La película es sincera y se basa, en especial, en la evolución de los afectos y trata a todos los personajes con dignidad (hago aquí especial mención de la madre del protagonista). Adopta un tono apropiado de comedia dramática. Ni siquiera podemos estar seguros de que el final sea definitivamente feliz.

En efecto, todos somos principantes en nuestras relaciones. Aprender de nuestras experiencias y de nuestros errores nos cuesta. Pero solo los que pueden hacer balance sincero de su vida son capaces de reconciliarse con su presente y darse nuevas oportunidades, aun a riesgo de volver a fracasar. De estos riesgos está hecha la verdadera vida.

24 comentarios:

Myriam dijo...

Enmarco tu último párrafo y por supuesto, veré esta película gracias a tu reseña.

Besos

elisa...lichazul dijo...

absolutamente de acuerdo con lo último que que dices, aún a riesgo de salir nuevamente heridos, vale la pena intentar amar hasta cuando la vida se nos despida del cuerpo

besos Pedro , buen inicio de semana

La Zarzamora dijo...

Sí, la vida es un riesgo constante, y de no arriesgar nos sumimos en una frustración sin límites.
Iré a verla, te salió una excelente reseña, sí señor.
Besos, Pedro.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Entonces es un alegato al dicho de..."rectificar es de sabios".... Pues aùn asi somos seres que seguimos en el equívoco a pesar de reconocerlo. Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

Me ha encantado tu reseña. Iré a verla (espero que la sigan dando en Barcelona en septiembre...). Besotes cinéfilos, M.

Hernando dijo...

Hace años, en la vecindad que vivía hubo un caso muy parecido, toda la vida escondió su condición humana, con un hijo de la relación matrimonial, le diagnosticaron leucemia, se fué de vacaciones para consumar una relación homosexual y volvió para morir con los suyos. Qué valentía ante la vida, y qué vidas mas extrañas.

Asun dijo...

Pues con esta reseña que has hecho puedo decir que entra dentro de las pelis que me pueden gustar, así que la apunto para una vez pasadas las fiestas retomar las actividades más tranquilitas.

Un beso

virgi dijo...

Ya con tu opinión, me motivas para verla, gracias, Pedro (si es que la traen por aquí).
Esa gente que rompe con todo es un ejemplo, por mucho que cueste.
Besitos

SAUVIGNONA dijo...

hola pedro,

es asi siempre esta el riesgo de fvolver a fracasar...


pedro espero que estes disfrutando del calorcito..

besines !
:D sauvignona

Gelu dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

Creo que la película tendrá aceptación entre las muchas personas de tercera edad que quieren echar su última cana al aire.
Encuentro que el padre ha tardado 'un poquito demasiado' en intentar arreglar su vida.
- Oliver tiene una oportunidad para intentar que su situación se estabilice.Debe intentarlo con Anna.
Siempre hay tiempo para rectificar, y casi tenemos la obligación de ser felices y procurar que lo sean los que están a nuestro alrededor.
La pareja se compone de dos, y lo normal y lógico es que ambos estén a gusto. De no ser así, mejor hablar, y sin traumas por parte de ninguno, conseguir una separación amistosa.

Tremendo -por egoísmo o cobardía- llegar al final de la vida frustrado, o haber sido causa de infelicidad del compañero.

No veré la película, a pesar de ser defensora de los derechos de que cada persona viva su sexualidad como desee, siempre que la otra parte esté de acuerdo.

Saludos.

Delgado dijo...

No parece que esté mal, me la apuntaré para DVD, ya que este tipo de pelis prefiero verlas en mi TV y dedicar los 7 euros de entrada en algo más espectacular —salvo alguna excepción—.

Con respecto a tu último párrafo... La vida es un luctuoso deambular lleno de tropezones y alguna alegría, lo importante es saberse levantar.

Ele Bergón dijo...

Tomo nota del título de la película. Por lo que cuentas parece interesante y especial, fuera de esas películas espectaculares pero sin nada que aportar.

Un abrazo

Luz

El Gaucho Santillán dijo...

Parece interesante.

Verè de "comprarla" en internet.

Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

14!! (no creo en brujas, pero....)

Isabel Romana dijo...

Lo más difícil de conseguir siempre es el equilibrio. Y por tu reseña, parece que esta película lo consigue. Como muy bien dices, somos aprendices permanentes en la vida, pero desde luego hay temas que se nos resisten... Las relaciones humanas siempre son complejas. Besos, querido amigo.

Omar(masletrasarte) dijo...

Se aprende, sí, siempre que consideremos a la vida la escuela en la que no caben 'rabonas' (faltar a clase).
También se aprende de nuestros mayores...y porqué no, de nuestros jóvenes interlocutores -cuando estos tienen tiempo de compartir sus opiniones sobre la vida-
Un placer leerta amigo, un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Me has convencido profesor. Me gusta que te hayas comentarista cine. No voy a dudar de lo que tu dices. Te creeré a pies juntillas. Y gracias!

Isabel. dijo...

La verdadera fuerza del ser humano consiste en caer y saberse levantar una y otra vez por muy dura que sea la caida. Besos Pedro.

Sor Austringiliana dijo...

Aprendemos poco de nuestros errores, volvemos a caer en la misma piedra.

Anna Jorba Ricart dijo...

Haré caso de tu recomendación.
Soy principiante de todo y quiero serlo pues no me gustaría perder la chispa de la curiosidad.

MariluzGH dijo...

Digo como Anna Jorba y la buscaré para verla en Marbella (porque en Estepona no tenemos cine ¿puedes creerlo?)


dos abrazos

Luis Antonio dijo...

Tomo nota de tus recomendaciones y las agradezco porque últimamente no estoy muy al día en carteleras de cine y teatro.

Aldabra dijo...

pues no he oído hablar de esta película pero si puedo la veré.

biquiños,

Paco Cuesta dijo...

No se si nos quedará tiempo, la lista de espera es larga.