lunes, 9 de mayo de 2011

Historias de patos


¿Conocen la historia del pato engreído que se creía diferente a los otros que vivían en el parque? Ni siquiera tenía la carne tierna y no hubo forma de ablandarla. Sólo es comparable a la historia de aquellos patos que despreciaban al que tenía plumaje diferente y le daban la espalda por no ser como ellos.

Historias de patos, por supuesto.

36 comentarios:

pancho dijo...

- ¡Qué grandes son los patos! -dijo la hormiga que salía por primera vez del hormiguero -.

São dijo...

Claro,como não?
Só poderiam ser estórias de patos, pois eles é que são os animais irracionais.

SEmana a teu gosto, meu amigo.

MIMOSA dijo...

Pero incluso siendo de patos, constan de las versiones de ambas partes, y así la historia puede ser contemplada desde distintos ángulos.
Besos.

Asun dijo...

Ese es el pan nuestro de cada día, entre patos y entre no patos.

Cuuuaaaa, cuacuacuacuacua cuuuuaaa.

María dijo...

La historia de los patos puede ser parecida a la de las personas, con lo bonito que es ser humilde desde el corazón, si todos vamos a ir al final al mismo sitio.

La foto, bellísima.

Un beso.

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Si.. ocurre muy amenudo...

Siempre un grato placer pasar a visitarte y ponerme al día con tus escritos.

Un besote y un abrazo

Beatriz

Isabel Romana dijo...

Es que hay patitos que se mantienen tiesos, feos y dspectivos toda su vida. Patuna, por supuesto.

Fernando Portillo dijo...

Me recuerda a la historia del pato que no es que se creyera diferente, sino que realmente era diferente a sus compañeros de bandada. Y esto no le hacía engreído, sino que más bien la forzada convivencia con medio centenar de patos estúpidos que además le despreciaban por ser diferente, le causaba un gran sufrimiento. Trató de arrimarse a los cisnes, a las grullas, a los gansos y hasta a los estorninos. Pero todo fue inútil. Todos le rechazaban por ser diferente. Finalmente, como su plumaje era más brillante y sus carnes más rollizas, su amo decidió echarle a la cazuela; pero resultó ser duro como un fiscal y acabó alimentando a los perros.
Moraleja: nunca seas diferente a los demás ni en el color de un pelo o te machacarán hasta dejarte lelo.

Nieves LM dijo...

Mucha patofobia hay en el mundo. Besos.

Recomenzar dijo...

Es un placer leerte un beso

Recomenzar dijo...

Es un placer leerte un beso

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Lo primero demostrar mi alegría por la vuelta de Fernando Portillo.

Segundo, preguntar ¿qué hacen esos patos en un paseo?.

Tercero, noto que se miran más o menos como las personas.

Cuarto: ¿También los patos sufriran de soledad?.

Quinto: Moraleja para personas, patos, y cualquier ser al que le hagan sentirse despreciado:
Si eres diferente y no los necesitas, ¿por qué te empecinas en buscar su adorable compañía?.
(La verdad es que se me había ocurrido algo distinto, pero vamos a ser poéticos).

Saludos.

Shandy dijo...

Cuanta humana miopía padecen estos patos. La foto, bella e ilustrativa. Me queda la hermosa duda de si el de colorines es el soberbio o el despreciado.
(Deseo los mejores tiempos para La acequia)
Un abrazo

Spaghetti dijo...

Jajajaja parece que primero fué la foto y luego la historia del pato duro...gracias por hacerme reir...jeje

Neogeminis dijo...

No me imaginaba que se parecían tanto a nosotros! :D
Un abrazo!

Euphorbia dijo...

Luego estaba el patito feo, del de que burlaban siempre sus hermanos y en la escuela. Luego creció y les dió cien vueltas a todos, dejándolos con el pico abierto.
Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

¡Qué graciosa la foto! Me ha encantado. El pato colorífero parece canadiense, ¿cómo habrá llegado a Castilla? Misterios de la vida... Besotes patosos, M.

Merche Pallarés dijo...

Ah, también estoy encantada de volver a leer a nuestro gran FERNANDO PORTILLO. Besotes de nuevo, M.

Hernando dijo...

Pues aún en la actualidad, se desprecia por los colores, me parece que esta historia de los patos, es milenaria, será eterna, el mundo necesita un poco mas de calor humano y los animales parece ser que necesitan amor animal.

Abejita de la Vega dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Abejita de la Vega dijo...

Hay muchos patos de esos. Los patos, y patas, tan patosos, que habitan, por ejemplo, en mi inquieta Ciudad del Gran Rey.

En cierta ocasión, vi una focha , a la que vi nadando, con muy mal aspecto, en el Arlanzón, entre ánades impasibles. ¡Esa soy yo! Pensé.

Algunos de esos patos, los más espabilados, tienen su horrible foto bien visible en las calles, en estos días de mayo. Las colocan en lo más alto para que no les pinten bigotes, cuernos o algo peor.

Besos,cua,cua

Myriam dijo...

¡cuack, cuack, muack!

El Gaucho Santillán dijo...

Por algo, la canciòn "Mala reputaciòn", es la que mas versiones y traducciones ha tenido.

"...no hay peor pecado,/que no seguir al abanderado..."


Un abrazo.

Myriam dijo...

FERNANDO PORTILLO: si que te andabamos extrañando. ¡Qué alegría verte aparecer por aquí!. Un abrazo

Paco Cuesta dijo...

Cuan poco asimilamos las diferencias. Siempr partims de nuestra imagen.

Aldabra dijo...

¡Pero que me estás contando! ¿Hablas de verdad de patos?
Fantástica la foto, los patos son tan “monos”. Biquiños,

J. G. dijo...

aquí sirven de guerra política a nivel municipal, cuando manda el PP los quita del parque, y el PSOE los vuelve a sacar

virgi dijo...

Pues no veas los que se creen cisnes y son patos. Engreídos hasta la muerte.
Besitos

MariluzGH dijo...

Así mismito somos los patos...

Me ha dado un vuelvo de alegría ver a F.Portillo... ya me gustaría leerle otra vez :)

abrazo a ambos

Gabiprog dijo...

Es facil convertirse en lo que uno odia... Y ni las plumas salvan estas miserias...

Gabiprog dijo...

Tu texto es un bueno para comentar media docena de noticias al día...

Ele Bergón dijo...

Con lo bonita e interesante que es la diferencia, ¿ por que´ nos empeñamos en desprecial al que no es como nosotros?

Un abrazo

Luz

La Zarzamora dijo...

No conocía la historia, pero este mundo está lleno de patos engreídos, que suelen meter siempre la pata.
Besos, Pedro.

elisa...lichazul dijo...

me gustan los patos, los gansos, los cisnes, y cualquier plumífero que ande por esta vida
además son ricos jajaja

pero fuera de broma, acá existen muchos gallos que se creen mejor que otros por tener la cresta más colorá;)

besos pedro

impersonem dijo...

En este mundo de contrastes, de decisiones, de reflexiones, de discusiones, de fobias y filias... lo palmípedo puede servir de ilustración a lo palmario... aunque cada uno sacará, según su idea de lo que deben ser las cosas, sus propias conclusiones de la instantánea...

BIPOLAR dijo...

De pronto he pensado, oh Petrus, que somos jubilados de parque con cuerpo de pato...

-CUA CUA CUA CUÄnto te queda de pensión?
-CUAtrocientos euros, no llega.