viernes, 4 de febrero de 2011

Proyecto agua: Nocturno



En la noche, el agua es aun más profunda. Se camina con miedo cuando la luz se nos ha ido en un lugar encharcado: no es solo el temor a mojarnos, sino algo más profundo, que nace del intenso abismo que se lleva dentro. Como si el próximo paso pudiera hacernos perder pie y ya nada sirviera al náufrago para regresar a tierra firme.

es una videoinvestigación sobre la relación del agua
con los espacios autobiográficos
y sirve de presentación del Canal de YouTube de La Acequia

26 comentarios:

Gara dijo...

Es increible pero cierto, el miedo se apodera de uno.

Gracias por compartirlo.

Un abrazo

Myriam dijo...

Siempre y cuando el paseante pueda amasar tierra húmida con sus manos estará a salvo, por más oscuridad que halla.

MIMOSA dijo...

Cierto, el miedo a la incertidumbre se apropia de nuestra razón.
Besos y feliz fin de semana

elisa...lichazul dijo...

en verano prueba a bañarte bajo la luz de la luna Pedro

besitos y de nocturnidades no todo es tan negro:)

Asun dijo...

La única forma de superarlo es seguir adelante tentando ligeramente antes de cargar nuestro peso en el pie que avanza.

MariluzGH dijo...

La oscuridad total me petrifica, amigo mío. Es superior a mis fuerzas. Pero si hay un poquito de luz, por poca que sea, en verano me gusta bañarme -de noche- en el mar :) sintiendo siempre las piedras o arena bajo mis pies ¡por supuesto!

Me gusta tu serie sobre el agua :)

abrazos

Lola dijo...

Un miedo que se puede asemejar a lo desconocido... ¿si piso en aquel desnivel perderé el equilibrio? solo si seguimos adelante podemos comprobarlo. Un beso Pedro

Merche Pallarés dijo...

Con tal de no caer en la ciudad del Gran Rey... Besotes nocturnos, M.

rubo dijo...

Por eso me gustan los ojos negros porque parecen pozos de agua en la oscuridad.
Saludos.

Paco Cuesta dijo...

Falta de luz interna, abismo en el espíritu.

La Zarzamora dijo...

Te tendré que llevar cerca del mar una noche para desenterrar esos miedos.
Besos, Pedro.

Natàlia Tàrraco dijo...

agua oscura, pozo profundo.

moderato_Dos_josef dijo...

Pues a mí me gusta el agua nocturna. me produce sosiego y ganas de dormir.
Por cierto, felicitaciones por el canal de Youtube de la Acequia. Será un exito, o ya ha comenzado a serlo.
UN abrazo.

Juan Navarro dijo...

Es verdad. Qué poca perspectiva tenemos. Desde el espacio la Tierra es como una canica. ¿Qué es, dónde está, entonces, la tierra firme? Es decir, la seguridad que ahuyenta los miedos. Yo creo que quien no la halla en su corazón no la encuentra en sitio alguno.

Julita Fernández (Profesora) dijo...

Una sensación irrepetible la que se siente porque se funden dos estos, oscuridad e inseguridad.
¿Y la sensación que sientes después al haberlo superado?
¡Cuánto contenido en tan pocas palabras!
Un abrazo

Heranando dijo...

Hay algo más entrañable que un paseo con tu pareja, una noche de verano, después de caer una tormenta, sorteando baches de lluvia de verano?

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

de noche actúan toso los miedos hasta los que no lo son.

Antonio Aguilera dijo...

Caer en nuestras internas aguas abisales puede acarrearnos una profunda depresión. Hay que andar por esta vida con mucho sigilo para no caer.

silvi dijo...

El miedo paraliza;debemos ser nuestra propia luz y llegar a la orilla,a tierra firme.Me fascina el caer del agua...Lindo fin de semana.Besos.

pancho dijo...

En la noche oscura caminamos a tientas, como ciegos desorientados en lo más amargo de la búsqueda de la luz.

María dijo...

Es cierto, por la noche se camina con más miedo como si el agua estuviera más hondo, tiene que ser terrible estar siempre en la oscuridad, no quiero ni imaginarlo.

Un beso.

XuanRata dijo...

Tenemos que practicar más y acostumbrarnos a caminar con los ojos cerrados. Con el resto de los sentidos es más que suficiente, y si me apuras, hasta sobran estos también.

Cañada Blanch Infantil dijo...

Gran maestría en el uso de las palabras precisas.
Enhorabuena
Doña Díriga

jg riobò dijo...

Hacia la oscuridad total caminamos.

Aldabra dijo...

Por la noche el agua parece más profunda y oscura. Es una sensación indescriptible sumergirse venciendo el miedo a lo desconocido, a lo que no se ve. Biquiños.

BIPOLAR dijo...

Cuarto Milenio, cacofonías y espectros