jueves, 23 de diciembre de 2010

Burgos como espacio narrativo en Inquietud en el paraíso de Óscar Esquivias y noticias de nuestras lecturas



Muchas de las grandes obras literarias se ambientan en un espacio real tratado como tal: una región, un valle, una ciudad, una aldea. Lugares que existen y sobre los que el autor sitúa a sus personajes.

A veces, la fidelidad al espacio es tanta que podemos seguir el argumento con un mapa de la zona o con el plano de la ciudad -con las lógicas licencias que se permite el escritor- y alguno de los guiños del texto sólo pueden comprenderse plenamente si conocemos cómo eran esos lugares y los personajes que los habitaban en la época del autor (más aun que en la época en la que el autor sitúa la acción, por muy  fidedigna que sea la reconstrucción). Hemos visto cómo Cervantes usa este recurso en el Quijote para romper con la fantasía de las novelas caballerescas.

Muchos escritores han construido, a partir de las calles que conocen desde niños o de los lugares en los que viven, un espacio personal (algunos lo han llamado mítico, pero no lo es) en el que desarrollan sus narraciones: Joyce, Faulkner, Miguel Delibes, García Márquez, Muñoz Molina, Luis Mateo Díez, etc. No es un fenómeno sólo narrativo: Valle Inclán lo hace en Luces de Bohemia, Antonio Machado en Campos de Castilla, etc. De hecho, las ciudades del mundo se llenan de itinerarios turísticos que siguen lo contado por un escritor cuya fama se explota como recurso económico del que pocas veces saca beneficio el autor o sus herederos.

En la Trilogía dantesca de Esquivias encontraremos el plano de la ciudad de Burgos tratado de tres maneras: de forma realista en Inquietud en el paraíso, onírica en La ciudad del Gran Rey y recordado en Viene la noche (en la que tiene una gran importancia Madrid, como veremos).

Si prestamos atención a la primera, veremos en su tratamiento del espacio el mismo pulso de la gran literatura en el que se mezclan lo local y lo universal: las calles, plazas y gentes del Burgos de los años treinta del pasado siglo son reconocibles -muchos de los personajes son históricos-, en ellos suceden cosas que sólo pudieron suceder allí y en aquella época, pero todo lo que pasa nos interesa incluso aunque no conozcamos la ciudad en la que ocurre ni la historia española. El Paraíso del que habla el título hace referencia a un espacio simbólico (como en Dante), también a un espacio-tiempo (la juventud del protagonista) y, por supuesto, al latido de una ciudad de provincias de la España de la década de los treinta del siglo XX, como lo era Burgos, en la que parecía que nada podía cambiar y que nada podía alterar la vida: por eso mismo, no podemos quedarnos sólo con éste último, puesto que sería reducir el valor de la novela a lo local.

Los lectores harán bien en fijarse en este aspecto, porque será un elemento sustancial para comprender uno de los hilos de continuidad de la trilogía.


Noticias de nuestra lectura de Esquivias

De interés para la lectura: Conoce la opinión del autor sobre esta novela, una vez terminada la publicación de la trilogía, en esta entrevista para el programa de televisión Silencio, se lee.

Si J.G. logra cruzar los textos citados en su entrada con tanto ingenio e incertidumbre sabia, seguro que sabrá hacernos olvidar el frío de las tierras burgalesas en las que sucede lo relatado por Óscar Esquivias. Lo constata su mirada a uno de los espacios de la novela y en su reflexión en el caminar hacia el purgatorio: Cástulo será un sitio benigno si lo compara con el segundo volumen de la trilogía.

Aldabra se pone a la tarea a partir del amor por las palabras que no conoce y teje un oportuno diccionario ilustrado que os invito a visitar.


Consulta aquí las recomendaciones para incorporarte al proyecto y aquí un índice de las entradas correspondientes.
Hace tiempo creé en Facebook un grupo de lectores de Óscar Esquivias (no confundir con su perfil pesonal) que se convierte también en una herramienta para seguir esta lectura. Aquellos que tengáis perfil en Facebook, podéis solicitar uniros.
Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré. Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.


Noticias de nuestro Quijote


Mª Ángeles Merino, Abejita de la Vega, lee el capítulo 17 de la Primera parte y se le aparece Maritornes y se nota que esta mujer tiene una historia dentro.

Como dijimos, la lectura del Quijote se convierte en proyecto permanente de La Acequia al que se puede incorporar todo aquel que lo desee y, por lo tanto, seguiré periódicamente, publicando noticias al respecto.

En la columna de la derecha tenéis la propuesta de obras clásicas para leer después de la trilogía de Esquivias: participa en la votación. Por ahora, gana la propuesta de Rimas y leyendas de Bécquer.

29 comentarios:

BIPOLAR dijo...

Quizás sea este escenario el que más me atraiga. Quizás una ciudad absorbe los sentimientos de sus viandantes como lo hace el interior de una casa. Quizás por eso es difícil sacudirse ciertas cargas.

¿Es éste el pistoletazo de salida?

Txema dijo...

Leí este libro en el verano pasado, en tres tardes, lo que significa que me gustó y lo acabé de un tirón.

Lo curioso del caso es cómo me llegó noticia de él.

Resulta que mi abuela paterna, burgalesa de pro, nacida en la Calle de San Juan, conoció a Antonio José, el malogrado compositor.

Un día recordé ese hecho y alguna conversación de ella con mi padre sobre este ciudadano y me propuse escribir sobre el músico en cuestión (memoria histórica) y así lo hice en mi blog "una forma de presentarse".

Otro burgales insigne, que ahora preside una empresa pública, me recomendó el libro de Esquivias y acertó, porque la verdad es que me agrado mucho.

Lo más curioso es que mi texto le sirvió de base a un estudiante de una universidad de EE.UU que estaba trabajando sobre Antonio José.

un abrazo

Jan Puerta dijo...

Apreciado Pedro, me incorporo a la lectura el próximo día 6 del año que "ha de venir".
Eso si, primero deberé de conseguir a través de Internet el libro. En ello estamos.
Un abrazo

MIMOSA dijo...

Espero que me de tiempo de leerlo antes de la fecha prevista, porque finalmente fue imposible conseguirlos y los compré por internet, así que me tardan unos 10 días en llegar, quitando los festivos, voy a ir muy justita.
Después de visualizar la entrevista, aún queda mas alimentada mi curiosidad por leerme la trilogía, así que, me armaré de paciencia siendo esta una de mis peores "virtudes", je,je.
Permaneceré atenta a las entradas que mientras vayáis publicando.
Un abrazo.

São dijo...

Aqui ainda não chegou, infelizmente.


Meu querido Pedro, a partir de já, tens em aberto o convite para ires lá ao "são".

Abrazo de muchas gracias.

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Leeré todos los libros de mi paisano Óscar Esquivias, especialmente los que hablan de Burgos, pero no ahora.

Tratan de lugares y calles, que cuando nació él, yo llevaba muchos años pasando por ellas. También estoy acabando un trabajo, de cómo era Burgos en mis recuerdos, y no quiero poner más ideas que las que yo guardo.
He estado tentada muchas veces para comenzar la lectura, porque me consta que escribe muy bien, pero podré aguantar la curiosidad durante un tiempo.

Saludos.

Merche Pallarés dijo...

Aún no me han llegado los libros... Besotes expectantes, M.

Hernando dijo...

Llevo las primeras 40 páginas, y ya me emociona el desfilar de Conchita Plaza, con su espalda al aire, por el salón en el Teatro Principal de Burgos,(la descripción del salón (casinos, círculos equestres) y de sus visitantes, me ha recordado mucho las grandes novelas decimonónicas, y el autor ya las indica, La Regenta, Mde Bovary..etc) veo tres mujeres antagónicas entre sí,la tradicionalista margarita María Rosa Urraca, la intelectual Mari Cruz Ebro, y mi favorita de momento Conchita Plaza. Luego tenemos la presentación de un buen ramillete de personajes masculinos, que ya se irán conociendo. Y el espacio, la ciudad de Burgos, tantas veces visitada por mí, y jamás la había leído como espacio narrativo, al estilo de El Hereje de Valladolid,y de todos los ejemplos que nos has dicho, mi orgullo como burgalés a crecido conociendo que también existe un Burgos literario.
Promete y estoy ilusionado en esta lectura. Busco y encuentro a todos los personajes reales en la Web y jamás pensé que en una ciuadad tan austera como Burgos hubiese algún tipo de ebullición que no fuera el religioso o el militar.
Hasta pronto.

Antonio Aguilera dijo...

Esquivias crea su particular Macondo. Sé que me encantará recorrer la ciudad de su mano, ya que hace unos días conocí unos retazos, con aquella nieve y aquel frío...

Espero no quedarme muy rezagado, incluso hoy el laboro no perdona..
Luego leeré atentamente tu entrada y los enlaces.

Ya corro...

Myriam dijo...

Pues te diré que me alegra haber conocido la ciudad de Burgos antes de haber comenzado la lectura de La inquietud en el paraiso.

Besos

Myriam dijo...

ah me olvidaba, muy ilustrativa la entrevista hecha a Oscar Esquivias que enlazas en la entrada. Gracias.

Alimontero dijo...

Querida Pedro, veo que mientras nosotros finalizamos el año, vamos de vacaciones y todo eso, tienes ya bien montado un programa de lecturas y trabajos....;-)
Felicitaciones!!!

Paso para dejarte mi saludo Navideño, que el aroma a turrón, clavos de olor y galletas horneadas,te remonten a esos bellos momentos que cuando niños esta fecha nos abría a la ilusión.

Con gran respeto y cariño para ud mi Maestro querido,

Ali

FELIZ NAVIDAD!!

Burgos al vapor dijo...

Pues llegamos a Burgos en tren de la mano del fotògrafo local Villafranca

en esta dijo...

Me veis con la maleta.

Isabel. dijo...

Felíz Navidad para todos los comentaristas y los que leeis este blog, que tengamos paz y alegría en nuestros corazones. Mi felicitación especial para tí Pedro y también para tu familia. Besos Isabel.

Aldabra dijo...

Muy interesante la entrevista. Ojalá que podamos ver la versión cinematográfica, sería estupendo.

biquiños,

Asun dijo...

Me ha gustado mucho escuchar las explicaciones del autor en esas dos entrevistas.

Al igual que Myriam, me alegro de haber conocido la ciudad con antelación. Soy de las que si conozco los lugares en los que se desarrolla la novela voy recreando mentalmente los escenarios, y al empezar esta novela en el Teatro Principal (aunque no conozco el Salón Rojo) y sus aledaños me ha hecho regresar por unos instantes a ese Burgos que conocí hace tan sólo tres semanas.

Besos

Abejita de la Vega dijo...

El libro de Esquivias tiene un significado especial para los burgaleses. Es tan cercano todo, incluso algunos escenarios de la novela puedo verlos ¡desde mi lugar de trabajo! Y de esos personajes, los tomados de la realidad burgalesa, tengo referencias, aunque no hayan coincidido cronológicamente conmigo. Son algo muy, muy familiar. Y la novela de Esquivias, a pesar de ser ficción,obra de un escritor joven, está en perfecta armonía con nuestra visión pasada y presente de Burgos. Buen escritor y buen conocedor del alma de esta ciudad tan...así.

Muy buena entrevista la que nos has proporcionado, Pedro. Junto con tu entrada, me aclara bastantes cosas...El diccionario de Aldabra, estupendo. Biquiños.

Maritornes se me apareció muy humana, incluso la convertí en enamorada, qué libertades me tomo con Cervantes. Creo que me perdonaría, sabiendo la afición que le tengo a sus personajes secundarios. Ahora estoy con el primer capítulo porque me ronda el "mozo de campo y plaza", ése que no vuelve a parecer. Procuraré seguir el orden, a partir de ahora.

Y estoy también con el libro de mi inquieta ciudad.

Besos


Feliz Navidad

pancho dijo...

Esta tarde he vuelto a leer las primeras páginas de la novela. La novela tiene que ser buena porque aguanta bien la relectura. Además se le saca mucha más sustancia con las aportaciones de los lectores y la lectura mucho más detenida que uno hace si va con miras a escribir algo sobre ella.

Cada vez estoy más seguro del talento del autor, con poco más de treinta cuando lo escribió. Cada página esconde párrafos de mucha altura y sorpresa literaria. Me ha encantado leer que un papa tiene un latín "horrido". También que " los hombres cabecearon unánimes, un poco vacunos, [...]"

Creo que los domingos hasta el día veinte subiré algo sobre la lectura, dejando libre el próximo que estamos de fiesta. Espero haberlo terminado para la fecha.

Un abrazo y que te vaya bien, que siempre será mejor que al pavo de Antonio, que por las horas que son, ya libró por este año.

Cornelivs dijo...

Como me gustaria abrazarte personalmente, querido amigo.

Pero como no puede ser, te mando este ABRAZO virtual, con todo mi cariño.

Hazme un favor: se feliz esta noche.

:)

UN ENORME ABRAZO Y FELIZ NAVIDAD...!!!

Fernando Portillo dijo...

El próximo miércoles día 29, a las 19,30, Óscar Esquivias firmará ejemplares de su última obra, "Pampanitos verdes", en la librería recién abierta por los "Hijos de Santiago Rodriguez" en el Centro Comercial "Camino de la Plata" de Burgos. Será una buena oportunidad para conocer en persona al eximio escritor, para hacerse con su última novela y de paso, para quienes no la tengan, con un ejemplar autografiado de "Inquietud en el Paraíso". No sería tampoco mala idea enviarle uno a Jan Puerta como regalo de Navidad. Creo que todavía tengo su dirección por ahí si es que no se ha mudado.
!Ah! Y aprovecho esta tribuna universal para felicitar la navidad y desear un próspero año nuevo a todos los bloggers bejaranos y del resto del universo mundo que se concentran en plan "Dejeneur sur l'herbe" a las orillas de La Acequia. Un abrazo fraternal para todos y todas de:
Fernando Portillo.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Cuando conozco una ciudad, procuro leer alguna obra a la que haya servido de escenario literario, porque en una novela se encuentran datos, caracteres, impresiones que no aparecen en las guías pero que son tan valiosos como las direcciones de sus museos o de sus monumentos.
Bien hecho, pues, el trabajo de Esquivias

Antonio Aguilera dijo...

Se me ha hecho cortísima la entrevista a Óscar Esquivias en estos dos trozos de video.
Ya me tiene enganchado total, y eso que yo tenía mis reticencias iniciales por un desconocido, al menos por Vandalia.

Creo que voy a hacer buenas migas con esta trilogía.
Esta mañana tempranito me leí 50 páginas (anotando), ¡PERO ME LLEVÓ CASI TRES HORAS BRRRR, Y LA PLANCHA SIN HACER!!

oliva dijo...

(profesor, siento no haber comprado aún el libro... de ahí que no haya venido a visitarle antes; y para colmo, me han regalado Riña de gatos, de E. Mendoza). Lamento haberme comprometido, me conformaré con leer vuestras entradas y publicaciones (he visitado a Aldabra y J.G., al que también está en este club de lectura).

Las ciudades son el alma y la vida de los personajes de muchas novelas. “Las ciudades son un conjunto de muchas cosas: memorias, deseos, signos de un lenguaje; son lugares de trueque, como explican todos los libros de historia de la economía, pero estos trueques no lo son sólo de mercancías, son también trueques de palabras, de deseos, de recuerdos”. Las ciudades invisibles de Ítalo Calvino.

Un abrazo y felices fiestas en compañía de las personas que le quieren.

Martine dijo...

Por muchísimas razones me siento tentada de participar de esta lectura colectiva despues de leer tu Entrada y los comentarios... De la ciudad de Burgos, además, guardo hermosísimos recuerdos y leer en vuestra compañia es un aliciente enorme..
Intentaré sacar tiempo de donde no lo hay.. pero tengo que buscar antes el libro :O..


Besos Burgaleses.

María dijo...

Hola, Pedro:

Deseo que hayas pasado una feliz nochebuena y navidad.

Te deseo una feliz salida y entrada de año nuevo, ójala que todos tus deseos se vean cumplidos en el 2011.

Y que la paz envuelva la sociedad, y abrigue de amor a la humanidad.

Un beso.

Carlos Alberto dijo...

Muy Felices Fiestas! espero que pasaras tambien una gran nochebuena. Un saludo, y feliz entrada de año.

Spaghetti dijo...

Terminé "Inquietud en el paraíso" muy contento del paseo por un Burgos perdido y de sus olvidados personajes. Aunque no entiendo la epidemia entre los escritores por la guerra civil. Me introduje en el purgatorio con "La ciudad del gran Rey" pero al ser otro mundo la cosa cambia. Logré terminarlo a duras penas, mareado de dar vueltas por unas calles cambiantes y unos ambientes agobiantes, claro, estaba en el Purgatorio. Así que con un último esfuerzo, logré llegar a la última página del segundo libro de esta trilogía que me dejó sin ánimos para el tercero.

BIPOLAR dijo...

Es bastante interesante la entrevista que Silencio See Lee le hace al autor.

De las palabras que tenía subrayadas en mi ignorancia, la que más me gusta es ésta: "inmarcesible"

El volapük lo he descubierto por otros derroteros :D :D

Es curioso, el autor se refiere a Viaje al Centro de la Tierra y, sin embargo, a mí me recuerda al arranque de La Vuelta al Mundo en 80 días.