sábado, 18 de septiembre de 2010

Lope, una película insuficiente de Andrucha de Waddington.


No aprendemos. La historia de España está llena de hechos y biografías atractivas que no suelen tener éxito en su traslado al cine. La personalidad, los avatares biográficos y la obra de Lope de Vega tienen una intensidad tan grande que debería hacernos disfrutar cada cierto tiempo de producciones cinematográficas que abordaran todos los aspectos y matices posibles tanto de su vida como de su producción literaria.

Lope es una película que trata de una época crucial en la vida del dramaturgo español: el periodo en el que se decanta por el teatro como forma de ganar popularidad y dinero -que no prestigio literario, que lo daba la poesía-, el paso de la juventud a la madurez y los primeros atisbos de lo que se convertirá en la fórmula que dominará la escena española durante las siguientes décadas, la comedia nueva que, con las variaciones introducidas por los dramaturgos y autores de compañía posteriores, permanecerá en lo sustancial hasta bien entrado el siglo XVIII; el momento histórico en el que queda definitivamente claro que España dejará en pocos años de ser la primera potencia del mundo para ser superada por Inglaterra y Francia: un Imperio en el que se pone en evidencia los pies de barro.

Pero la película se decanta por no reflexionar en serio sobre nada de eso: ni sobre la biografía de Lope, ni sobre su obra ni sobre la España del momento, lo toca todo sin concluir nada. Son tantas las carencias en cada uno de estos aspectos, que alarma que se hayan querido cubrir con publicidad las deficiencias, como si la película fuera buena porque se hablara mucho de ella. El argumento pasa muy por encima sobre todo, dando pequeñas pinceladas que no componen bien el cuadro: finalmente, la obra no es ni un buen biopic ni una buena película histórica puesto que no sirve ni para reflexionar sobre el biografiado ni sobre la época. Quiere ser una reconstrucción de la pasión de Lope por las mujeres y la literatura, pero le falta profundidad para lograrlo, apunta el cambio de estética teatral pero con tan escasos -y hasta erróneos, con falsedades notables- motivos que quedan cosidos con alfileres, pretende retratar la sociedad española del momento pero no pasa de recrear la suciedad y unos pocos tópicos escasamente desarrollados. Eso sí lo hace bien: una excelente reconstrucción del ambiente que le dará premios seguros. Pero esta pretensión de fidelidad en la reconstrucción se da de cabezazos con la infidelidad en el retrato de la psicología de los personajes: no vale lo uno sin lo otro.

A veces quiere ser Cyrano de Bergerac, a veces Shakespeare in Love sin que tenga ni sus buenos guiones ni su magnífica dirección de actores ni su profundidad temática y análisis de personajes. Se queda en culebrón histórico de lujo bien ambientado, que contentará a los seguidores de este tipo de género televisivo.

El argumento se pierde y acaba por no saber dónde va, hay situaciones que se hacen excesivamente largas y tediosas, repeticiones de motivos ya suficientemente desarrollados, etc. Los actores están mal dirigidos y desaprovechados -el reparto es notable, lo que hace más grave el resultado- hasta el punto de que el mejor es un secundario Luis Tosar que ni siquiera está brillante como suele. La cámara tampoco ayuda: exceso de planos cortos sin sentido a la manera de las series televisivas que destrozan a unos actores que no saben muy bien qué hacer porque no acaban de creerse a sus personajes y que intentan tirar de oficio para salir del apuro. Algunos lo consiguen en escasos momentos, como Pilar López de Ayala. Juan Diego tira de todo lo que sabe para salvar algunas secuencias, pero se pierde rotundamente en otras. Miguel Ángel Muñoz está, simplemente, ridículo desde la caracterización física. El protagonista no sabe dónde llevar su personaje: es un actor que sobresale en los momentos más físicos pero no ha interiorizado el papel. Por cierto: destroza algunos de los versos de Lope que recita porque alguien le ha debido decir que no parezcan verso, cuando si algo es Lope, es verso que suena a verso. Véase el soneto con el que termina la película, como ejemplo. Mejor pero falta de altura suficiente para el papel es la actuación de Leonor Watling. Si todos estos actores han demostrado sobradamente su capacidad en otras películas y aquí no, está claro que la responsabilidad se reparte entre los que decidieron del reparto y la dirección.

La película no es más que un largometraje para pasar el rato, entretenido a veces pero ni siquiera siempre, espectacular en la ambientación, pero que no profundiza en ningún tema, que pasa por las cosas importantes de prisa y que ni siquiera sirve para comprender de verdad al personaje que pretende retratar ni la época en la que vivió. Quizá lo peor es que peca de ambiciosa para el resultado final. Tendremos que esperara a otro Lope.

31 comentarios:

Lola dijo...

Es imposible este cine Español, por más confianza que se le da para mostrar que puede hacer las cosas bien, vuelven a meter la pata. Si lo hicieran aposta no les saldría mejor. Buenas noches

Myriam dijo...

Gracias por tu magnìfica reseña. Qué pena tanto material humano, literario e histórico desperdiciado. Una verdadera lástima y gracias porque me ahorras de esta forma que pase un desagradable rato en el cine.

Por cierto, recuerdo tanto Cyrano de Bergerac como Shakespeare in Love, 2 excelentes pelìculas que me agradó visionar.

Besos

BIPOLAR dijo...

Me quedo con algo tan viejo como el mundo porque pensé que no ha cambiado nada y que sí refleja la película:

la necesidad de componer y la dificultad para editar; la pasión desbordada para producir y las penurias personales. El proceso: la vela y la luna.

catarata y sed y en el medio ese vaso que nunca llega.

la presión de hiena del editor sobre el escritor.

Lope estará en boca de todos aunque tratado como un Don Juan y no como un genio. Pero estará.

Nieves dijo...

Todavía no se si la veré. Nunca me guio por las críticas. Saludos.

elisa...lichazul dijo...

pos acá no sé si llegará :)

saludos profe
y salud!!:)P

elisa...lichazul dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
elisa...lichazul dijo...

ahh acá es 18 septiembre 18:36 pm de la tarde:)P

Julia dijo...

Estuve a punto de ir el sábado pasado, pero dije "no", y lo siento, pero el cine español me decepciona bastante. Supongo que esto no es muy popular, pero me aburre terriblemente ese afán por hacer cosas raras o que no acaba de controlar.
Gracias por la crítica, es muy interesante.
Saludos

Myriam dijo...

No conozco a este director brasileño. No he visto ninguno de sus trabajos previos pero para una película sobre Lope de Vega me hubiera gustado alguno de los estupendos directores españoles con los que cuenta el cine español y que ademàs que llevan Lope de Vega en el alma..

Montserrat Sala dijo...

Estupendo profesor! No tenia ni idea de que Vd. fuera tan buen crítico cinematofràfico. Yo no ha vsito la perlículas porque yá unos amigos, me avisaron de su contenido y resultados. No es la primera vez, que el dinero público va a parar en manos que lo diluyen sin más. Una lás tima por todos los conceptos.
Un abrazo.

Txema dijo...

Gracias, ya sé que esta película no la debo ver. ¡Vaya porquería!

De todas formas ya me imaginaba yo que algo de eso habría. Si sale una señora desnuda no hay película.

saludos

Abejita de la Vega dijo...

Lope merece una buena película, ya llegará.

Luis Antonio dijo...

Te agradezco el estupendo comentario sobre esta película porque pensaba verla esta misma tarde. Habrá que buscar una alternativa...

pancho dijo...

Algo debe tener la película porque consigue que se hable de ella, aunque no bien precisamente: “como si la película fuera buena porque se hablara mucho de ella”.

También las malas críticas cuando están bien hechas recaban la atención sobre lo criticado. Habrá que ir al cine a verla. Me llama la atención eso de la recreación de la suciedad como si de Torrente se tratara.

Cornelivs dijo...

Enésima confirmación de un mal endémico.

Un abrazo.

Hernando dijo...

Pensaba ir esta tarde, aunque tenía la mosca detrás de la oreja, esperaré, que la pongan en la tele, aunque me llamaba la atención, por lo que he leído, de la suciedad del Madrid de esa época, que en realidad está rodado en Marruecos.
A mí me gusta el cine español, y le doy mi apoyo, siempre que puedo prefiero ver una película española o europea antes que yankee.
Demos un voto de confianza al cine español, hay directores, guionistas,actores.............notable.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

LOLA, JULIA, HERNANDO: Como sabéis los seguidores actuales, soy un firme defensor del cine español. No estoy de acuerdo en la crítica fácil que se le hace a nuestro cine, sobre todo desde los espectadores que buscan en él lo que da el cine norteamericano y desde los que le piden que compita contra la cinematografía de los grandes estudios, con más medios o con la de otros países europeos que apoyan más su propio cine que España. Por ejemplo, exponiendo el cine en versiones originales y no dobladas, pero también con más subvenciones de las que se dan en España.
En fin, que mis palabras sobre Lope no son una enmienda total al cine español, por supuesto, que no desmerece en nada del que se hace en otros sitios, como muestran los premios que cosechan y que algunos actores aquí tan cuestionados triunfen fuera de forma sistemática.
Para los no habituales de La Acequia, invito a que pinchéis la etiqueta "cine" de mi blog y leáis mis opiniones sobre estas cuestiones.
Gracias a todos por vuestras palabras.

Isabel dijo...

Siento que no sea una gran película, pues él fué un gran artista. Decir que ha muerto Jose Antonio Labordeta, también gran artista y persona. Que la tierra le sea leve, le vamos a llorar todos los aragoneses. Isabel

Anónimo dijo...

Hola,

Estoy totalmente de acuerdo con la descripción de Pedro. Fui a ver la película y me decepcionó muchísimo, toda ella. Es una pena porque han desperdiciado todo el provecho que se le podía sacar.

Lo siento por Lope.

Saludos,
mercedes

MIMOSA dijo...

Tenías mis dudas sobre si ir o no, pues cuando se trata de llevar a la pantalla grande parte de nuestra historia, siempre me deja mal sabor de boca las interpretaciones que se quieren reflejar allí. Es una pena, pues tenemos mucha historia que contar y hay muy buenos directores que saben bien como contarla.
Bueno, que tras tu opinión decido rotundamente el no.
Besos mi querido Pedro.

elena clásica dijo...

Qué pena de producciones que miran a la ambientación fastuosa, con la realización puesta en un premio futuro; que ello se haga burlando la figura de nuestro amado Lope, es doloroso. Me gustó especialmente tu defensa de su grandeza literaria:
"si algo es Lope, es verso que suena a verso".

Ay, nos duele este despropósito.
Te envío, querido Pedro, un gran abrazo.

SRO dijo...

Yo soy guionista y duele especialmente el desaguisado de Lope. Alucino con lo de la lectura colectiva del Quijote. Lástima que me he incorporado tarde y me siento como fuera de juego. Pero me gustaría apostar por el Guzman de Alfarache como próxima lectura colectiva. Saludos

Cecilia Alameda Sol dijo...

La publicidad de la película me hizo creer que era una versión hispana de Shakespeare in love. Y eso me desanimó.

Se busca espectácuo, no historia. Y nada habría que criticar si no intentaran meternos como válido la verdadera la biografía de un personaje tan importante para nuestro teatro.

Asun dijo...

Hoy precisamente, en "Cartas al Director" de un periódico de aquí, vine a hacer una crítica similar a la que tú acabas de hacer, resaltando la poca calidad de la declamación del protagonista, amén de otras cosas.
Dos críticas tan parecidas me hacen decantarme por dejar pasar el tiempo y, si es caso, verla cuando la pasen en TV.

Besos

Gabiprog dijo...

Cuando sientes que el guión no está a la altura y que la elección de actores no es de todo correcta, no hay milagros que valgan.

Esto de querer 'ambicionar' mucho (contar mucho) en una película, empieza a ser un pecado muy habitual.

José Núñez de Cela dijo...

Acabo de verla y no puedo estar más de acuerdo contigo. sólo salvaría a las dos actrices principales y a Juan Diego, la fotografía y la ambientación... magro equipaje para tanta parafernalia publicitaria.
Como dice Cecilia, se busca espectáculo y no historia, pero, visto lo visto, ni eso

saludos

Momar dijo...

Gracias por confirmármelo. Yo ya me lo estaba imaginando, a tenor de lo visto en los anuncios de televisión.

Qué pena que Pilar Miró no creara escuela con "El Perro del Hortelano".

Y no digo más.

Paco Cuesta dijo...

Quien no conozca la biografía de Lope saldrá de la proyección sin saber quién y como era. La imagen que transmite es la de un espadachin ligón que escribe teatro y poesía.
No se que apariencia física tendría Lope en esa edad, pero me da la impresión que diferente. Cierto que tuvo muchas e intensas aventuras amorosas, pero también fué mucha y grande su aportación al arte y no se destaca con igual interés. ¡Comercio!

Aldabra dijo...

pues no tenía ya muchas ganas de verla y con la crítica que has hecho esperaré a verla en vídeo.
bicos,

José Antonio (Joanimiko) dijo...

Aldabra yo te recomiendo que la veas!! Una película no llega nunca o casi nunca a ser un fiel reflejo de la vida de un autor, una obra literaria, etc. Una película es una pelicula y esta se puede disfrutar. Un truco: Déjate asombrar!!
Por otro lado, jajaja a veces pienso que la ignorancia es un don, más se sabe, más se critica y menos se disfruta: "Se ven fallos por todas partes".
A mi también me pasa.

Alatriste dijo...

El viernes vi la película, y no podría estar más de acuerdo. Se queda a medias, no está mal pero faltan cosas.

Otro gran personaje desperdiciado.