lunes, 24 de mayo de 2010

La forma de contrastar dos mundos y noticias de nuestro Quijote.


Es asombrosa la habilidad de Cervantes para darnos todas las pistas de lo que quiere resaltar en una situación sin intervenir en ella como narrador omnisciente. Ya sabemos que el Quijote, vestido con ropas de parodia de historias caballerescas es, en gran medida, una lección de un nueo concepto de narrador. Vemos un ejemplo más en el capítulo de la semana pasada.

Todo la acción se construye a partir de un sutil contraste entre la personalidad del paje (discreto y agudo y con deseo de servir a sus señores) y la de la familia de Sancho Panza., que sirve también para contraponer dos mundos literaturizados a partir de la sociedad española del momento: el cortesano y el popular. En esto también hay un mensaje implícto cervantino, que puede llevarnos a concluir la utilización de pueblo por la Corte.

Es evidente que el paje se cree superior a Teresa y Sanchica y lo demuestra en cada una de las palabras que les dirige. No era fácil su embajada, porque debe ir a un terreno desconocido, pero en cuanto llega a la aldea de don Quijote y Sancho y ve a Sanchica -la descripción es magnífica, sólo superada con la de su madre- entre las mujeres que lavan en el río, siente que puede disfrutar con el encargo. En todas y cada una de sus expresiones juega con la verdad y utiliza los sueños y ambiciones de las dos mujeres, respondiendo a las características con las que el narrador nos lo ha descrito. Así sabe dar apariencia de cortesía sincera a lo que sólo es burla cruel en cada una de las cosas que dice y cada una de las que hace, como cuando se arrodilla ante Teresa o como cuando quiere hacer pasar su forma de tratamiento a las mujeres o los regalos por más de lo que son en realidad.

No le sucede lo mismo con el cura y con el bachiller, con los que debe jugar de otra manera, puesto que aunque sabe que no le pueden desenmascarar directamente tampoco debe mentirlos: por eso juega a confesar la verdad del asunto sin que en sus palabras pueda haber una que le condene. De ahí también que intente rehusar la invitación del cura, aunque no pueda finalmente.

Os animo a mandarme imágenes que reflejen la iconografía cervantino-quijotesca o a que las publiquéis en vuestros blogs, para acumular toda la información posible sobre Cervantes y el Quijote. Sobre todo me gustaría publicar imágenes no usuales, aquellas de pequeños lugares.

También os pido que me remitáis autorretratos quijotescos. Recordad que debéis estar con un ejemplar del libro o en actitud quijotesca.

Noticias de nuestro Quijote


Firvulag analiza un aspecto del Quijote que a mí no se me había ocurrido ver así: las referencias a sus propias obras como cuña publicitaria. Inteligente sugerencia.

Kety
dedica unos buenos versos al pobre gobernador Sancho Panza y sus cuitas en la ínsula que no os podéis perder, como tampoco el poema que dedica a Teresa y sus sueños tan cruelmente favorecidos por la Duquesa y su paje.

Manuel Tuccitano comenta el capítulo desde la intromisión de la burla en la intimidad del hogar de Sancho para, a partir de las cartas que aparecen, comentar con acierto las relaciones del Quijote con los sellos de correo.

Jan Puerta nos regala otra de sus entradas quijotescas: un excelente comentario en el que subraya la crueldad de los burladores, los sueños vanidosos de los burlados y la crítica costumbrista cervantina. Lo ilustra con un gato señorial que bien pudo ser el causante de las heridas de don Quijote y unos curiosos grabados decimonónicos.

Asun se centra en la forma en la que el paje se presenta a las dos mujeres y cómo éstas son descritas por el narrador tanto en lo físico como en sus ambiciones y sueños. No os perdáis las ilustraciones.

Merche Pallarés no puede dejar de odiar a la duquesa y sus trucos manipuladores, pero no se le escapa la simplicidad de Teresa y Sanchica que tanto sueñan ser lo que no serán nunca. Por cierto: en los comentarios encontraréis acertadas disquisiciones sobre las bellotas del capítulo.

Paco Cuesta observa la atención a lo cotidiano del capítulo y quiere analizarlo como un cuento folklórico con bruja incluida. Interesante propuesta.

Pancho analiza la diferente recepción de la embajada y las cartas, en las que centra la estructura del capítulo y el efecto del engaño de las dos mujeres simples que son Teresa y Sanchica. Excelente perspectiva la suya y muy buenas las ilustraciones.

Cosmo comenta los pormenores y señala con acierto el cambio de ritmo narrativo -que ella llama cantarino-. Tiene mucha razón: Cervantes quiere dar variedad al paralelismo de las acciones anteriores.

Cornelivs estudia la carta de la duquesa y sus peticiones y la acción del Duque y concluye condenando la crueldad cortesana que se burla de los pobres inocentes a los que debería proteger. Una cruda realidad social la que nos muestra Cervantes.

Antonio Aguilera comenta, irónico y sabio, cóm llegan las nuevas de la Corte al pueblo... Eso sí, la ilustración que acompaña no sé yo... no sé.

Abejita de la Vega, tras comentar la venganza de una mujeres que se ven traicionadas, ve invadido su ordenador por otro de sus grandes secundarios. No os perdáis la voz de Sanchica, que comenta la llegada del paje en primera persona, y continúa. Después, publica el comentario del Sanchico -gracias a Ele Bergón-, que bien cabreado y con razón, que de él se han olvidado y el narrador manipula la verdad de la acción... Después recuerda cómo nació una idea que actualizaba el Quijote al presente, origen de tanto como nos ha hecho disfrutar: os recomiendo que leáis su entrada para comprenderlo.

Enlace con el índice de nuestra lectura, elaborado por Raúl Urbina : Primera parte y Segunda parte.
Enlace con el blog construido por Manuel Tuccitano expresamente para esta lectura y que puede considerarse un agregador con los enlaces de todos los blogs participantes de forma regular, aquí.
Enlace con el grupo en Facebook, aquí. (Este grupo no sustituye a la lectura en este blog y no estáis obligados a uniros: lo usamos sólo como complemento, para informarnos, preguntar y debatir.)
Enlace con la entrada en la que encontraréis sugerencias si os incorporáis con la lectura ya iniciada, aquí.
Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré. Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.
Vale.

14 comentarios:

CASA DE JAEN EN SANLUCAR DE BARRAMEDA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Como me gusta las referencias de y resumen que haces..ahí están casi todos los fieles...jaja..los "jartibles" como decimos por aquí...un abrazo
El anterior comentario vino de un proyecto que llevamos en mano...ya lo daré a conocer..

Merche Pallarés dijo...

Como siempre excelentes tus análisis de los capítulos y luego los de los lunes. Por ahora ya tengo leidos y resumidos hasta el LIII que dejaré programados porque, como sabes, estaré de mudanza. Me falta visitar a FIRVULAG Y KETY que lo haré esta tarde a mi vuelta de Formentera. Besotes quijotescos, M.

Myriam dijo...

MERCE: Feliz mudanza. Què sea en buena hora y que inicies una etapa de placer haciendo lo que quieres y te gusta. Besos

Myriam dijo...

Que misterioso que anda MANUEL y vaya con sus "jartibles": primera vez que oigo esa palabra...

Y ahora a lo nuestro, PEDRO: De esta delicia de capìtulo que gustaron taaaaanto las partes de Teresa y Sanchica, que no le habìa prestado atenciòn al Paje, hasta leerte.

¡Es increible como cada detalle es importante en el relato de Cervantes!

Los enlaces los leerè con calma ya desde casa.

Besos a ti y saludos a todos los compañeros de lectura y visitantes.

Asun dijo...

El paje, otro burlón del calibre de los duques. Se ha sumado a reírse de la inocencia de la familia Panza.

MERCHE, suerte con esa mudanza y esta nueva etapa.

Besos

Lola dijo...

Te voy leyendo y cada vez me gusta mas la figura de Don Quijote, me voy a animar y pondré una entrada con mi personalidad Quijotesca. Un saludo Pedro

Firvulag dijo...

Hola Pedro:

Me encuentro a 45 capítulos de alcanzaros, lo cual espero que acontezca en Agosto. Mientras tanto quiero dejar constancia de tu excelente magisterio que en lo que a mi respecta ha sido fundamental para comprender esta magna obra. Nos ofreces un trabajo impagable, conseguido a base de constancia y esfuerzo personal, que está teniendo un amplio eco y que no dudo quede como ejemplo de aportación de las nuevas tecnologías a la divulgación de las grandes obras de la literatura universal.

Pero todo esto sería como predicar en el desierto sin la apabullante respuesta que tienes en el colectivo (no nombraré a nadie porque os tendría que poner a todos) con comentarios a tus artículos o con artículos en sus propios blogs, haciendo crecer esta bola de nieve en que se ha convertido tu genial idea. Así que vayan mis felicitaciones a todos los miembros del colectivo.

Por último, Pedro, quiero agradecerte tu cálida acogida, la cual me animó a escribir mis propias aportaciones a este proyecto que tan gentilmente estás reflejando en tus "Noticias de nuestro Quijote".

Un abrazo.

pancho dijo...

El cambio de localización y de personajes le da vivacidad y ritmo narrativo al relato. La descripción de las nuevas protagonistas femeninas de la historia, sobre todo la de Teresa, enlaza con la famosa ambigüedad cervantina, deja la ventana abierta para que sea la imaginación del lector y las notas a pie de página de los expertos las que interpreten la dedicación de las féminas durante la larga ausencia del escudero.

El paje hace su papel de manera admirable, tiene autonomía y capacidad de improvisación. Al fin y al cabo es el primer beneficiario de las consecuencias de la farsa; los duques sabrán de ello de segunda mano, por su transmisión.

Aunque sea repetirme, de nuevo gracias por esta lección, breve pero intensa, de teoría cervantina al más alto nivel adaptado a entenderas medianas. Se aprecia el esfuerzo y la mención gratuita del portalillo propio.

Merche ya esá metiendo presión, va dos capítulos de adelanto.
Un abrazo

Kety dijo...

Insisto, cuánto aprendo con todos, y cuánto difruto, no lo imagináis.
Un abrazo

Abejita de la Vega dijo...

Aprendemos y disfrutamos, como dice Kety. Ese contaste entre dos mundos, queda magistralmente explicado en tu entrada.

Al leer este capítulo,nos imaginamos al paje mirando por encima el hombro a Teresa y su hija...y nos dan ganas de preguntar, a voces ¿De qué va este majadero? No hay animal que, más tarde o más temprano, no se parezca asu amo. Todo se pega menos la hermosura.

Un abrazo y gracias en nombre de sanchicos y sanchicas.

Paco Cuesta dijo...

De las mil y una formas y maneras de entender e interpretar una obra, apuestas siempre por la más didáctica y formativa.
Gracias Pedro

Kety dijo...

Por qué no leeré el comentario antes de publicar DISFRUTARÍA mucho más.

(Disfruto) corregido

BIPOLAR dijo...

Me sorprendió que este paje contestara en latín al cura o al bachiller.