lunes, 26 de abril de 2010

Don Quijote bejarano y noticias de nuestra lectura



En el zaguán del Teatro Cervantes de Béjar, que ya ha protagonizado alguna de las entradas de esta lectura, se encuentra la obra de la imagen, que se presentó a la VI Bienal de Escultura Mateo Hernández, que se convoca regularmente en Béjar con el nombre de quien fuera un ilustre artista de esta localidad. Mostré mi interés por ella en el viaje que hice a Béjar el pasado año invitado por Luis Felipe Comendador y Celestino (nuestro querido Pancho), que tan amablemente me acompañó durante toda mi estancia, recogió el guante. Ha sido él quien encargó fotografiar la escultura -que está en un lugar en el que la posición y la iluminación dificultan la toma de una buena imagen, por lo que es asombroso el resultado de las que aquí publico- a otro de los amigos de Béjar, Manuel Casadiego.

La VI Bienal, según me informa Manuel, coincidió con las celebraciones del IV Centenario del Quijote, por lo que su tema monográfico fue "El mundo del Quijote". Se titula El triunfo de Don Quijote y junto a ella deben pasar todos los espectadores para acceder al patio de butacas. Qué mejor lugar pudo darle una ciudad tan cervantina. Es obra del escultor cordobés Jorge Domínguez Conde.

Con amigos que se vuelcan tanto en este proyecto, se puede seguir en la locura, desde luego. Mil gracias.

Os animo a mandarme imágenes que reflejen la iconografía cervantino-quijotesca o a que las publiquéis en vuestros blogs, para acumular toda la información posible sobre Cervantes y el Quijote. Sobre todo me gustaría publicar imágenes no usuales, aquellas de pequeños lugares.

También os pido que me remitáis autorretratos quijotescos. Recordad que debéis estar con un ejemplar del libro o en actitud quijotesca.

Noticias de nuestra lectura

Antonio Aguilera, en amable conversación telefónica, se disculpa por no intervenir en este capítulo: las muchas obligaciones de la estación le impiden ser lo revulsivo y lateral que quisiera...

Firvulag, que, como sabéis, es la última incorporación pública a nuestra lectura, juega con acierto con la construcción del nombre de Dulcinea a partir de Aldonza. El personaje ausente de la dama y sus muchas trasformaciones a lo largo de la novela cervantina es una de las claves más importantes para la lectura.

Cosmo se acerca al episodio gatuno con mirada triste y señala la crueldad de la broma: como todos los lectores, se apiada del pobre hidalgo.

Merche Pallarés resume las claves de la pesada broma: es de las que más ganas tiene de que abandonen la casa de los Duques.

Jan Puerta se ilusiona pensando que Altisidora pueda sentir algo por don Quijote y acierta cuando ve que la separación de los personajes no puede durar mucho. La imagen quijotesca nos lleva a Chile, enfermos por nuestra lectura. No os perdáis ni el grabado dieciochesco ni el enlace que propone.

Manuel de la Rosa, Tuccitano, comenta la pesada broma y la relaciona, con razón, con costumbres rurales. No os perdáis el regalo que le han hecho sus hijos ni los enlaces de su entrada. El día del libro, cuando camina hacia la inauguración de una librería -¡milagro!-, se encuentra en un acto bien quijotesco que no puede menos que salir aquí.

Pancho, además de comentar el resto de la broma, se fija con mucho acierto en los matices con los que el narrador nos cuenta el tiempo -recordemos que la acción se ha desdoblado.

Paco Cuesta, en su entrada, presta atención a los sentimientos de don Quijote en relación con la fidelidad y desarrolla el tema de la posición de la mujer al respecto en la época de Cervantes.

Asun aprovecha el día del libro y nos regala un Quijote bien actual. ¡Gracias!

Abejita de la Vega comenta el capítulo llenándolo de gatos y cencerros, como corresponde. Después publica la nota del Sanchico, gracias a Ele Bergón: el chaval es una nueva generación en las cosas del amor, hasta que crezca... Pero antes ha hecho un excelente paréntesis para regalarnos un emotivo recuerdo del historiador Manuel Fernández Álvarez, recientemente fallecido y que en sus últimos años se convirtió en uno de los mejores divulgadores de la historia española a través del difícil género de la biografía, enlazándolo todo con la celebración del día del libro.

Enlace con el índice de nuestra lectura, elaborado por Raúl Urbina : Primera parte y Segunda parte.
Enlace con el blog construido por Manuel Tuccitano expresamente para esta lectura y que puede considerarse un agregador con los enlaces de todos los blogs participantes de forma regular, aquí.
Enlace con el grupo en Facebook, aquí. (Este grupo no sustituye a la lectura en este blog y no estáis obligados a uniros: lo usamos sólo como complemento, para informarnos, preguntar y debatir.)
Enlace con la entrada en la que encontraréis sugerencias si os incorporáis con la lectura ya iniciada, aquí.
Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré. Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.
Vale.

16 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Algunos se quedaron por el camino, pero cuando estamos a punto de enderezarlo hacia su final... se aumenta.....un abrazo

Myr dijo...

Me gusta este Don Quijote Bejarano, sobretodo la primera foto. Parece un duende salido de la lámpara de Aladino.

Saludos a ti, al grupo y a todo Bejar.

María dijo...

Me han gustado las imágenes que has utilizado para este post de "El Quijote", Pedro.

Interesantes noticias de los colaboradores en este proyecto.

Un beso.

elena clásica dijo...

Qué fabuloso empeño el de presentar y estudiar la obra cervantina desde diferentes facetas. La locura de don Quijote sigue invicta.
Enhorabuena por tu extraordinaria labor siempre.
Besazos.

Merche Pallarés dijo...

¡Preciosa escultura! y, sí, como dice nuestra querida MYR, se parece a Aladino... ¡Fantásticos los comentarios quijotescos de los colegas! Besotes sanchotizados, M.

Myr dijo...

"duende" quise decir GENIO. Vale

Asun dijo...

Pues sí que parece el genio de la lámpara.
Las fotos están geniales, no se notan nada las dificultades para conseguir una buena calidad. Felicitaciones para el fotógrafo.

Besos

marga dijo...

Paseaba yo pedazo cuerpazo por la Plaza Mayor, cuándo me vi irremediablemente atraída por el escaparate de "Santiago Rodríguez". Allí han preparado un rinconcito dedicado a las versiones infantiles del Quijote.
Púseme a fisgar en el interior, lo cuál ya conllevaba salir con premio.
Aquí tengo mi versión infantil. Si uno logra coger cariño al Quijote en la infancia, sabe dios que cosas será capaz de hacer después.

pancho dijo...

El par de fotos contiene un minucioso trabajo de postproducción, pero el resultado compensa con creces el tiempo empleado. Para mí que el autor de la escultura pretende crear algún tipo de identificación de Cervantes con su criatura, Don Quijote.

Cada vez que veía la escultura siempre me quedaba pensando si era uno u otro. Gracias a la información que aportas sobre título, autor y demás circunstancias ya queda claro.

Cuando se percibe el entusiasmo que pone el coordinador en la aventura, los acompañantes sólo tienen que dejarse llevar por el impulso.
Un abrazo y gracias por la referencia

SAUVIGNONA dijo...

hola pedro te dejo un cariño enorme y valla que sigue expandoendose la lectura del quijote..

besines!
:) sau

Conchita dijo...

Sueño con retomar de nuevo la lectura, y espero que sea pública y participativa. Creo que para mediados de mayo podré. Saludos.

São dijo...

Que interessante!

Quem vai gostar de saber é Desi, que também conheces.

Abrazos, Pedro mio.

Antonio Aguilera dijo...

Espero meter mano al Quijote la semana que viene. Estos pollos y estas cabras, ahora no me dejan.

Que no es repulsivo mi autocalificativo, Pedro, sino revulsivo, y a veces lateral.

¿Verdad que mis gallinas tienen garganta para el bel canto?.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Mil perdones, ANTONIO. ¿En qué estaría yo pensando? Lo corrijo.

Abejita de la Vega dijo...

El Quijote de Béjar parece, como habéis dicho alguno, al genio saliendo de la lámpara. Veo que Béjar es un pueblo muy quijotesco, enhorabuena.

Gracias, Pedro, por tus palabras. Esta vez me ha ayudado el profesor Fernández Álvarez, autor de excelentes y amenas biografías de personajes históricos. Ya no me queda ningún autor vivo, en mi perfil. Pensaré en alguno que lo esté.
Manuel, espero que ninguno nos quedemos en el camino y llegar todos a la meta. Ya queda poco y da penita.

Un abrazo a todos.

BIPOLAR dijo...

La imagen en blanco y negro parece la de un actor declamando. Una escultura muy bella.