domingo, 4 de abril de 2010

Definir el deseo


Es curioso hojear antiguos diccionarios cuando uno ya no sabe definir el deseo, después de darle tantas vueltas. Quizá los académicos, que tanto han trasteado, ayuden. El primer diccionario publicado por la Real Academia (1732) define el deseo como anhelo o apetencia del bien ausente o no poseído, lo cual cabe para cualquier cosa, pero ya les debía rondar el sexo en la cabeza cuando sin necesidad ejemplifican con La Celestina.

En 1791 la definición cambia, aunque se mantiene en la abstracción al hablar de movimiento de la voluntad con que se apetece alguna cosa. Parece que a finales del siglo XIX debatieron sobre el deseo y modificaron sustancialmente la definición en 1884. Casi un siglo de debate para concluir que el deseo es un movimiento enérgico de la voluntad hacia el conocimiento, posesión o disfrute de una cosa. En 1925 se añade la 2ª acepción de desear (anhelar que acontezca o deje de acontecer algún suceso) que, en 1983, se concreta en acción y efecto de desear. En 1984 se añade que el deseo es, además, cosa deseada (que desaparece en 1989 y reaparece en 1992).

Así venimos a la actual definición: 1. Movimiento afectivo hacia algo que se apetece. 2. Acción y efecto de desear. 3. Objeto de deseo. 4. Impulso, excitación venérea (por Venus, la diosa del deleite sexual, aunque vaya uno a saber qué tenía en la mente quien redactó la papeleta correspondiente).

Dando vueltas a todas estas cosas en la cabeza salgo de la boca del Metro madrileño en Callao, miro hacia arriba y me encuentro de nuevo ante todas las incógnitas y ya estoy hecho un lío.

37 comentarios:

Randle dijo...

Es difícil de definirlo ya que eso va en la "prediposición" del momentos por factores externos o internos a nosotros.

Si nos centramos en el post o el la foto el deseo será en escala a la foto más o menos sugerente que cuelgues.

María dijo...

¡Es cierto! hay tantas definiciones... mira yo te puedo dejar aquí otra, pero ressumida en una sola palabra, de lo que creo que es deseo: fuego.

Un beso, Pedro.

Juan Navarro dijo...

Pues ahí al lado de Callao, en la Fnac o La casa del libro, encuentras el María Moliner, donde se dice taxativamente: "Apetito sexual" -¡toma ya!, con claridad y precisión, como hacía doña María-, como tercera acepción, y no incluye la 1ª del DRAE.

Jan Puerta dijo...

Una mujer me pregunto...
¿Me deseas?
.- Si.
Le conteste titubeando por mis diecisiete años recién cumplidos.
Ella, simplemente se desabrocho los botones de la blusa y me dijo susurrando al oído...
.- Entonces no le des más vueltas y déjate llevar.
Desde entonces amigo Pedro, me dejo llevar y que sea lo que el destino tenga a bien sugerir.
Un abrazo

Silvi (reikijai) dijo...

En el contexto del budismo, el deseo es considerado la causa de todo sufrimiento. De hecho, las cuatro verdades nobles definen a la vida como sufrimiento (Dukkha) y al deseo como la causa de esta realidad (Samudaya). Lo que sigue es que para eliminar el sufrimiento es necesario eliminar el deseo (Nirodha) lo cual abre las puertas de la iluminación para quien estuviera dispuesto a seguir un camino espiritual (Magga). Esta mirada negativa del deseo se contrapone con la perspectiva positiva que sobrevuela de un modo u otro a las diferentes concepciones occidentales. Mientras que para occidente, aun con particulares matices, el deseo aparece siempre como un motor movilizador, para el budismo, el deseo simplemente paraliza e impide el progreso espiritual.Una idea mas.Muy buena foto,joven bonita y mucho pastico...Besitos Silvi

Luis Antonio dijo...

Deseo es la apetencia intensa que experimentan nuestros sentidos y nuestro cerebro por algo que, en la mayoría de las ocasiones, es de tipo sexual.

SAUVIGNONA dijo...

estas hecho un lio- y ami resulta que me parecio interesante-

besines pedro..
:) sauvignona

que tengas dias calamdos y calidos

julio dijo...

Covarrubias que no falte:
Desear, tener deseo de alguna cosa; deseado, la cosa que se desea; Don Sancho el Deseado, Rey de Castilla. Deseoso, el que tiene deseo; desiderable el digno de ser deseado.

Myr dijo...

Ya sabes que soy pragmática y fenomenológica para la resolución de incógnitas...


PD. 1- La modelo de la foto tiene las piernas demasiado abiertas para mi gusto.

2- Nos vamos de escursión al norte asi que, besos mios y de Asun.

Caminante dijo...

Definiendo su contrario... la depresión es la ausencia total de Deseo.
Estar vivo es tener deseos, ya sea de tipo sexual, afectivo, de conocimientos, de ensanchar tus horizontes... viajando, viendo, escuchando, tocando, oliendo...
Eso, estar Vivo.
PAQUITA -seguí tu paso visitando a Cosmo/Tere-

Myr dijo...

EXCURSION; dice. vale doble.

Conchita dijo...

No hay definición posible, sólo hay que sentirlo, y mira que hay canciones, textos, libros, poemas, obras de teatro, películas, pero nadie ha conseguido describir en sí lo que es el deseo.
Saludos.

Antonio Aguilera dijo...

Lo de las tildes no pude solucinarlo en este ordenador, pero ahi va la sentencia:
"Dime a quien, o que deseas, y te dire quien eres".

Hernando dijo...

Hay! el deseo es tan "Desigual"
se nota que en muchos ya está haciendo mella la primavera,aunque yo prefiera para desear el otoño.

Deseoso el relato de Jan Puerta y además autobiográfico.

gaia56 dijo...

El deseo va implícito en muchas actividades de nuestra vida y a diario, no nos abandona en este lunes de pascua en el que empieza la seman y la realidad después de unos días de asueto.
¡Buenos deseos!
Un beso.

Juan Luis G. dijo...

Curioso deseo es desear definir el deseo.

Silvia_D dijo...

Y entre lío y lío...
me pierdo, me río
busco y me ofusco

Jajaja Ni idea, Pedro. Pienso que la visión personal de uno, no vale para todos... por muy catedráticos que sean ;)
Desear.... dejarse llevar por la necesidad de poseer algo/alguien y que puede llegar a rallar en la obsesión o quedarse en un simple, ¿sentimiento?.

Lo mío, es la práctica,dejo a los demás la teoría jajajaja

Besos, besos y feliz semana^^

José Núñez de Cela dijo...

Hay ocasiones en que las definiciones ayudan a comprender. En el caso del deseo es mejor sentir, antes que definir, de hecho hay tantos tipos de deseo ...
Otra cosa es el deseo inducido artificialmente, como parece que es el caso de la foto y de la publicidad en general. No hay como el deseo intimo que nace de dentro.
saludos

Silvia_D dijo...

Me encanta ver que tu blog empieza a llenarse de colores y esas fotos de modelos que tanto me gustan... dónde andará la rusa? jajaja

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Pedro, ¡ains...!!!, los deseos, a estas alturas mis deseos son bastante universales y bastante incumplibles, por lo que se queda en eso, solo deseos.
En cuanto a las connotaciones sexuales, a estas alturas, podrian ser perjudiaciales para mi salud, jaja.
Sean como sean, la mitad de este mundo desea unas cosas y la otra, mas de lo mismo, creo que la RAE, u otras entidades, aparte de ser sucintos y modernizar la palabreja, ademas debieran de extenderse en la clase de deseos que el "personal" tiene, por aquello de ver si son de recibo y asequibles.
Agradezco infinitamente tu visita y comentario en nuestra casa, que es la tuya, este es otro de mis deseos para con la comunidad.
Saludos cordiales.
Jesus

Antonio Aguilera dijo...

Muy interesante tu serie de escritos sobre el deseo y etiquetados con esa marca.

Shopenhauer diria que tiene que ver con nuestra pulsion de trascendencia: porque no nos queremos ir de este mundo con las manos vacias.
Yo, que me he criado, cual Sancho, debajo de un chaparro digo que hay "tias" que estan muy buenas jajaja. Senti pulsion de reirme, luego me llamaran viejo verde.

elisa...lichazul dijo...

deseo igual a sed
y no hay más:=)

besitos profe
tenga una buena semana

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

es algo complicado, todo depende del momento y de la persona. un abrazo.

El Ente dijo...

deseo..., lo siento profe estoy igual que tu con la foto..., no obstante "deseo" que sigas escribiendo entradas tan buenas como esta jajajja...

un abrazo!!

Silvi (reikijai) dijo...

Antonio A... Mientras mires y no toques...tu vida no corre peligro.
Los ojos...son para mirar.En cuanto a viejo verde...No.Si un madurito algo baboso.Jajajaja.como decimos aqui en Argentina.
Besitos.Silvi.

BIPOLAR dijo...

¡¡AA!! ¡¡VV!!

El deseo en las mujeres se fragua y se disfruta en la mente. En los hombre corre río abajo.

Anónimo dijo...

Yo quisiera saber si el deseo va en proporción de lo que se carece o va en la forma de ser de la persona. Isabel.

Merche Pallarés dijo...

El deseo al igual que el amor es indefinible... Han existido, existen y existirán miles de definiciones cada cual más estrambótica... Se pueden "desear" muchas cosas pero el sentido mayoritario de esa bella palabra es como la define María Moliner: deseo sexual. Punto pelota. ¡Como se nota que ha llegado la primavera! Besotes deseosos, M.

Merche Pallarés dijo...

La modelo de la foto tiene las tetas operadas... Besotes de nuevo, M.

jg riobò dijo...

Deseo, asalto inconsciente.

Marcelo dijo...

Deseo decirte que tu informe es brillante. Que me hiciste reír con la referencia a "La Celestina" en aquel diccionario, además de tener razón, por supuesto. Y como regalo, el desasne de venérea viniendo de Venus. Cómo fui tan idiota para no habermne dado cuenta solo?
Un abrazo

Nieves dijo...

Deseo: lo que te concede el genio de la lámpara. Pero sinceramente cuando pienso en deseo me tira más la cosa venérea. Un beso.

Aldabra dijo...

por eso yo soy amiga de no poder etiquetas a las cosas porque así no me armo un lío en si se llamará así o asado.

biquiños,

El Deme dijo...

El deseo es una pregunta cuya respuesta nadie sabe, decía Luis Cernuda.

Pilar dijo...

Hay cosas que sólo se pueden sentir, y en cuanto se explican desaparecen, se extinguen. Comprendo que los filólogos y todos los que estudian las palabras han de definirlas y concretarlas en otras palabras...
Pero, lo siento, definir el deseo es como querer explicar a qué saben los besos, por ejemplo...

Anónimo dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Al ver la fotografía he pensado: ¡Vaya, ahí está la chica del cartel feliz y vestida a gusto de Juan, el trabajador de la limpieza -con horario flexible propio- del libro "sERPIENTEs" de Bipolar!.
Ah, y sobre la modelo, coincido con el segundo comentario de Merche Pallarés.

Sobre el deseo, es preciso que pueda ser realizable, como en el caso citado de Juan. Si no, es una pérdida de tiempo.

Saludos. Gelu

Asun dijo...

¿y tan necesario es definir y teorizar sobre el deseo? ¿No será mejor sentirlo y como dice Jan, dejarse llevar? No sé, yo también me hago unn lío.

Besos